jueves, 01 diciembre 2022

La volatilidad se apodera de Siemens tras el ‘profit warning’ y los rumores de opa

El fabricante eólico ha comenzado el año igual que terminó el anterior: perdiendo valor en el Ibex 35. Siemens Gamesa fue una de las compañías que más sufrió en el parqué español en 2021 perdiendo más de un 36%, un descenso en consonancia con el resto de valores del sector de las renovables. Desde que ha comenzado el año, las acciones de la filial de la firma tecnológica alemana retroceden en torno a un 15%, aunque la última semana ha estado marcada por una tendencia alcista.

Tras el nuevo «profit warning» que lanzó la compañía el pasado 20 de diciembre, sus títulos se derrumbaron un 14% al día siguiente. La publicación de resultados y la estimación a la baja de las ganancias para este año, entre el -2% y el -9% frente al -2% y el -7% del ejercicioo anterior, castigaron a una Siemens ya perjudicada por las subidas de precios de las materias primas que afectan al sector.

Pero los rumores de una posible opa de su matriz alemana para excluirla de cotización volvieron a levantar las acciones de la renovable hasta los 18,7 euros, subiendo otro 15% en apenas cuatros días. La perspectiva para que la matriz lance una opa sobre el 33% de la compañía española que no controla estaría bajo una prima del 30% sobre su valor, en los 21 euros por acción. Actualmente cotiza ligeramente por encima de los 18 euros.

VOLATILIDAD DE LA ACCIÓN

Después de conocerse las informaciones sobre la posibilidad de la operación de la alemana que reveló Deutsche Bank y que otorga un 50% de probabilidades de que se materialice, así como sus respectivas subidas bursátiles, las acciones de Siemens Gamesa han vuelto a caer al término de la semana en torno a un 3%. Las tensiones inflacionistas y el aumento en el precio de las materias primas, en especial la subida del precio del acero, material que emplea la empresa para la fabricación de los aerogeneradores, vuelve a perjudicar a la cotizada.

Los inversores, especialmente los minoristas, viven momentos de incertidumbre ante un valor cuya principal característica actualmente es la volatilidad con la que se comporta en el Ibex 35. La tendencia bajistas que lleva arrastrando durante todo el 2021 se corrige por momentos ante cualquier nueva información relacionada con la opa y su futura exclusión de cotización.

Una situación que ha provocado que la muchos analistas rebajen sus estimaciones, como en el caso de Alantra, situando el precio de su acción en los 16 euros. Aunque otras firmas de análisis mantienen una postura optimista o prudente como Goldman Sachs, que pese a recortar su valoración todavía sitúa el precio de sus títulos en los 24,6 euros.

Relacionados