lunes, 04 julio 2022

Ercros es una small cap con potencial de +100% de beneficio

Ercros es una compañía poco conocida a los ojos del público en general, pero de fuerte interés ante algunos fondos de inversión privada. Es una empresa de capitalización mediana o baja que ronda los 295 millones de euros catalogada como small cap, pero con un gran potencial de negocio sostenible y a largo plazo. Ercros es la base de miles de productos terminados que utilizamos en el día a día desde el chip de nuestro ordenador, el agua que bebemos hasta la medicina que ingerimos y muchos productos más, antes de que salgan al mercado, pasan por las manos de Ercros.

Son más de 36 productos básicos de materia prima divididos en tres líneas de producto concentradas en derivados del cloro, química intermedia y farmacia con las que Ercros sienta las bases de su negocio.

Últimamente conocimos que el Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF), debutó su análisis de rating ESG precisamente sobre Ercros el cual va en correlación a la oferta de Ercros gracias al plan estratégico 3D establecido por la compañía para desarrollarse entre 2021 y 2025. La compañía enfocará sus esfuerzos en la diversificación, digitalización y descarbonización de sus procesos y productos convirtiéndola en una empresa sostenible a largo plazo. Este plan contiene 20 proyectos con los cuales la compañía invertirá 69 millones de euros de los que espera obtener un ebitda de 63 millones de euros. Adicionalmente y de gran interés, Ercros mantiene como premisa que este plan de desarrollo no deberá poner en riesgo la solvencia de la compañía ni mucho menos la remuneración al accionista.

No sólo los aspectos fundamentales y las proyecciones a largo plazo generan interés en compañías de mediana capitalización como Ercros. El componente técnico presenta una sana estructura de marco semanal que trabaja por encima de un soporte supremamente importante registrado para inicios de febrero de 2020 arriba de los 2,89 euros por acción que corresponde a los niveles previos a la llegada de la pandemia.

El precio realizó una ruptura de la última directriz alcista, pero se mantiene trabajando sobre dicho soporte y ha realizado una formación de truco, es decir, V invertida que confluye al mismo tiempo con áreas de regularidad del 61,8 de retroceso de Fibonacci de la última extensión con lo cual, indicaría el fin de las caídas. Por ende y siempre y cuando el precio se mantenga sobre dicho soporte y sobre la media móvil exponencial de 250 periodos de largo plazo, podemos realizar compras con un primer objetivo ubicado en inmediaciones de 4,5 euros por acción que corresponde a la directriz bajista de gráfico mensual y un segundo objetivo en los máximos de 2018 arriba de los 5,5 euros. Esta estructura correspondería a un beneficio entre el 60 y el 100% estimado para mediano y largo plazo.

Relacionados