viernes, 01 julio 2022

La inversión en marihuana: superior a la ley pero no a la incertidumbre del mercado

spot_img

La marihuana es uno de los productos más controvertidos del mercado. Se trata de una droga blanda la cual ha ido ganando adeptos con el paso del tiempo. A pesar de que mantiene la etiqueta de ser una droga, son muchas las personas que consumen marihuana con fines terapéuticos. Otros tantos la consumen por preferencia antes que el tabaco. Indistintamente de su uso, la realidad es que un producto que se ha colado en todos los mercados del mundo

Ante tal expansión y, sobre todo, viendo la cantidad de personas que consumen, las empresas han visto en la marihuana un bien rentable. Muchos consideran que es un sector afianzado y con perspectivas de crecimiento. En la misma línea, para varios expertos es la inversión del futuro. Aún eso, la marihuana no tiene una connotación del todo positiva. Al final no deja de ser una droga ilegal en cientos de países. Aunque varios estados contemplan una regulación para su consumo y tenencia, hoy por hoy es un producto ilegal en casi todo el mundo

A pesar de esto, los empresarios que ven potencial en un producto buscan la forma de sacarle rentabilidad de cualquier forma. Y sí, se puede invertir de manera legal en marihuana. Existen distintas plataformas intermediarias que permiten apostar por esta droga blanda. Juicy Fields es una de las principales compañías del sector. La empresa procedente de Berlín ha ido creciendo con el paso del tiempo. La empresa presidida por Alan Glanse también ha llegado a España, concretamente a Valencia, dónde tienen la sede del país. 

EN ESPAÑA, EL 2,9% DE LA POBLACIÓN AFIRMA CONSUMIR DIARIAMENTE MARIHUANA

JUICY FIELDS, 108 DÍAS PARA OBTENER RENTABILIDAD

Juicy Fields es una ‘crowdgrowing’. Ha instalado un modelo disruptivo en la inversión. La marihuana, a pesar de tener varias limitaciones en su consumo, tenencia y, por supuesto, venta, se ha colado en los mercados financieros gracias a empresas como Juicy Fields. La compañía permite invertir a cualquier persona. La característica es que “aseguran” rentabilidad en tu inversión, la cual debe ser de entrada de entre 50 euros hasta los 2.000. Pasados 108 días (los que la empresa considera necesarios para preparar y distribuir una cosecha) el inversor obtiene ganancias de entre 68 euros y 1.200 euros. 

Este tipo de negocios no convence a todo el mundo. Al fin y al cabo estás invirtiendo en algo que no es legal (dependiendo de dónde residas o hagas la inversión). La marihuana no deja de ser una droga. La propia compañía explica que en ningún caso el inversor apuesta directamente en planta o en cannabis. Un socio de la empresa es quien se dedica a cultivar y cosechar tu plantación. Como se suele decir vulgarmente, el inversor no se “pringa”. Aún teniendo ese respaldo, varios usuarios comentan por redes sociales que es una “inversión rara”. La incertidumbre es una característica de cualquier inversión. Sin embargo, en el caso de la marihuana, esas dudas se acentúan aún más. 

Marihuana - Juicy Fields
Alan Glanse, CEO de Juicy Fields

UNA INVERSIÓN SEGURA AL 99%

Juicy Fields confirma que es una inversión segura “al 99%”. Ese 1% restante se lo guardan para situaciones excepcionales como “acciones militares o catástrofes naturales”. La empresa te da la opción de invertir en productos a corto y largo plazo. Los segundos son los que más rentabilidad dan al cliente. La compañía con sede en Berlín tiene el propósito de ser líderes en el mercado, para ellos esto no es sólo negocio, sino “una misión“. Juicy Fields cuenta con varias plantaciones en Portugal, Colombia, Macedonia del Norte, Costa Rica o Dinamarca, entre otros países.

A pesar de todas las explicaciones que Juicy Fields da en su página web, no todo el mundo termina por entender el funcionamiento de la inversión. Además, las dudas de invertir en un producto ilegal no se disipan fácilmente. Los escollos que deben salvar son prácticamente emocionales. Es decir, la confianza es clave a la hora de invertir, y sí el producto no cuenta con respaldo legal, muchos inversores no terminan de fiarse de la apuesta. Es cierto que el riesgo está presente en cualquier inversión. En este caso, tal y como asegura Juicy Fields, no hay riesgo. Consideran que son un negocio seguro y rentable. Aún eso, el factor emocional, la incertidumbre, las restricciones legales o realizar una inversión poco ética, son algunos de los impedimentos de los inversores. 

“Juicy Fields opera allí donde es legal y colaboramos con empresas que tienen todas las licencias para desempeñar esta actividad”

LOS PROS DE LA MARIHUANA 

Del mismo modo, el sector tiene varios argumentos para convencer al inversor. El primero de ellos es que la marihuana cuenta con una demanda creciente. Cada día son más las personas que usan la planta con fines medicinales (aunque el uso recreativo también va en ascenso). Del mismo modo, España es uno de los países dónde más recepción social hay por la marihuana. Según datos de Sanidad, en 2020, el 37,5% afirmaba haber probado el cannabis alguna vez en su vida. El 2,9% afirmaba consumir diariamente. Es decir, 1.363.000 consumen marihuana a diario. Atendiendo a esto, los consumidores diarios de marihuana han crecido un 93% en los últimos 20 años.

Juicy Fields es una de las opciones para los interesados en invertir en marihuana. Su CEO, Alan Glanse, asegura que “la compañía opera allí donde es legal y colaboramos con empresas que tienen todas las licencias y permisos para desempeñar esta actividad”. La empresa está integrada por 50 personas y, además, Glanse comenta que cuentan con un equipo de asesoramiento legal.

La marihuana es un activo de inversión rentable, pero con distintos puntos que generan dudas a los inversores. Es posible que, si fuese legal en varios países, lograría desquitarse de esa incertidumbre. Por el momento, esa es su situación actual. 

Relacionados