jueves, 30 junio 2022

La innovación lo es todo: estas son las claves de la inversión en patentes

spot_img

Las patentes son uno de los puntos diferenciales de cualquier empresa. Se trata de la herramienta que puede catapultar a una compañía al éxito, ubicarla en el mercado, y acreditarla como la creadora de un instrumento original. Las empresas tienen el deber de reinventarse, estar al día y, sobre todo, ser originales de cara a los clientes y los inversores. Y es ahí dónde las patentes juegan un papel fundamental. 

Tener la capacidad de crear algo que puede ser necesario en un futuro inminente es costoso. Es por ello por lo que generalmente las empresas suelen recurrir a inversores para paliar los gastos de investigación y desarrollo. Dicho esto, la relación entre patentes e I+D+i es sumamente estrecha. 

Las empresas son conocedoras de lo importante que es ser original y pioneras en algo. Por ello las patentes son necesarias. Y a lo largo del tiempo, se ha visto como estos derechos son uno de los vehículos de inversión más lucrativos del mercado. Como cualquier inversión, cuenta con riesgos. No todas las patentes funcionan igual, o tienen la misma aceptación. Aún eso, si acertamos en nuestra selección, la rentabilidad está asegurada.

¿POR QUÉ SON IMPORTANTES LAS PATENTES?

Las patentes son necesarias en el mundo empresarial. Se trata del calificativo que asegura que una creación es fruto del trabajo de una compañía. Digamos que es un distintivo que promueve la investigación, el desarrollo tecnológico e impulsa la generación de nuevos productos. Y para las empresas, puede ser la forma de obtener beneficios (a través de su comercialización).

patentes
Oficina española de patentes y marcas

LOS SECTORES QUE MÁS PATENTES HACEN  

Las patentes tienen cabida en cualquier compañía, indistintamente del sector al que pertenezcan. Aún eso, es cierto que hay determinados sectores en los que este derecho exclusivo puede generar más beneficios para una empresa y, por ende, para el inversor. 

El farmacéutico, el tecnológico y el de la moda son tres sectores donde las patentes tiene un papel crucial. Ser pionera en la creación de una nueva tecnología significa ir un paso por delante que la competencia. En un sector como el tecnológico es indispensable reinventarse día tras día. La competencia es feroz, por lo que las empresas tecnológicas invierten gran parte de los beneficios a la investigación y desarrollo de nuevas aplicaciones, inteligencia artificial etc. En España hay una gran cantidad de cotizadas del sector en las que invertir: Aterneal Mentis, Catenon, Altia, Facephi… 

Por su parte, el farmacéutico ha copado el mercado en los últimos dos años a raíz de la crisis sanitaria. Aún eso, siempre ha sido un sector caracterizado por la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos, vacunas o medicamentos. La realidad es que el farmacéutico tiene una estrecha relación con el tecnológico. Juntando ambos, llegamos a la biotecnología. Y en este campo, las patentes son indispensables

EN 2020, EL SECTOR QUE MÁS PATENTES HIZO EN ESPAÑA FUE EL FARMACÉUTICO

La mejor prueba de que las compañías necesitan capital externo para llevar a cabo sus proyectos ha sido el desarrollo de la vacuna contra la Covid-19. AstraZeneca ha sido una de las farmacéuticas que más se ha involucrado en la creación de una vacuna. Pues bien, The Guardian reveló que el 97% de la vacuna ha sido financiada con dinero público, de los cuáles 45 millones de euros provenían de fondos públicos. Aún ello, es la firma inglesa la que tiene la patente. 

En España hay una gran cantidad de empresas cotizadas en las que podemos invertir: Grifols, Rovi o Almirall son algunas de ellas. 

Por último, la moda es uno de los sectores que siempre ha tenido protagonismo en el mercado. En España, la compañía con mayor valor bursátil es Inditex y se dedica al mercado textil. Lejos de las fronteras nacionales, hay varias firmas del sector que tienen gran protagonismo bursátil. Por ejemplo, en Francia, Hermes se ha convertido en la empresa que más se ha revalorizado durante 2021. 

¿QUÉ HACE QUE EL INVERSOR SE FIJE EN UNA PATENTE?

Las patentes no son sólo necesarias para que la competencia no te “robe” una idea o copie un determinado invento. También sirve como protección para los inversores. Es decir, las personas que apuestan por una empresa esperan que la compañía patente cualquier producto para salvaguardar su inversión. Las patentes dan seguridad al inversor.

Tras ello, los inversionistas siguen una hoja de ruta marcada por distintas características que hacen que apuesten por una patente u otra. En primer lugar, la innovación es clave. Es decir, la complejidad de inventar algo es que tiene que ser diferente. Hoy en día existen cientos de productos y tecnologías desarrolladas. Es por ello por lo que al inversor le llamará más la atención un producto novedoso y nuevo, antes que una actualización de algo inventado.

EL INVERSOR DEBE ELEGIR BIEN EN QUE PATENTE INVERTIR: LA PACIENCIA Y UN BUEN RASTREO DEL MERCADO SON CLAVE

El alcance territorial de la protección es otro de los puntos fuertes a la hora de invertir. Es decir, si la patente solo tiene alcance en un país, no será igual de rentable que si la cobertura es global. De esta forma, nadie puede copiar o imitar una creación. 

Además de estos dos puntos, Patentes y Marcas añade que la fortaleza de la patente, el tamaño de mercado y el valor económico de la misma son otras características que el inversor debe tener en cuenta a la hora de invertir en patentes. 

LAS PYMES SON UNA BUENA OPORTUNIDAD 

Aunque es cierto que invertir en grandes multinacionales es más sencillo, las pymes son una oportunidad de mercado. Las firmas globales tienen un alcance superior, además de un músculo financiero mayor, por lo que tienen más facilidad de desarrollar un nuevo producto/tecnología y patentarla. A pesar de ello, las pymes son una buena oportunidad. El inversor debe rastrear el mercado en busca de la compañía que quiera innovar y crecer. 

Que una pyme acierte con una creación significa hacerse un hueco en el mercado. Si el inversor apuesta por esa determinada empresa, obtendrá una rentabilidad mayúscula. Los problemas: la dificultad que conlleva encontrar a una pyme que quiera desarrollar algo propio y tenga éxito, y por la cantidad de dinero que inviertes. Estas empresas necesitan una inversión mayor, ya que cuentan con menos liquidez.

Las patentes son un vehículo de inversión rentable. Muchos consideran que es una de las inversiones más lucrativas. Cuenta con ciertos escollos que la convierten en una apuesta más compleja. La paciencia y un buen rastreo de mercado son claves para que el inversor triunfe.  

Relacionados