viernes, 01 julio 2022

Inditex se enfrenta a sus propios miedos: España está rezagada

Inditex se encuentra en la lucha por mantener el soporte psicológico de los 27 euros. La firma textil por excelencia en España ha despegado con fuerza desde los mínimos de marzo de 2020, con una subida de más del 50% en apenas un año. Lejos quedan los 20 euros que llegó a perder en pleno confinamiento y decreto del estado de alarma. Desde entonces, “el gigante textil ha ido conquistando niveles interesantes, como son los 26 y 27,2 euros”, según ha indicado Diego Morín, analista de IG Markets, a preguntas de INVERSIÓN.

Para Morín, es crucial que el gigante textil mantenga la zona entre los 28 y los 27,2 euros por acción, permitiendo así “sujetar el rango de los últimos meses y retomar el giro alcista”. En caso contrario, si las ventas continúan predominando, “los soportes mencionados podrían ser atacados”.

LOS RETOS DE MARTA ORTEGA PONEN A PRUEBA A LOS INVERSORES

Por el momento, Inditex respeta la tendencia alcista, aunque perdió la directriz de largo plazo, al perder los 30 euros por acción, un nivel al que trata de llegar, pero aún sin la fuerza suficiente. Las acciones del gigante textil han perdido más de un 16% desde los máximos del pasado mes de noviembre, cuando se anunció el cambio de la presidencia. Esta reestructuración tendrá lugar el próximo 31 de marzo. Pablo Isla dejará la compañía y Marta Ortega ocupará la presidencia. La decisión caló negativamente en el mercado, pero paró la caída en los 27,8 euros. Inditex cotiza ahora en niveles cercanos a los 27 euros, cediendo cerca de un 5,7% desde enero.

En caso de perder los 27 euros, el siguiente nivel de soporte se sitúa en los 25,64 euros, una bajada adicional del 5,5% respecto a los niveles de cierre de este martes. En caso de tratar de arrancar al alza, las acciones de Inditex se enfrentan a la resistencia de los 28 euros, un 3,7% más. La siguiente barrera para continuar en la escalada hacia los ansiados 30 euros se encuentra en los 29,1 euros.

La textil gallega se encuentra inmersa en su transformación digital, una operación que le daría “mucha fortaleza” en sus ventas online. También se espera un mejor posicionamiento tanto en cosmética como en papelería y daría el salto al sector de la alimentación, cuya implementación está aún en el aire.

INDITEX, SIN COMPETIDORES A CORTO PLAZO

No obstante, Inditex se vería perjudicada en caso de un estallido bélico entre Ucrania y Rusia. Y es que, una guerra en el Este de Europa dificultaría su crecimiento, así como la aparición de nuevas variantes más contagiosas del coronavirus. Por el momento, el mercado se encuentra en un compás de espera para recibir a Marta Ortega, aunque los analistas consideran que los objetivos de Inditex continuarán centrados en el crecimiento y el posicionamiento.

Inditex está diluyendo sus márgenes para continuar su crecimiento

Desde Berenberg, por otro lado, muestran su confianza en el modelo de abastecimiento de proximidad de Inditex. “Sigue siendo el mejor de su clase, pero se enfrenta a una competencia cada vez mayor de sus pares“, ha destacado la casa alemana. A su juicio, la entidad “está diluyendo sus márgenes” para continuar su crecimiento.

Asimismo, la empresa textil estaría “bien posicionada” ante las posibles interrupciones en la cadena de suministro, mientras puede capitalizar la debilidad de la competencia a corto plazo. Sin embargo, la firma alemana deja dudas sobre Inditex. “Creemos que esto tiene un precio”, han asegurado.

INDITEX, MEJOR POSICIONADA EN 2022 PERO CON ESPAÑA A LA COLA

De cara a este 2022, Inditex se está viendo beneficiada por la flexibilización de las restricciones y una mejora de la confianza de los consumidores. Y es que, siguiendo su evolución durante la pandemia, en 2021, Inditex obtuvo un mejor resultado durante el inicio del año, mientras que las ventas cayeron justo con la aparición de ómicron.

“En 2022, todavía hay mucho potencial de recuperación en el sector textil, combinado con un fuerte potencial de recuperación en Europa”, según ha destacado Berenberg. Y es que, el Viejo Continente tiene un peso del 40% en las ventas de Inditex, mientras que en España alcanza el 20%. “España es el país que más rezagado está”, ha destacado la textil.

Los problemas en el transporte marítimo afectan más a los competidores que a Inditex debido a su modelo de abastecimiento de proximidad. Y es que, cerca del 66% de las fábricas se encuentran muy cerca de las tiendas. “Se beneficia de una mayor flexibilidad, plazos de entrega más cortos y una mejor disponibilidad del producto”, ha considerado. Así es como gana Inditex cuota de mercado a corto plazo frente a sus pares, que dependen más de la situación en Asia.

LA VENTA ONLINE Y LA INFLACIÓN RESTARÁN EN LOS MÁRGENES

La inflación también está afectado al sector. Para hacer frente a la subida de las materias primas, Inditex debería poner en marcha un plan de contención para reducir la brecha de gastos e ingresos. Por este motivo, Berenberg cree que subirá los precios de los productos para trasladar parte del alza a los consumidores. Esta será una estrategia crucial, ya que compite con firmas más baratas, como Shein, H&M y Boohoo. Por este motivo, cree que Inditex cerrará tiendas. De hecho, la cadena ha anunciado el cierre de varios comercios de Uterqüe, con la recolocación de 200 empleados.

Asimismo, Inditex trata de hacerse un hueco en el mercado digital, que erosiona su ventaja competitiva respecto a competidores como Shein. Y es que, las prendas no se ofrecen al momento. Por este motivo, ha recomendado mantener las acciones de Inditex, pero le da un potencial de caída del 1%, hasta los 26 euros por acción. En cuanto a las estimaciones de ventas, Inditex volvería a niveles previos a la pandemia en este 2022, al alcanzar los más de 28.000 millones de euros.

Relacionados