miércoles, 29 junio 2022

Así son las inversiones de Iker Casillas con las que busca mejorar su mala gestión empresarial

spot_img

Es habitual que en el mundo del deporte de élite los deportistas busquen invertir parte de su amplio patrimonio en diferentes activos empresariales. Desde mercados más conservadores como el inmobiliario hasta sectores más emergentes y en pleno crecimiento como el de los e-sports, son focos de inversión para futbolistas, tenistas y otros atletas de alto nivel. En el caso de Iker Casillas, los negocios que ha llevado a cabo a través de su principal empresa no han obtenido buenos resultados en los últimos años, pero el que fuera portero del Real Madrid y de la Selección Española de Fútbol tiene depositadas varias inversiones en empresas emergentes de diferente índole con las que espera cosechar buenos retornos.

A través de su principal sociedad, Ikerka SL, el emblemático jugador mostoleño ha acumulado hasta cinco años seguidos de pérdidas. Con esta empresa, constituida hace más de dos décadas, el exfutbolista gestiona sus derechos de imagen y lleva a cabo diversas inversiones inmobiliarias. Llegó a facturar más de cuatro millones de euros en el año 2013, pero desde entonces las cifras de la sociedad han ido en descenso y desde 2016, año en que salió del Real Madrid y fichó por el Oporto, la compañía declara pérdidas. Asimismo, Casillas gestiona su fundación a través de la sociedad Casillas World, financiada por su marca de ropa 1k, otra sociedad de menor tamaño denominada Ikerfer 1981 para el alquiler de inmuebles y una última que apenas presenta actividad llamada Casillas Fútbol and Marketing 2011.

DE FUTBOLISTA A ‘BUSINESS ANGEL’

Pero no son los únicos negocio que definen Casillas en su faceta empresarial, sino que desde hace tiempo la gestión de su patrimonio pasa por la diversificación de sus inversiones, por eso de que no se deben poner todos los huevos en la misma cesta. Y, gracias a ello, el exfutbolista ha logrado ser protagonista en la participación de algunas startups en auge actualmente, como es el caso de la ‘proptech’ Clikalia. Esta empresa cerró en los últimos días de 2021 la mayor ronda de financiación que se había dado nunca en España, captando un total de 460 millones de euros entre capital y deuda.

Se trata de una startup creada en 2018 y dedicada a la compraventa de viviendas a través de Internet, que pone el foco en la rapidez de los trámites, asegurando una oferta de compra en 24 horas y la realización de la operación en solo siete días. Iker Casillas ha sido uno de los inversores privados o ‘business angel’ que ha apostado por Clikalia desde su creación, junto con otros inversores del mundo del deporte como Rafa Nadal y otros grandes actores del venture capital como el brazo inversor de Santander, Mouro Capital.

Sin duda es una de las apuestas más prometedoras en las que ha invertido Iker Casillas. Clikalia es una de las promesas españolas para convertirse en unicornio y superar los 1.000 millones de valor de mercado y quien sabe si algún día debutar en el parqué, situación de la que saldría gratamente beneficiado el exfutbolista. Y es que la inversión en el sector inmobiliario es una opción que siempre ha gustado al portero, que prefiere depositar sus ahorros en mercados más tradicionales. De esta manera lo aseguró en una entrevista en 2018 para la revista Forbes, donde señaló que él no tiene interés por la inversión en Bolsa, sino que su perfil más “conservador”.

INVERSIÓN EN SALUD

Más allá del ladrillo, Casillas también tiene otros intereses financieros que por causas relacionadas con su carrera y su salud le han llevado a invertir en empresas emergentes con un marcado carácter tecnológico. Así, tras el lamentable accidente cardiovascular que sufrió en 2019 y que le hizo retirarse de forma definitiva de los terrenos de juego, Casillas decidió contribuir con la prevención de este tipo de patologías invirtiendo en Idoven. Es una startup española especializada en el desarrollo de aplicaciones para enfermedades del corazón, que comercializa sus productos con otras empresas y deportistas profesionales.

Idoven cerró en mayo del año pasado una ronda de dos millones de euros y en septiembre logró captar otro medio millón de euros de fondos repartidos por la Comisión Europea. Dinero que la pequeña empresa utilizará para crecer en un sector donde cada vez se invierte más capital privado. Meses después, Casillas acudió a la Web Summit de Lisboa para dar a conocer la startup, evento en el que ratificó la importancia de la prevención de enfermedades cardiovasculares. “Cuando tuve mi infarto hace dos años, no me lo podía creer. Todo pasó tan rápido que me costó comprender lo que me había sucedido. Es una patología que afecta a millones de personas y la prevención es un factor clave para acabar con este problema”, aseguró.

ACELERADORA DE STARTUPS

Y, como no podía ser de otra manera, la inversión en el mundo del fútbol es también parte fundamental de los negocios del exjugador. De este modo, Casillas se convirtió en octubre del año pasado en uno de los líderes del proyecto empresarial Sportboost, aceleradora de startups que cuenta con el apoyo de la escuela de negocios ESIC y de LaLiga para asesorar a compañías tecnológicas con potencial en el ámbito deportivo. De hecho, la aceleradora ya tiene a una de las primeras promesas del mercado, de la cual también ha participado como inversor el propio portero, además de otros personajes del mundo del fútbol español como Xavi Hernández y el excandidato a la presidencia del FC Barcelona Víctor Font.

Se trata de la startup Kognia, que propone un modelo de análisis estadístico aplicado al fútbol. La empresa ofrece un análisis del rendimiento deportivo mediante el uso de la física, el ‘deep learning’ y la inteligencia artificial (IA). Kognia opera a través de la sociedad Optima Sports y vende sus servicios tanto a clubes profesionales y ligas, como a asociaciones, academias de fútbol y empresas de comunicación por una cifra mínima de 40.000 euros.

Pero no es la única empresa por la que la aceleradora ha apostado, sino que el negocio de los drones aplicado al fútbol también parece tener un gran atractivo y la española Fly-Fut es la elegida. Esta startup está especializada en realizar protocolos y en la grabación de partidos de fútbol a través de drones, tanto para competiciones profesionales como de nivel amateur. Entre los accionistas también se encuentran otros exfutbolistas como Fernando Hierro y la valoración de mercado la sitúa en los 12,6 millones de euros. Clubes como el Atlético de Madrid o el Leganés han contado con sus servicios.

Todo un negocio para un deporte en el que cada vez hay mayor demanda de mejoras tecnológicas y técnicas para abordar de forma científica el rendimiento de jugadores y equipos. Meses previos a este proyecto, el exfutbolista ya había iniciado otro periplo empresarial relacionado con el fútbol. Así, en marzo de 2021 inscribió en el Registro Mercantil la sociedad Iker Casillas Academy SL cuyo objeto es la formación y el desarrollo deportivo en niños y adolescentes a través de cursos y actividades presenciales y online.

Desde que dejó los terrenos de juego Iker Casillas se ha dedicado plenamente al mundo empresarial y, a pesar de los malos resultados cosechados en los últimos años a través de su principal sociedad, el exfutbolista tiene esperanzas en que alguna de sus inversiones en talento emergente se convierta de promesa a realidad. Solo el tiempo dirá si sus habilidades financieras están a la altura de las que demostró durante su carrera como portero en la élite del fútbol.

Relacionados