sábado, 29 enero 2022

CAF tiene su oportunidad de oro con el mayor accionista de Talgo

CAF prosigue su transformación industrial. Tiene de plazo hasta 2050, con las directrices europeas en la mano, y su apuesta es por el hidrógeno verde, un complemento perfecto al vehículo eléctrico. La compañía presidida por Andrés Arizkorreta García tiene desde hace años una clara estrategia de descarbonización: el tren de hidrógeno. Su hoja de ruta pasa por varios proyectos basados en soluciones tecnológicas y este combustible limpio de cero emisiones.

CAF apuesta por esta energía para propulsar los motores de los autobuses y del ferrocarril y por ello, la compañía tiene planeado invertir en firmas relacionadas con el hidrógeno y el sector ferroviario, entre las que se encuentra Pegaso Transportation International. Ésta es la mayor accionista de Talgo, uno de los principales competidores de CAF y se especula que podría salir del capital de la empresa ferroviaria este 2022.

La compañía vasca ha acelerado su estrategia para convertirse en el principal actor de la movilidad en su sector. Así, ha incrementado sus inversiones para una mejor expansión y abrir el negocio a las nuevas formas del transporte urbano. Sus trenes, por el momento, recorren metros tan importantes como el de Washington, pero también sus tranvías circulan por Sídney (Australia). CAF ha dado alas a su inversión con la adquisición de Solaris, con el fin de reforzar su liderazgo en el sector del autobús eléctrico.

CAF YA HA PUESTO EN MARCHA SU PROYECTO DE TREN DE HIDRÓGENO

A finales de 2021, la Unión Europea escogió el proyecto FCH2Rail, liderado por CAF y en consorcio con Toyota, Renfe, ADIF, IP, CNH2, Stemmann y DLR, para desarrollar el diseño y la fabricación de un prototipo de tren de hidrógeno. Este proyecto cuenta con los fondos europeos y utiliza como base un tren de Cercanías de Renfe.

Para este inicio de año, CAF tiene ante sí una nueva oportunidad de oro para aportar aún más valor a sus acciones. Pegaso Transportation ostenta el 39% de las acciones de Talgo. A juicio de César Sánchez-Grande, analista de Renta 4, existe “un claro encaje estratégico” en acudir a esta OPV al tratarse de un movimiento defensivo para evitar fortalecer a un competidor en España; pero también de “complementariedad de producto entre CAF y Talgo, a la vez de que las sinergias potenciales podrían ser muy elevadas”.

Por el momento, CAF no se ha pronunciado sobre su interés en esta salida a Bolsa, a la espera de confirmarse la misma. La empresa mantiene su proyecto aprobado por la UE y la mirada puesta en Solaris, con una cuota de mercado en autobuses de cero emisiones cercana al 20%.

LAS CIFRAS CLAVE PARA INVERTIR EN CAF

Los expertos de Renta 4, preguntados por INVERSIÓN, indican que CAF presenta una opción de compra a largo plazo. Entre sus razones, se encuentra el “excelente” momento del sector ferroviario con la Asociación de Fabricantes Europeos de Material Rodante (UNIFE), anticipando un crecimiento del 2,3% anual en las las inversiones accesibles anuales de material rodante de cara a los próximos cuatro años.

Además, también hay una buena visibilidad para el sector del autobús eléctrico. En este sentido, se apoyan en los objetivos de las cero emisiones en 2025, cuando más del 45% de los nuevos autobuses urbanos deberán ser limpios. Esta cifra se elevará al 65% en 2030.

Por otro lado, CAF tiene como aliados a las principales autoridades mundiales, que impulsan de forma clara las inversiones para el transporte sostenible. Se espera inversiones cercanas al billón de euros. Las divisiones de mantenimiento también se verán beneficiadas por la recuperación de la movilidad, mientras que habrá una mejora de resultados debido a la elevada cartera de pedidos, que alcanza los 9.738 millones de euros, de los que el 92% corresponde con la división ferroviaria y el resto a Solaris. El pipeline de la compañía también muestra una elevada visibilidad, con más de 7.000 millones de ofertas vigentes.

LAS DESINVERSIONES EN BOMBARDIER APUNTAN AHORA A TALGO

También la posibilidad de un crecimiento inorgánico está encima de la mesa, más tras las desinversiones realizadas en Alstom/Bombardier, competencia directa con Talgo.

Para Victoria Torre, directora de Oferta Digital de Singular Bank, considera que “CAF quiere apostar por la diversificación geográfica y de negocio, adentrándose en el campo de las nuevas alternativas de transporte”. A preguntas de este medio, ha apuntado que “el transporte está llamado a experimentar una profunda consolidación y transformación”. “Una de las alternativas habla de las opciones que podrían desarrollarse entre Talgo y CAF“, ha indicado.

En este sentido, ha destacado que Talgo no lo ha pasado bien durante la pandemia, generando “importantes pérdidas”. “Se especula que en 2022 el accionista de referencia podría salir del capital de Talgo, lo que podría ser una ocasión para CAF, al ser una operación con sentido estratégico”, ha comentado. Por ahora y hasta la confirmación oficial, “se trataría de una opción viable”.

LA RESISTENCIA DE CAF, EN MÁXIMOS HISTÓRICOS

Eduardo Faus, analista de Renta 4, muestra su visión técnica de CAF. A juicio de a nivel técnico, CAF presenta una zona de soporte clave en 32,65 euros, tal y como se aprecia en el gráfico.

Gráfico de CAF con los soportes y resistencias en el valor. FTE: Renta4

“El nivel precede a la zona de 28 euros, referencia a tener en cuenta, aunque de menor importancia respecto al anterior”, ha destacado. Por la parte alta, la zona de resistencia está delimitada entre los 41 y 43 euros por acción desde 2018, que se corresponden con los máximos históricos del valor.

Entre el 40% y 50% de las vías de tren en Europa no están electrificadas y el coste de realizarlo es elevadísimo

Para el analista Diego Morín, de IG Markets, los rangos en la cotización de CAF son más amplios, entre los 44,45 euros y los 21, que actuarían como resistencia y soporte, respectivamente. “Ambos niveles son consideradores como psicológicos para los inversores, ya que desde el año 2010 hasta la actualidad se mantiene cotizando en ambos precios“, ha destacado. Por tanto, si consigue romper la parte superior, “el recorrido que tiene el valor es interesante, encontrándose el siguiente objetivo alrededor de los 54,30 euros”.

TENDENCIA CRECIENTE

La llegada del hidrógeno es un hecho debido a su fuente de energía limpia, la cual es almacenable y sin emisiones, especialmente su capacidad en el sector de transporte. “Estamos ante un mercado que trae una tendencia creciente y con más empresas que apuestan por esta inversión, por lo que el crecimiento en la próxima década será importante. Por tanto, CAF está bien encaminada y se encuentra con un potencial de revalorización interesante de cara a los próximos años”, ha destacado Sánchez-Grande.

A su juicio, el hidrógeno es una “de las claves a futuro”. Y es que, por un lado, va a sustituir a los trenes diésel que circulan por las vías no electrificadas. “Cabe destacar que entre el 40% y 50% de las vías de tren en Europa no están electrificadas y el coste de realizarlo es elevadísimo, por lo que el potencial del tren de hidrógeno es muy elevado”, ha apuntado. Por el lado de autobuses urbanos es ya una realidad, aunque todavía la mayoría son propulsados mediante diésel, otorgando un potencial muy elevado a este tipo de autobuses. Por último, tanto el tren impulsado por hidrógeno como el eléctrico pueden convivir juntos, sin ser necesariamente rivales.

Relacionados