sábado, 25 junio 2022

BBVA afronta sus resultados anuales en pleno subidón bursátil

Comienza el nuevo año y las empresas se preparan para entregar resultados del cierre de 2021. En este caso BBVA presentará los resultados del grupo el día 3 de febrero de 2022. Vale la pena retomar algunos resultados que Carlos Torres, presidente de BBVA y Onur Genc su consejero delegado, presentaron a la junta general con cierre a septiembre de 2021. El Grupo BBVA presentó un beneficio atribuido de 3.311 millones de euros para los nueve primeros meses del año pasado lo que demuestra una considerable mejora dado que para el año 2020 sufrió unas pérdidas que alcanzaron los 15 millones de euros en comparación al mismo periodo de 2020.

Por otro lado, el beneficio recurrente alcanzó los 3.727 millones de euros lo que representó en dicho momento un +85% de incremento frente al año anterior. Una vez entregados esos resultados, las acciones de BBVA impactaron hasta un 6% llevando su precio a rozar niveles de 2018 y cerca de un 20% por encima de los precios previos a la pandemia.

Sin embargo, el impulso de los resultados financieros no fue suficiente para realizar la ruptura de la resistencia macro que la acción de BBVA tiene de frente en inmediaciones de los 6,4 euros que corresponden al vértice de un cierre de ciclo de gráfico mensual de febrero de 2013 siendo su resistencia más importante.

Una vez rechaza las áreas de resistencia, el precio realiza giro bajista con ruptura sólida de la última directriz alcista llevándose los soportes más inmediatos de junio y agosto de 2021. Al mismo tiempo, el precio realizó la ruptura sólida de las medias móviles exponenciales de 50 y de 250 periodos ejerciendo presión para ir a visitar el área de regularidad en el 61,8 de retroceso de Fibonacci de la última extensión trazada desde inicio de año hasta el máximo logrado en noviembre pasado.

El precio se apoyó en el área regularidad donde realizó una estructura similar a un truco, dando idea de un posible retroceso alcista con el que ha logrado revalorizarse el 20,8%. Este movimiento podrá presentar en el corto plazo un retroceso para continuar la senda alcista en busca del máximo anterior de noviembre de 2021 arriba de los 6,2 euros lo que representa una revalorización adicional del +8,8%.

No obstante, si el precio logra realizar la ruptura sólida de la resistencia macro arriba de los 6,5 euros, probablemente y apoyada de los resultados de cierre de fin de año, irá a buscar de seguro los máximos de mediados de 2017 ubicados en 7,9 euros por acción lo que representa una revalorización de más del 45% estimado en el corto o mediano plazo.

Relacionados