martes, 17 mayo 2022

La ruleta rusa del petróleo: de los problemas de abastecimiento hasta su máximo histórico

spot_img

Los inversores en petróleo están viviendo una de las semanas más caóticas que se recuerde. En apenas cinco días, la volatilidad se ha apoderado del precio del barril de petróleo, en medio de las tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania, y las decisiones de los grandes organismos. El precio del petróleo no deja de sorprender. Desde el 1 de diciembre (momento de la última caída), el valor no ha parado de subir. Concretamente, ha pasado de los 68 dólares hasta los 89,92 dólares actuales. Un ascenso del 32,2% en un mes y medio. 

Pero si acotamos más el tiempo, la presente semana está siendo una locura, además de por el precio del petróleo, por todos los acontecimientos que han girado en torno a la fuente de energía. De hecho, la correlación entre su alto precio y los acontecimientos que oscilan en torno al petróleo es estrechísima.

EL PRECIO DEL BARRIL DE BRENT HA SUBIDO MÁS DE 61% EN UN AÑO

LA DEMANDA SUPERA A LA OFERTA

La realidad es que el petróleo está sumido en una espiral alcista que, por el momento, parece imparable. No deja de ser un bien limitado, y la escasez de este líquido ha impulsado su valor. Aún esto, los problemas para abastecer la gran demanda han inflado los precios del petróleo. Pero con estos dos factores ya contaban tanto los organismos gubernamentales, como los inversores. 

El WTI amanecía el pasado lunes con un precio de 85,29 dólares para a las pocas horas bajar hasta los 82,42 dólares. Un ligero descenso del 3,3%. Tras esto, el valor ha regresado a la tendencia alcista a la que nos ha acostumbrado en los últimos meses. 

La primera noticia que ha aupado el valor del petróleo fue la aprobación de Estados Unidos para intercambiar 13 millones de barriles de crudo se sus reservas. Todos ellos irán a parar a distintas refinerías con el objetivo de estabilizar el precio de la gasolina. El país presidido por Joe Bien ya avisó que estos barriles deberían ser devueltos. En este punto, el precio del barril de WTI ascendía hasta los 85 dólares. 

petróleo

LA OPEP CONFÍA EN SÍ MISMA A PESAR DE LAS DUDAS 

En esta semana también han llegado las previsiones de la OPEP, las cuáles pasan por mantener su objetivo de producción para marzo, que es de 400.000 barriles al día. Y esto a sabiendas de que la reservas han escaseado y el precio del Brent y del WTI va en ascenso. 

Pero sin lugar a duda, el principal factor que ha aupado el valor del petróleo (tanto el Brent como el WTI) ha sido las tensiones geopolíticas ruso-ucranianas. Rusia es uno de los mayores productores globales de petróleo, y actualmente mantiene la intención de entrar en Ucrania. Ante esto, Estados Unidos y la Unión Europea han advertido de posibles sanciones económicas al país presidido por Putin. 

Los analistas consideran que este el factor que más ha inflado el precio del petróleo. Tanto es así que el Brent ha superado los 90 dólares, alcanzado su máximo histórico en los últimos 7 años. En la misma línea, el WTI ha seguido subiendo hasta los 88 dólares. Bloomberg considera que la semana ha sido «volátil». Alegan que la demanda continúa recuperándose después de la pandemia.

Goldman Sachs vaticina un encarecimiento y prevén que el precio pueda llegar hasta los 100 dólares

LAS CASAS DE ANÁLISIS LO TIENEN CLARO CON EL PETRÓLEO 

Ante esto, y viendo el creciente precio del petróleo, las casas de análisis están alineadas en un mismo pensamiento: el valor del crudo seguirá creciendo. Commerzbank Carsten Fritesch expresan que «los precios del petróleo se están beneficiando de los riesgos de suministro y de las tensiones geopolíticas». Por su lado, Goldman Sachs vaticina un encarecimiento, menos catastrofista, y prevén que el precio pueda llegar hasta los 100 dólares. En la misma línea, JP Morgan considera que el valor del barril puede llegar hasta los 150 dólares. Por su lado, Barclays cree que el precio promedio del barril puede crecer 5 dólares. 

El precio del barril sigue ‘in crescendo’, y por el momento, las casas de análisis auguran que siga subiendo. El precio del petróleo se ha visto beneficiado por la recuperación económica, lo cual ha generado un aumento exponencial de la demanda. A su vez, el petróleo es un bien escaso y limitado, factor que impulsa el valor de este. Como en cualquier activo o bien, que sea limitado es un motivo de encarecimiento. Y la gota que ha colmado el vaso, y se postula como el principal impulsor del precio del barril, son las tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania. 

Los inversores tienen la mirada puesta en el este de Europa. La tensión entre Rusia y Ucrania sigue creciendo. Como actores secundarios están la UE y Estados Unidos, quiénes también juegan un papel crucial en el precio del petróleo. Los analistas creen que el precio alcanzará, como mínimo, los 100 dólares. El petróleo, sigue subiendo. 

Relacionados