martes, 28 junio 2022

Mecalux, la desinversión más dolorosa de la familia March (Alba)

spot_img

Mecalux quiere salir a Bolsa. Así lo han transmitido la propia compañía. En su caso, sería un retorno al parqué bursátil, ya que la compañía cotizó entre 1999 hasta 2010. Hace 12 años, la empresa dirigida por Javier Carrillo solicitó la exclusión de Mecalux del mercado de valores. Tras esto, y más de una década después, la empresa, que hoy es puntera en el sector logístico, está planeando su vuelta a la Bolsa. 

Se trata de una operación de gran envergadura. Mecalux ha sido valorada en unos 2.000 millones de euros, por lo que podría cotizar en el Ibex 35. Aún eso, todo parece indicar que la compañía redebutará en el mercado continuo. Lejos de todo esto, cuando suceden acontecimientos de una envergadura mayúscula, la tendencia general invita a recordar las distintas fases que ha atravesado una empresa. Mecalux no es una excepción. A pesar de que hoy en día es una de las empresas del sector logístico puntera en España, la compañía de Javier Carrillo ha atravesado varios vaivenes empresariales. 

Uno de ellos es la salida de la familia March del accionariado de Mecalux. La familia mallorquina poseía el 31% del capital de la compañía. En 2017 pusieron a la venta su participación en la empresa por 700 millones de euros. Pasaron dos años hasta que encontraron un comprador. Precisamente fueron los fundadores de Mecalux, la familia Carrillo, los que adquirieron la parte de los March.

LA FAMILIA CARRILLO ES EL MÁXIMO ACCIONISTA DE MECALUX CON UNA PARTICIPACIÓN DEL 90%

LOS MARCH SE DESHICIERON DE MECALUX POR 490 MILLONES 

Los Carrillo querían aglutinar una parte importante de la empresa para venderla a un tercero, venta que finalmente no se llevó a cabo. Los March se deshicieron de su participación en Mecalux por 490 millones de euros en 2019. Es decir, 210 millones menos que los que pedían en 2017. Actualmente, los Carrillo poseen el 90% de la compañía. El 10% restante pertenece a la familia Zardoya. 

La venta de los March fue una desinversión. Dejar de invertir en un proyecto o en acciones puede ser una operación interesante. El ahorro de dinero y, por supuesto, adquirir capital son dos de los factores que más motivan desinvertir en algo. También, las desinversiones pueden valer para reinvertir ese dinero en otro proyecto más atractivo. Aún eso, debe ser una decisión consensuada y analizada, ya que desinvertir puede significar bajarse de un tren que puede ser rentable. 

Y quizás ese sea el sentimiento que actualmente tenga la familia March. Naturalmente nadie puede predecir el futuro, y menos el de una empresa. Pero Mecalux llevaba varios años dominando el sector de almacenaje. Ese liderazgo lo ha llevado al sector logístico, beneficiándose del auge del e-commerce.

A pesar de que la empresa se ha visto sacudida por la pandemia, ha vivido un crecimiento exponencial. Ahora, quiere retornar al mercado de valores. Mecalux cuenta con el apoyo de “varios bancos que buscan inversores internacionales que estén interesados en este sector y en una compañía con tal evolución”, señala Darío García, analista de XTB.

Mecalux obtuvo unos ingresos de 676 millones de euros, de los cuáles 62,8 millones fueron beneficios

UN OBJETIVO CLARO

Aunque la salida a Bolsa de Mecalux busca cancelar la deuda latente, la empresa crece en el marco comercial. Los últimos resultados ofrecidos por la compañía son de 2020, año del inicio de la pandemia. En ese ejercicio, la empresa capitaneada por Javier Carrillo obtuvo unos ingresos de 676 millones de euros, de los cuáles 62,8 millones fueron beneficios. 

En algo más de una década, Mecalux ha dado un giro de 180 grados. De primeras, abandonó el parqué bursátil siendo un mero fabricante de estanterías para regresar siendo una de las compañías punteras del ámbito logístico. En la misma línea, en 2019 (año de la venta de la participación de la familia March) la compañía estaba valorada en 500 millones. Hoy, tres años más tarde, Mecalux vale cuatro veces más

MECALUX, UN EJEMPLO PARA EL SECTOR RETAIL 

Todo apunta a que el debut será el próximo mes de abril. La empresa ya está moviendo ficha para realizar su retorno al mercado bursátil. Goldman Sachs pilotará la operación, con la colaboración de Banco Santander o Bank of America, entre otros. 

mecalux
Javier Carrillo, CEO de Mecalux

Aunque las previsiones apuntan a que cotizará en el Mercado Continuo, por valoración, podría figurar en el Ibex 35. La salida a Bolsa de Mecalux coincide en un momento en el que Ibercaja también planea dar el salto al parqué y El Corte inglés anunció que saldrían a Bolsa antes de 2028. 

Según Darío García, analista de XTB, “el sector ‘retail’ tiene un gran reto por delante y es la venta minorista física. Compite directamente con grandes corporaciones de venta por internet. Aunque cuentan cada vez con más infraestructuras propias en España, hay un número cada vez más grande de empresas que venden por internet, buscan soluciones de almacenaje y logística de productos y, en este caso, Mecalux es un gran ejemplo de ello”.

La familia March se perderá uno de los debuts que apuntan a ser clave en el mercado de valores. Mecalux pone rumbo a la Bolsa. Está por ver sí su regreso al parqué es un éxito o, por el contario, un fracaso. El auge del e-commerce es el mayor respaldo de la compañía de Javier Carrillo.

Relacionados