sábado, 02 julio 2022

Los bajistas asedian a Cathie Wood y su ETF estrella pierde más de la mitad

Rentabilidades pasadas no garantizan rendimientos futuros. Es uno de los grandes principios de la Bolsa y que todo inversor debe tener grabado a fuego. Cathie Wood se convirtió en la estrella en plena pandemia, con el mejor rendimiento de todos los fondos y con más de 40 años de experiencia a sus espaldas. Su apuesta principal se centró en las empresas de tecnología y el bitcoin. Lo hizo a través de un fondo, ETF Ark Invest. Pasó de tener 3.500 millones de dólares bajo gestión a más de 60.000.

Las estrategias de Ark “se ven favorecidas en entornos alcistas

Sin embargo, este 2022 está siendo objetivo de los bajistas, especialmente de Matt Tuttle. Este inversor ha creado un fondo, también ETF, específicamente contra toda posición alcista en el que se encuentre el fondo de Wood. Básicamente, sigue el ejemplo de Steve Eisman, el inversor que apostó en contra de la economía estadounidense al mismo tiempo que Michael Burry antes del estallido de la crisis subprime. El propio Burry, a través de su fondo Scion, ha incluido este año contratos de venta bajistas contra Ark Innovation ETF.

BURRY Y TUTTLE SE HACEN DE ORO CON LA GESTIÓN DE WOOD

Tuttle Capital Management está minando la moral a Wood, quien ha perdido ya un 55% desde máximos en su fondo estrella, el ETF Ark Invest. El argumento de Tuttle es sencillo de explicar: existe una burbuja tecnológica y la mejor forma de obtener rendimiento en la caída es apostar contra el fondo cotizado tecnológico más expuesto. A su juicio, existe una “sobrevaloración de algunos de los sectores en los que invierte Ark“, ha explicado Victoria Torre, directora de Oferta Digital de Singular Bank.

Wood tiene un “peculiar estilo de gestión”. Convertida en una gurú de la inversión, su lanzamiento mediático no se ha producido hasta hace relativamente muy poco tiempo pese a su experiencia. Su firma tiene distintos fondos de inversión, con un track récord muy espectacular, siendo ARK Innovation su mejor producto, hasta ahora.

LA ANTI WARREN BUFFET SUCUMBE POR SU EXPOSICIÓN AL RIESGO Y SU NULA DIVERSIFICACIÓN

Conocida como la ‘anti Warren Buffet‘, quien se centra en los fundamentales de las empresas y en la búsqueda de compañías infravaloradas en el mercado, Wood busca primero sectores con un alto potencial de crecimiento, para después indagar en las empresas y escoger aquellas con mejor posicionamiento. Una estrategia arriesgada si el sector en cuestión se encuentra en una formación de burbuja, con precios inflados y sobrevalorados.

Así, según explica Torre, la gestora más famosa en los últimos tiempos se centra en empresas relacionadas con tecnologías disruptivas, como la inteligencia artificial y fintech dedicadas al blockchain. Entre sus elecciones se encuentra Tesla, que ha perdido un 30% de su valor desde enero; y Reddit, una red social cuyos foreros se dedican a machacar a los bajistas o hacer subir el valor de metales preciosos como la plata, entre otras. Recientemente, Wood se ha fijado en Coinbase, una plataforma para intercambio y custodia de criptomonedas y que ha perdido un tercio de su valor desde inicios de año y casi la mitad desde que comenzó a cotizar en abril del pasado año; o bien Roku, fabricante de dispositivos para reproducir vídeos de plataformas. Esta última se ha desplomado un 70% desde máximos.

WOOD APUNTA A UN BITCOIN EN EL MILLÓN DE DÓLARES

En cuanto a las criptomonedas, Wood se ha centrado en la más grande de todas ellas: el bitcoin. Su fijación por esta divisa roza la obsesión y el deseo de que vuelva a cotizar por encima de los 66.000 dólares, su máximo histórico. Para la gestora, este precio es irrisorio. El potencial desde los máximos, para los analistas de ARK, es del 657% para 2025. Es decir, registrar una subida exponencial y similar a la realizada en el pasado por esta divisa virtual. Ahora, el mismo fondo dobla su apuesta sobre el bitcoin y cree que alcanzará el millón de dólares en 2030. Casi un 3.000% más respecto a los niveles actuales. Eso sí, todo tras una auténtica sangría en este mercado, donde el bitcoin pierde más de un 55% desde máximos.

Si bien, el blockchain tiene muchísimas aplicaciones y abarca distintos ámbitos, como genómica, la salud, ciberseguridad, las impresión 3D para el automóvil o fabricación de prótesis, entre otras, Wood no apuesta directamente por esta cadena de valor y se enfrenta al principal temor en las criptomonedas: la volatilidad.

UNA ESTRATEGIA QUE SÓLO SIRVE PARA ENTORNOS ALCISTAS

Para Torre, las estrategias de Ark “se ven favorecidas en entornos alcistas“, de crecimiento. En un entorno de subida de tipos y una política más agresiva de la Reserva Federal de Estados Unidos, al reducir el balance más rápido de lo esperado e incrementando el precio del dólar el próximo mes de marzo, la rentabilidad de Wood se resiente. Eso sí, las inversiones de esta gestora son a largo plazo, por lo que confía en que ninguna de estas empresas se quedará rezagada en la era tecnológica.

Ahora mismo, el ETT ARK se encuentra negociando a niveles de junio de 2020, perdiendo un 55% desde los máximos históricos. Podemos comprar o vender el ETF en base a las necesidades del inversor, generalmente se busca un fondo cotizado para aprovechar la diversificación que tiene.

EL ETF ARK, EN SOPORTES CLAVE

Respecto al análisis técnico, Diego Morín, analista de IG Markets, considera que hay que esperar para ver la “reacción” de los inversores en la zona de los 70 dólares por acción en este ETF. “Trae una corrección importante desde los 100 dólares, zona que perdió a finales de 2021”, ha destacado. Para ponerse corto en este ETF, habría que contratar acciones de ETF inversos sobre el valor o bien el tradicional alquiler de acciones para venderlas al mercado y esperar que caigan para entregárselas a su dueño. El inversor recogería la diferencia y efectuaría el pago del alquiler de los títulos.

Por el momento, el ETF cotiza en los niveles de soporte, entre los 70 y los 60 dólares, pero se encuentra con importantes resistencias, como los 78 y los 87 dólares.

El problema para Woods y sus analistas es que ningún regulador está dispuesto a aceptar el bitcoin como moneda, pese a que sí es aceptada por algunas grandes empresas. El Salvador ha convertido a esta criptodivisa en moneda oficial del país, mientras el Fondo Monetario Internacional le ha pedido que dé marcha atrás.

LA REGULACIÓN DEL BITCOIN, EN ENTREDICHO

Pese a ello, los expertos del Ark insisten en el bitcoin. Todo porque existen 13,5 millones de esta moneda virtual que no se han movido en más de medio año de las carteras. Por esta razón, creen que se mantiene en el mercado una visión de largo plazo. Sin embargo, muchos de los inversores están atrapados en la divisa durante los últimos meses. Todos los que entraron desde septiembre están perdiendo dinero, dado que el bitcoin cotiza en la zona de mínimos de agosto de 2021. Muchos esperan a que el precio vuelva a subir.

También han comparado el volumen que mueve el bitcoin con otras acciones, como Visa, una acción que se encuentra muy cerca de sus máximos históricos. Además, Ark ha quitado hierro al impacto de la minería de los criptoactivos, al asegurar que las monedas benefician a las eléctricas para que busquen nuevas soluciones limpias. Cabe destacar que minar un bitcoin equivale a tener cerca de dos días un aire acondicionado en marcha ininterrumpidamente. Eso sí, que la inversión en energías limpias sea de otro.

Relacionados