martes, 28 junio 2022

El gran milagro del café gracias a la crisis energética

spot_img

El café es uno de los productos básicos de nuestro día a día. Se trata de una de las bebidas más consumidas a nivel global. Tanto es así, que el consumo anual supera los 150.000 millones de euros. Y es que el café es una constante en nuestros días. A cualquier hora va a haber a una persona tomándose una taza de esta amarga bebida. Para muchos, es la gasolina del cuerpo. Además de ser un producto esencial en muchas casas, es un activo de inversión rentable

Esta materia prima se ha revalorizado por encima del 96% desde inicios de enero de 2021. Un crecimiento que supera al que experimentó el petróleo a lo largo del pasado ejercicio, que se ha revalorizado casi un 60%. El precio del café ha empequeñecido la revalorización de otras materias primas como el aluminio, el cobre o el aceite, entre muchos otras.

Es por ello por lo que el café es un vehículo de inversión rentable, sobre todo a largo plazo. La realidad es que es un producto que cuenta con una demanda estable, que, además cuenta con previsiones de crecimiento para este año. El precio actual del producto (sacos de 100 kg) es de 242,43 dólares. Es decir, casi 120 dólares más con respecto a enero del pasado año. De esta forma, el café es la materia prima que más ha crecido en los últimos doce meses. 

¿POR QUÉ EL CAFÉ HA CRECIDO?

Las circunstancias, a pesar de que han sido adversas para la mayoría de los sectores, han favorecido a la valoración del café. El precio de venta se ha encarecido, lo cuál ha perjudicado a los consumidores. Pero, por el contrario, ha beneficiado a los inversores de esta materia prima. 

BRASIL, CON UN 35%, ES UNO DE LOS MAYORES PRODUCTORES GLOBALES DE CAFÉ

La crisis energética ha sido uno de los escollos para las economías nacionales. A pesar de ello, y contra pronóstico, se ha convertido en el aliado de los inversores en café. El gas, que sigue a unos precios desorbitados, es necesario para tostar este producto. De esta manera, el procesamiento del producto se encarece. 

Además de ello, los inversores se han visto beneficiados por las inclemencias meteorológicas en los países productores de café. Por ejemplo, Brasil es uno de los principales productores de la materia prima. El país latinoamericano produce el 35% del café a nivel mundial. Y en este país, tanto las heladas como la sequía ha perjudicado a los cultivos de la materia prima. Es por ello por lo que es precio ha crecido exponencialmente.

La creciente inflación es otro de los puntos clave para entender la subida en los precios de las materias primas. 

DEMANDA ESTABLE Y VALOR AL ALZA 

A pesar del creciente valor del café, el consumo global ha crecido casi un 2% con respecto al 2020. La International Coffee Organization (ICO) estima que el consumo mundial de café se estima en 167,15 millones de sacos. 

Café

En España, se consume unos 4 kilos y medio de café por persona, lo que equivale a tres tazas y media por persona, según datos de Cafemealist. Atendiendo a esto, la demanda no sólo es estable, sino que prevén que suba a lo largo de 2022. Además de ello, aunque el valor del café ha descendido ligeramente a comienzos del presente año, las previsiones apuntan a que el precio de la materia prima siga creciendo. Por lo que se unen demanda estable y aumento del valor.  

Los expertos consideran que, aunque sí es una materia prima volátil en su valoración, ofrece oportunidades de inversión. Es una inversión rentable a largo plazo, aunque gracias a la volatilidad, los inversores de corto y medio plazo pueden sacra tajada. 

¿CÓMO INVERTIR EN CAFÉ?

La inversión en café ofrece múltiples opciones para apostar por esta materia prima. Además de existir varias empresas cotizadas que de dedican a la comercialización del café, hay mercado de inversión específicos. El New York Board of Trade, la Bolsa de Cereales de Tokio o London International Financial Futures and Exchange, son algunos de ellos. 

LOS CFDs SON LA MANERA MÁS FLEXIBLE DE INVERTIR EN CAFÉ

Por otro lado, algunas de las empresas dedicadas a la distribución del café, y que además cotizan en Bolsa, son Nestlé o Starbucks. La primera de ellas no ha comenzado el año con buen pie. Aún eso, Nestlé, que cotiza en el mercado de valores de Suiza, crece más de un 4% en los últimos seis meses.

Starbucks por su parte cotiza en el NASDAQ estadounidense. La que es la comercializadora más grande de café a nivel global arrastra la tendencia bajista desde hace más de un año, situación totalmente opuesta a la del valor del café. 

Otra forma de invertir en café es través de CFD (contratos por diferencia). Es la manera más flexible de invertir ya que no importa si el valor sube o baja. Lo único que tiene peso para el inversor es si acierta con su pronóstico

El café es la materia prima que más ha crecido en el último año, y se postula como uno de los vehículos de inversión más rentable a largo plazo. Cuenta con una demanda estable, además de que el consumo es creciente. El valor del café va ‘in crescendo’, y por el momento las previsiones apuntan a que seguirá al alza.  

Relacionados