jueves, 01 diciembre 2022

IAG: entre el optimismo de Londres y la cautela por las rutas transatlánticas y Air Europa

El holding británico-español encamina varias semanas de tendencia alcista en el Ibex 35, rozando la barrera psicológica de los 2 euros por acción. El mayor optimismo para IAG viene desde el aeropuerto de la ciudad de Londres, donde su director ha asegurado que este año prevén que la recuperación de vuelos alcance niveles previos a la pandemia. Por el contrario, un informe de Bank of America emitido recientemente sobre la aerolínea pone cautela de por medio debido a la situación de los vuelos transatlánticos y la operación con Air Europa. Mientras, IAG sigue siendo uno de los valores destacados en el índice del selectivo español en este comienzo de año.

Desde los mínimos anuales que la compañía tocó a mediados de diciembre en los 1,48 euros por título el despegue de la aerolínea ha sido notable, hasta elevarse a los actuales 1,98 euros, revalorizándose un 27%. Una tendencia alcista que ha mantenido desde el comienzo de 2022, con subidas acumuladas del 16,9%. La situación en cuanto a los contagios por covid-19 y las restricciones sigue siendo la tónica que marca las pautas en el sector turístico, pero en el caso de IAG el optimismo sigue imperando en el camino bursátil de la firma.

OPTIMISMO EN LONDRES

Una de las principales razones ha sido la esperanza que ha reflejado en sus declaraciones el director del aeropuerto de la ciudad de Londres, Robert Sinclair, en una entrevista con el Financial Times. Sinclair ha dicho sentirse “muy optimista” con la recuperación de la industria de los viajes por la variante ómicron. “Dos años después de esta pandemia, creo que con suerte estamos comenzando a ver el final de la misma… Es de esperar que el mensaje del gobierno sobre vivir con Covid esté resonando en la gente”, ha asegurado el directivo.

El aeropuerto londinense ostenta la mayor proporción de viajes de negocio de Reino Unido y es una de las piezas clave para la recuperación de IAG. Solo 714.000 pasajeros usaron el aeropuerto el año pasado, lo que supone menos del 15% de los niveles previos a la pandemia (2019) y menos incluso que los 905.000 viajeros registrados en 2020. En este sentido, Sinclair ha asegurado que los vuelos de negocios o corporativos “volverán a los niveles previos a la pandemia, pero llevará más tiempo (que los viajes de placer)” a lo largo de este año.

Además, British Airways anunció la semana pasada que lanzará cuatro nuevas rutas este verano para atraer a más pasajeros turísticos. Los destinos incluidos en las nuevas rutas serán Barcelona, ​​Luxemburgo, Milán y Tesalónica, todos ellos desde el aeropuerto de London City. Las rutas a Luxemburgo y Milán contarán con vuelos diarios y darán comienzo a partir del 27 de marzo. La ruta a Tesalónica será de frecuencia semanal y comenzará en 18 de junio y finalmente la de Barcelona, con seis frecuencias semanales, empezarán a partir del 19 de junio.

RUTAS TRANSATLÁNTICAS

Aunque el segmento de mercado londinense es importante para la aerolínea, las rutas transatlánticas son fundamentales en el negocio de la compañía. Un mercado al que más que el optimismo, le sigue la cautela por la evolución de las infecciones y el miedo a más restricciones. De este modo lo reflejó en un informe Bank of America (BofA) recientemente, donde rebajaban la recomendación de la aerolínea a neutral y su precio objetivo desde los 240 a los 180 peniques.

Los analistas de la entidad norteamericana han tomado esta decisión porque creen que las perspectivas a corto plazo no son las esperadas y la recuperación se retrasará. Sin embargo, sí estiman que a medio plazo IAG pueda recuperarse dado su fortaleza y el gran potencial que mantiene en las rutas transatlánticas. A pesar de ello, creen que la recuperación se verá retrasada por la desaceleración en la demanda y afectará a las entradas de caja a nivel transatlántico.

“La reciente flexibilización de las restricciones de viaje deben ser positivas para las reservas, pero esperamos que enero y febrero sigan siendo planteando desafíos, especialmente para los viajes corporativos”, han asegurado los expertos del banco estadounidense. Por lo que la cautela es lo que de momento se impone en este segmento de mercado tan importante para IAG, frente al optimismo recibido por parte de las autoridades británicas.

COMPRA DE AIR EUROPA FUNDAMENTAL

Asimismo, la operación de compra de Air Europa que no se llegó a realizar es otro de los puntos negativos que BofA encuentra en el proceso de recuperación de la compañía. En este sentido, los analistas de la entidad hacen hincapié en que en la operación por la que IAG ha terminado abonando 75 millones de euros a la familia Hidalgo por no hacer efectiva la compra de su aerolínea sigue sin tener una resolución.

Pero las últimas informaciones apuntan a que el Estado está barajando la posibilidad de entrar en el accionariado de Air Europa adquiriendo una participación del grupo. Así lo dejó caer la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación digital del Gobierno, Nadia Calviño, en una entrevista para Bloomberg, donde aseguró que “estamos explorando todas las opciones disponibles”. Una entrada en el capital de la aerolínea que podría llegar a ser del 40%.

Y a este respecto se ha pronunciado el lunes el presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, quien ha afirmado en un foro organizado por Hotusa que de no producirse la fusión «se reducirían las posibilidades de desarrollo del hub y de acceso a los mercados de los consumidores», tal y como recogen diferentes medios. Del mismo modo, el directivo ha señalado que «estamos jugando el partido y no tenemos claro el desenlace», y que desde la aerolínea siguen pensando que la consolidación es positiva y el proceso de fusión con Air Europa es «fundamental».

Relacionados