jueves, 01 diciembre 2022

Los años sin gloria de Airtificial en el Continuo hasta perder el 35% de su valor

La compañía tecnológica especializada en inteligencia articificial lleva años perdiendo valor en el selectivo español. Desde que se formara tras la fusión de las dos empresas Inypsa y Carbures y diera el salto del BME Growth (antiguo MAB) a cotizar en el Mercado Continuo, las acciones de la compañía no han tenido el desempeño deseado. Desde su debut en octubre de 2018, la firma tecnológica ya pierde en torno al 35% de su valor y, aunque en el arranque de 2022 el balance acumulado es positivo, su periplo bursátil hasta ahora deja que desear.

Actualmente las acciones de Airtificial cotizan en los 0,091 euros, lejos del máximo histórico en los 0,174 euros por título que la compañía alcanzó en abril de 2019. Además, el año pasado también fue una de las firmas más perjudicadas con un descenso del 26,8%. La pérdida de capitalización bursátil desde su debut en el Mercado Continuo el 26 de octubre de 2018 se traduce en unos 80 millones de euros de capitalización, pues el día de su debut la firma valía unos 200 millones de euros y actualmente ronda los 120 millones.

La trayectoria de la compañía en Bolsa hasta ahora no la ha hecho un valor atractivo para grandes inversores y los minoritarios esperan un cambio de rumbo en el negocio de Airtificial para poder sacar rentabilidad al dinero depositado. Sin embargo, las últimas operaciones tanto del Estado como de inversores privados como el periodista Lalo Azcona pueden hacer a la tecnológica dar la vuelta a la tortilla.

RESCATE, AMPLIACIÓN Y DIVERSIFICACIÓN DEL NEGOCIO

Aunque, el rescate de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) por el que Airtificial recibió 34 millones de euros en dos préstamos no ha supuesto síntomas de mejora para los títulos de la compañía. De hecho, el pasado 2 de noviembrem, cuando el Consejo de ministros aprobó el rescate, la firma se elevó hasta los 0,123 que fue perdiendo a lo largo del día y en las siguientes sesiones.

Mientras, la empresa ha estado reforzando su cartera de negocio firmando diferentes contratos estratégicos. El primero con PAL-V, el fabricante del coche volador Liberty, para la fabricación de diferentes partes en materiales compuestos del vehículo. Un proyecto que comenzará en 2023 y supondrá una facturación estimada para Airtificial de 4,7 millones de euros hasta 2025 y de 2,2 millones de euros anuales desde 2026.

Y otro con la adjudicación de tres proyectos, dos del sector de automoción en NAFTA y Europa, y otro del de obra civil en Colombia, por un valor total de 7,7 millones de euros. Un refuerzo en diferentes zonas geográficas que van en línea con la estrategia de diversificación de Airtificial, que tras la ampliación de capital realizada en diciembre como parte del rescate pactado con la SEPI espera «realizar su despegue operativo y reforzar su solvencia patrimonial, perfil corporativo, y liquidez para afrontar todo el crecimiento de negocio».

Relacionados