lunes, 04 julio 2022

La banca española desata una lluvia de dividendos: 1.500 millones

Comprar una vivienda para alquilar o comprar acciones de la banca cotizada del Ibex 35 tendrá la misma rentabilidad. Las entidades financieras no quieren quedarse atrás en la retribución al accionista y pondrán en marcha las distintas vías para lograrlo. La principal de ellas se centra en la generación de valor y el negocio corriente de cada entidad financiera. A la vista está el buen desempeño de la mayoría de las entidades financieras cotizadas a lo largo de este 2021.

Otra opción se centra en la revalorización de las acciones en Bolsa, generalmente acorde con la primera, pero no siempre, ya que aquí entran en funcionamiento los planes de recompra de acciones para aguantar con solidez los precios; y la tercera, la más sencilla, aumentar el dividendo ya sea por haber obtenido un mayor beneficio o por incrementar el porcentaje destinado a los inversores -el conocido pay-out-.

LA RENTABILIDAD POR DIVIDENDO DE LA BANCA RONDA ENTRE EL 6,5% Y EL 4,25%

Los primeros resultados de la banca, conocidos en los últimos días, apuntan a las tres vías para incrementar el dividendo y acercarse o superar una retribución similar al que ofrece el alquiler en este momento, entorno al 6,5% bruto por vivienda. Banco Santander, por el momento, es la primera entidad con una mayor rentabilidad por dividendo actualmente, con el 6,44%. Caixabank se sitúa con el 5,77%, y seguida por BBVA, con el 5,73%. Bankinter, el 4,67%, y Banco Sabadell, con un 4,25%, cierran la tabla. Sin embargo, para evitar quedarse demasiado rezagadas, estas dos últimas entidades, junto a CaixaBank, han apostado por incrementar el dividendo.

Bankinter se ha disparado en Bolsa tras rendir sus cuentas y se sitúa en niveles no vistos desde finales de 2018, por encima de los 5,4 euros por acción. Desde el inicio del año, la entidad financiera presidida por María Dolores Dancausa ha cosechado más de un 17%, y aún no se ha registrado una subida de tipos de interés en Estados Unidos. Es el segundo mejor valor del Ibex 35, tan sólo superado por otra entidad financiera que también ha publicado sus cuentas, CaixaBank.

BANKINTER DARÁ EL PISTOLETAZO DE SALIDA A ESTA LLUVIA DEL DIVIDENDO

Bankinter ha obtenido un incremento del beneficio del 38%, hasta alcanzar los 437 millones de euros, superando al consenso del mercado y excluyendo la salida a Bolsa de Línea Directa. Si al beneficio de 2021 le sumamos las plusvalías que generó esta operación, de 895 millones, su resultado alcanza los 1.332 millones de euros.

CaixaBank

La entidad financiera repartirá el próximo mes de marzo 0,065 euros por acción, es decir, casi 55 millones de euros con una rentabilidad del 1,3% por título. Este es un complemento con cargo a las cuentas de 2021 y forma parte de la retribución del 50% de sus ganancias para los accionistas, un compromiso que ha forjado Dancausa durante su presentación de cuentas. Así, la entidad financiera abonará por estos resultados cerca de 666 millones de euros.

SABADELL, CON UN POTENCIAL DEL 60% Y 170 MILLONES DE DIVIDENDO

Banco Sabadell, por su parte, pagará dividendo por primera vez desde 2019. Y es que, la banca ha tenido la barrera del Banco Central Europeo para hacer frente a su política de retribución al accionista. La entidad financiera por Josep Oliu ha obtenido un beneficio de 530 millones de euros debido en gran medida al resurgir de TSB, su filial inglesa, que ha aportado 118 millones al resultado. La entidad financiera ha arrancado el año de la misma forma que terminó el pasado 2021, con una fuerte revalorización, cercana al 14%.

Aún está por debajo de los niveles prepandemia, pero el consenso de analistas apuesta por el banco, con un potencial aún de dos dígitos como mínimo. Los expertos consultados por INVERSIÓN apuntan a una holgada horquilla de entre el 13% y el 64%. Y es que Sabadell espera incrementar con fuerza su rentabilidad, con el compromiso de alcanzar un ROE del 6% este mismo 2022. A esta misma meta se comprometió en 2020, pero para 2023. Es decir, logrará objetivos un año antes de lo previsto. Por esta razón, los expertos le dan un mayor potencial y es una de las grandes cotizadas del Ibex 35 en este inicio de año.

El dividendo previsto por Banco Sabadell es de 0,03 euros por acción, unos 170 millones de euros brutos para los accionistas, cerca del 33% este pasado ejercicio. La entidad financiera en manos de Oliu superó el consenso de los analistas con sus cifras. Se estimaban apenas 39 millones en el cuarto trimestre frente a los más de 160 millones cosechados. Y es que, casi nadie apostaba por la fuerte recuperación de la filial británica, un revulsivo en el que el banco continuará confiando al descartar la venta.

CAIXABANK ABONA CASI EL 60% EN DIVIDENDO

Si bien los objetivos marcados por Sabadell son ambiciosos para este 2022, el mercado muestra una total fe ciega en que llegará a alcanzarlos. Por el momento, en Bolsa, la entidad financiera tiene una fuerte resistencia en los 0,71 euros por acción y de lograr superarla tendría casi una subida libre hasta los 1,08 euros, es decir, un potencial del 60%.

CaixaBank, la última de las entidades en rendir sus cuentas, ha apostado por entregar a los accionistas entre el 50% y el 60% de los beneficios obtenidos en 2021. De esta forma, los inversores en el banco más alcista del Ibex 35 percibirán entre 2.610 y 3.150 millones de euros. Y es que, la entidad financiera dio a conocer unas ganancias de 5.226 millones.

El beneficio ajustado sin extraordinarios se sitúa en los 2.359 millones, frente a los 1.381 del ejercicio anterior, marcado por las provisiones para anticiparse a los impactos de la pandemia. Esta es la cifra que tiene en cuenta CaixaBank a la hora de repartir su dividendo de 0,1463 euros brutos por acción, que abonará el próximo mes de abril. En total, casi el 60% del beneficio ajustado, hasta los 1.200 millones de euros.

Entre estas tres entidades financieras se repartirá un total de casi 1.500 millones de euros, y aún quedaría por conocer los planes de BBVA y Santander, pero todo apunta a que lucharán por mantener el 6,5% de rentabilidad por dividendo.

Relacionados