jueves, 30 junio 2022

El bitcoin se asoma al abismo: consolida el peor inicio de año de su historia

El bitcoin ha sido, y es, uno de los principales activos de inversión. El pasado año fue una montaña rusa para la criptomoneda. Pasó de superar los 53.000 euros para desplomarse un 50% en el mes de julio, y tras ello ascender hasta alcanzar su máximo histórico (58.323 euros). En ese momento, el porvenir de la cripto reina era tremendamente positivo. Había quienes pensaban que podría acabar el año con un valor de 100.000 dólares. Pero lejos de las expectativas, desde el máximo histórico, el bitcoin no logra remontar

A pesar de que cientos de analistas y expertos del sector criptográfico le daban unas previsiones favorables de cara a 2022, el bitcoin se ha visto sacudido por instituciones y gobiernos. El inicio del año ha sido el peor de los últimos cuatro anteriores. Y es que intentar dar una estimación o una previsión del bitcoin es como echar una moneda al aire. El valor de la cripto va a fluctuar en función de los acontecimientos que rodeen al propio bitcoin. 

LA FED Y KAZAJISTÁN TUMBAN AL BITCOIN 

La nueva política monetaria de la Fed ha sacudido a la valoración de la criptomoneda reina. La Reserva federal estadounidense ha avisado de que reducirá sus inyecciones de liquidez y subirá los tipos de interés. A su vez, la crisis en Kazajistán se ha convertido en uno de los grandes problemas para universo criptográfico en general. El país asiático es una de las principales minerías de criptomonedas del mundo. Representa el 18% de la minería global de criptos. Después de las manifestaciones por el elevado precio de la energía, el gobierno del país decidió cortar internet, entre las múltiples medidas dictatoriales que han tomado. Esto ha perjudicado directamente al minado de criptomonedas y, por ende, a la valoración de estas. 

EL VALOR DEL BITCOIN DESCIENDE MÁS DE 5.000 EUROS DESDE EL 1 DE ENERO

Tras esto, el Bitcoin desciende por encima del 11,41% desde inicios de año, hasta los 36.869 euros actuales. La cripto vale 5.107,51 euros menos desde el primer día de 2022. Y a partir de las manifestaciones en Kazajistán, el bit retrocede más de un 3%. 

EL BITCOIN TIENE MUCHO POR RECORRER 

Ni los analistas ni los inversores contaban con estos dos problemas. Es por ello por lo que hacer una estimación sobre el valor de la cripto, en ciertas ocasiones es puro azar. La volatilidad es una de las características, y para muchos un problema, de las monedas electrónicas. El avance del bitcoin es innegable, y hay quien lo ve como el sustituto del dinero fiat. A pesar de ello, y aunque el bit se haya consagrado como un activo útil, está lejos de poder sustituir al euro o el dólar.

No se puede predecir el valor del bitcoin. Depende de varios factores externos de la economía. Cada día hay nuevas previsiones, y todas son distintas. El pasado mes de diciembre, el CEO Richard Bernstein Advisors afirmó que las criptos son “la burbuja financiera más grande la historia”. En el mismo mes, Ben Armstrong pronosticaba que el bitcoin alcanzaría los 100.000 dólares en el primer trimestre de 2022. Actualmente, tras los primeros 12 días de año, el bit no sale de la tendencia bajista. Jay Hatfield, director ejecutivo de Infraestructure Capital Advisors ha destacado que “el bitcoin podría acabar el año por debajo de los 22.000 dólares“, lo que sería el precio más bajo desde finales de diciembre.

Bitcoin

LAS DUDAS SOBRE EL BIT

Por ahora, parece inviable que el bitcoin pueda sustituir al euro o al dólar. Lejos de cuestiones económicas, la criptomoneda reina no convence a todo el mundo. Suscita dudas y, además, le pesa mucho la etiqueta de la volatilidad. Por otro lado, los más escépticos no terminan de confiar en un activo que no está controlado por ninguna entidad ni gobierno. 

Aunque poco a poco las empresas van adaptando sus métodos de pagos a las criptos, queda mucho camino por recorrer hasta que el mercado termine por equiparar al bitcoin con el euro, dólar o cualquier otra moneda fiat. Es decir, hoy por hoy, no sería apta para uso diario ya que no está aceptada en todos los comercios. 

Y, por último, aunque se tiende a comparar al bitcoin con el oro como reserva de valor y protección ante la inflación, los últimos acontecimientos han tumbado ligeramente esa creencia. La inflación es creciente, y por su parte, la mayoría de las criptos se han devaluado. 

Es innegable que las criptomonedas han venido para quedarse. Tienen potencial de crecimiento, y cuenta con un gran número de adeptos. El bitcoin se ha colado en las economías nacionales, llegando a ser moneda oficial de El Salvador. La creencia general es que 2022 será un buen año para el bit, pero por el momento, no lo es. Está por ver si esto es una situación pasajera, o se confirma el no año del bitcoin. 

Relacionados