viernes, 01 julio 2022

Shiba Inu se debate entre rumores positivos y un cruce de acusaciones a CoinMarketCap

La criptomoneda del meme, shiba inu, se encuentra en una clara tendencia a la baja a largo plazo. Sin embargo, a corto plazo trata de salir al alza en su patrón de cuña descendente, que marcaría un suelo de mercado. La criptomoneda basada en el popular meme del perro japonés ha tenido que lidiar entre rumores positivos y un cruce de acusaciones hacia CoinMarketCap.

Por un lado, el portal Zerohedge.com volvía a soltar el mismo rumor que corrió en el mercado a principios de diciembre del pasado año. “La plataforma Robinhood listaría a shiba inu para colocarla en Bolsa“. Una declaración que no citaba fuentes oficiales ni tampoco de dónde provenía la información. Aún así, daba incluso fecha, este próximo mes de febrero. En diciembre fueron más prudentes “las fuentes anónimas” al asegurar que cotizaría en el primer trimestre de este mismo año.

La plataforma Robinhood listaría a shiba inu para colocarla en Bolsa

Sin embargo, el CEO de la cotizada en Wall Street, y que se encuentra en mínimos históricos, Vlad Tenev, negó de forma tajante la mayor en el popular programa de Jim Kramer. “Ni hay planes ni cotizará a corto plazo” fue su respuesta.

EL RUMOR SOBRE SHIBA INU PODRÍA CONFIRMARSE EL PRÓXIMO 27 DE ENERO

Sin embargo, el rumor podría tener cierta credibilidad por la urgencia de Robinhood a incrementar sus ingresos. En el mercado, todo apunta a un movimiento de calado para lograr un mejor resultado este año tras un más que dudoso tercer trimestre, según apuntan expertos consultados por INVERSIÓN. El próximo 27 de enero dará a conocer sus cifras anuales y a tenor de lo ocurrido en su cotización, la necesidad es imperiosa. Las acciones de Robinhood salieron el pasado año a un precio de 38 dólares, apenas unos meses después, se desploman más de un 60%.

Shiba Inu pretende superar a dogecoin

Estos rumores no han desatado la euforia para la cotizada en el Nasdaq. Sin embargo, los inversores en Shiba Inu han dado alas a sus propias teorías para adentrarse aún más en esta criptomoneda, pese a los peligros que conlleva la tendencia bajista de largo. En apenas unas horas, el meme de la raza de perro japonesa se revalorizaba un 30%, pero desde máximos el desplome alcanza el 70%. No es de extrañar estas subidas y bajadas tan vertiginosas en una criptomoneda cuyo valor es de unos 0,00003050 dólares. Las subidas, además, venían con un volumen a la baja en las operaciones.

EL TOKEN SHIBA INU, AÚN LEJOS DEL DOGECOIN

Pese a que se esperaba que la tendencia se mantuviera, Shiba Inu chocaba reiteradamente con los 0,00003228 dólares. Este precio provoca fuertes ascensos y descensos cuando las fluctuaciones son pequeñas. Por el momento, la criptomoneda continúa atrapada en este canal, a la espera de volver a ver niveles más elevados. Su capitalización alcanza los 16.500 millones de dólares

En caso de romper al alza, podría triplicar su valoración y poner rumbo a los tan ansiados 0,00008000. Los inversores, sin embargo, podrían encontrarse con niveles más bajos aún en caso de decantarse por la tendencia bajista, para alcanzar un soporte en los 0,00002350.

LÍO ENTRE LOS DESARROLLADORES Y COINMARKETCAP

La cotización de este token en Robinhood, la plataforma nacida para arruinar a los hedge funds y que no cobra comisión alguna, podría ser una buena noticia para los inversores. Por el momento, la moneda sí tiene aprecio para mantenerse en las billeteras virtuales, al alcanzar un mantenimiento de 32 días. Es decir, los inversores acaparan dicha cripto y hay quien la compara con el dogecoin, aunque la capitalización de esta última es de 23.500 millones de dólares.

Por otro lado, no todo eran buenas noticias sin confirmar para shiba inu. Los promotores del popular meme alertaban al mercado que CoinMarketCap había publicado tres direcciones de contratos falsos. Éstos afectaban a blockchains de Terra Luna, Binance Smart Chain y Solana. El equipo de desarrolladores aseguró que las direcciones eran peligrosas al no ser seguras. Además, afirmaron que CoinMarketCap se había negado a corregir este error.

Las direcciones de los contratos, sin embargo, continúan visibles. Según CoinMarketCap, estas direcciones facilitan las transacciones y afirman que desde shiba inu no se pusieron en contacto con ellos antes de soltar las acusaciones. En Twitter, los desarrolladores mostraron su ironía contra los desarrolladores.

Relacionados