jueves, 18 agosto 2022

El 40% de los accionistas de ACS escoge recibir el dividendo de 0,468 euros en efectivo

El 40,28% de los accionistas de ACS ha elegido recibir en efectivo el dividendo de 0,468 euros que la compañía procederá a repartir este martes, 1 de febrero, mientras que el resto lo hará en forma de nuevas acciones, en una proporción de un nuevo título por cada 50 antiguos.

Así lo ha informado la constructora presidida por Florentino Pérez a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que ha adquirido 122,7 derechos de asignación gratuita a los accionistas que así lo han escogido por 57,4 millones de euros.

El pasado 21 de enero finalizó el periodo para decantarse por la opción en efectivo y, durante todo este tiempo, ningún ejecutivo de la compañía ha notificado a la CNMV que haya vendido esos derechos, por lo que todos ellos seguirán ampliando su posición en el capital, al recibir nuevas acciones el próximo 17 de febrero en concepto del dividendo flexible.

El máximo importe a ampliar capital era de 148 millones de euros, en caso de que ningún accionista escogiese la opción del efectivo, por lo que, para atender la entrega de nuevas acciones, la compañía tendrá que ampliar en torno a unos 95 millones de euros su capital.

ALTERNATIVA CADA VEZ MÁS HABITUAL

El último reparto tuvo lugar en julio, en ese caso como dividendo complementario con cargo al ejercicio 2020, que ascendió a 1,27 euros por acción. El 60% de los accionistas optó por recibirlo en forma de nuevas acciones y, el 40% restante, en efectivo.

Esta operación está en línea con las actuaciones que viene realizando ACS desde el año 2012 y con la práctica en los últimos años de otras importantes compañías cotizadas, que cada vez más dan a sus accionistas la opción de elegir entre estas dos alternativas o una combinación de ambas.

Hasta septiembre de 2021, ACS registró un beneficio neto atribuido de 545 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 24,7% respecto al mismo periodo del año pasado, toda vez que la recuperación económica tras el paso del Covid-19 impulsó todas sus áreas de negocio y, especialmente, gracias a la contribución de su participada Abertis, que se anotó un fuerte aumento en el tráfico de sus autopistas.

Relacionados