domingo, 27 noviembre 2022

Por qué el financiero es el mejor sector para invertir este año por delante del tecnológico

spot_img

Los mercados han comenzado el 2022 marcados por la volatilidad y la incertidumbre. La inflación, el elevado precio de las materias primas o las tensiones geopolíticas están siendo un freno para las bolsas en este mes de enero. Sin embargo, el sector financiero es uno de los que mejor está aguantando el primer envite del año. En España, índices como el Ibex 35 resisten los vaivenes bursátiles gracias al buen comportamiento de los principales bancos, que acumulan subidas de entre el 5% y el 18%.

La solidez del sector y las atractivas recompensas a los accionistas hacen de las financieras cotizadas uno de los mejores reclamos para invertir en 2022. Así lo considera el departamento de análisis de Bankinter en su actualización de las recomendaciones de inversión por sectores. Y, es que, la primera posición de la firma como opción preferida de inversión la ocupa el sector financiero, otorgando este reconocimiento tanto a bancos como a aseguradoras.

Entre los motivos que argumentan desde Bankinter para recomendar como primera opción a las compañías de este sector, por delante incluso del tecnológico, se encuentran los fundamentales sólidos de la banca (calidad crediticia, solvencia y liquidez), así como las perspectivas favorables para este año y el que viene, referentes a la demanda de crédito y a los tipos de interés al alza. Además, los analistas destacan como factores importantes los múltiplos de valoración atractivos y la importante remuneración para los accionistas a través de dividendos y la recompra de acciones de los bancos.

CAIXABANK Y MAPFRE ENTRE LAS FAVORITAS

Y en esta misma línea también se encuentran las compañías dedicadas a los seguros, debido a que «se benefician de las subidas de tipos –especialmente en el ramo de vida-, mantienen una posición de solvencia cómoda, la remuneración al accionista es atractiva y las perspectivas de beneficios se mantienen al alza, a pesar de la normalización de siniestros en ramos como el de automóviles».

En cuanto a las compañías favoritas elegidas por Bankinter, destacan a las entidades europeas, sobre todo las que tienen su actividad más orientada hacia el el negocio tradicional/minorista, que son las principales beneficiadas de las subidas de tipos que se avecinan. Por orden de preferencia, los analistas destacan a Intesa, ING, BNP, Caixabank, Unicredit, Deutsche Bank, Société Générale, Bank of America, Wells Fargo y Morgan Stanley. Por su parte, de las aseguradoras sus preferidas son Axa y Mapfre.

La elección de los dos valores españoles va en consonancia con su buen comportamiento bursátil en lo que llevamos de año. Caixabank avanza más de un 18% desde enero, que se suma a la subida acumulada del 14,8% que consiguió en 2021, gracias en parte a la absorción de Bankia. Mapfre también está teniendo un buen inicio de año sumando ya una revalorización del 6,5%, frente al 13% del ejercicio anterior.

CIBERSEGURIDAD Y METAVERSO

Aunque los valores preferidos del banco están en el sector financiero, la segunda posición la ocupan las firmas tecnológicas. Sin embargo, las preferencias de los analistas se han vuelto más selectivas y recomiendan sobre todo la inversión en las grandes compañías que igualen o superen en tamaño a las que conforman el denominado FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Alphabeat (Google).

Además, incluyen en sus recomendaciones a compañías de nichos específicos como la ciberseguridad y los videojuegos. «Por el lado de la ciberseguridad, este sector cobra especial importancia en un contexto de transformación digital y, como consecuencia, aumento de la ciberdelincuencia. Diversos estudios muestran un aumento de inversión en los próximos años en la mayor parte de las compañías«, señalan los analistas.

En este sentido, añaden que la ciberseguridad también ayuda al correcto funcionamiento de tendencias cada vez más importantes como el Internet de las Cosas, el Big Data o el Metaverso, mediante la protección de la información obtenida. Por el lado de los videojuegos, Bankinter cree que es uno de los segmentos tecnológicos con mayor potencial gracias al cambio de hábitos de ocio y relaciones sociales, el crecimiento de los eSports y el desarrollo del Metaverso

EL LUJO SIGUE SIENDO TENDENCIA

Después del financiero y del tecnológico, el tercer sector más atractivo para invertir es el del lujo. La visión positiva que mantienen los analistas se sustenta en la demanda sostenida en Estados Unidos y Asia, así como la esperada recuperación en Europa. Una situación sin disrupciones en las cadenas de suministro, con un apalancamiento operativo y poder de fijación de precios. Además, la fuerte generación de caja y los balances muy sólidos «permiten alimentar el crecimiento inorgánico y mejorar la remuneración a los accionistas».

Entre los valores preferidos se encuentran LVMH, Richemont, L’Oreal, Inditex, Kering, EssilorLuxottica, Estee Lauder y Nike. Bankinter también recomienda valores del sector del turismo al que mejora su valoración debido a la reapertura económica y a la «menor virulencia» de la variante ómicron, así como a la mayor inmunización de la población gracias a las vacunas y a los medicamentos para tratar el covid-19. Destacan a las compañías Meliá, IAG, Airbnb, Ryanair y Booking.

Por otra parte, bajan de preferencia al subsector de los chips semiconductores porque a corto plazo puede verse afectado por el «incremento de la percepción de riesgo», ya que son las compañías con mayor sensibilidad dentro del sector tecnológico. Recomiendan a las grandes compañías Nvidia, ASML, TSMC, Micron, ON Semic., Infineon y Qualcomm. Y en el lado contrario, mejoran su percepción hacia los valores ligados al sector industrial.

Favorecen a los fabricantes de automóviles tradicionales con mayor exposición a modelos de lujo frente por su poder de fijación de precios en un contexto de elevada demanda y altos niveles de inflación que les ayudará a mantener unos niveles sólidos de rentabilidad. Contexto en el que influye también la escasez de semiconductores y los persistentes problemas en la cadena de suministro global. Como firmas preferidas destacan a Daimler, BMW, Volkswagen, CIE Automotive, Schneider Electric y Acerinox.

Relacionados