martes, 29 noviembre 2022

Siemens camina hacia su tercer año consecutivo de pérdidas, mientras continúa el baile de CEOs

Siemens Gamesa sigue siendo uno de los farolillos rojos del Ibex 35 este año. Si en 2021 sus acciones se dejaron un 36% del valor en el parqué, las 22 sesiones que lleva en 2022 no reflejan una mejora bursátil para la firma de energía renovable, que ya encadena un descenso del 22% desde enero. Tras el último profit warning y la delicada situación del negocio, especialmente la parte onshore, el fabricante de aerogeneradores puede encadenar el tercer año consecutivo en pérdidas.

Con un valor de mercado algo superior a los 11.000 millones de euros, prácticamente la mitad que alcanzó en 2020, la compañía española sigue marcada por la tendencia bajista con la que terminó el ejercicio anterior y ya es el tercer valor del Ibex que más cae en lo que va de año. Diferentes motivos son los causantes de esta situación, desde el pinchazo de las renovables cotizadas hasta los continuos recortes en sus estimaciones de beneficios, los rumores de opa y las malas cifras de negocio.

Es por ello que firmas de análisis que siguen al valor como Bankinter mantienen su recomendación de vender y han bajado el precio objetivo de sus acciones. El banco fija el precio de sus títulos en 17,1 euros, desde los 19,2 euros que recomendó la última vez. Actualmente el precio de los títulos de Siemens se encuentran en torno a los 16 euros al perder un 7,5% en las dos últimas sesiones bursátiles, precio que fijó hace una semana Morgan Stanley desde los 22,5 euros de la última vez.

CAMINO A TRES AÑOS DE PÉRDIDAS

De esta manera, la confianza de los analistas por la renovable no mejora a medida que la situación interna y externa de la compañía no solo no mejora, sino que agrava los problemas ya existentes. La subidas de los costes y del precio de materias primas como el acero, así como los cuellos de botella en la producción se suman a los problemas que está sufriendo Siemens en la parte de su negocio dedicada a la actividad terrestre.

«Las dificultades en Onshore están retrasando la normalización de los márgenes y podrían dar lugar al tercer año consecutivo en pérdidas», han señalado los analistas de Bankinter, que destacan también el impacto negativo que está teniendo en la posición financiera de la compañía. La compañía ha seguido engordando su cartera de proyectos, pero la cuestión es si podrá cumplir con los pedidos.

Asimismo, la situación sobre los aerogeneradores para eólica terrestre de la empresa hace que desde Bankinter también revisen a la baja las ventas de Siemens, aunque con perspectivas de recuperación a largo plazo. «La búsqueda de rentabilidad sobre volumen en Onshore y los retrasos también nos ha llevado a revisar a la baja las expectativas Ventas (a partir de 2023 entre -3,0% y -6,5%), aunque mantenemos las expectativas de recuperación de márgenes hacia el 8% en 2025e y las expectativas de un elevado crecimiento a largo plazo», destaca el documento del banco.

Sin embargo, la parte positiva que destaca la entidad sobre Siemens Gamesa es que cuenta con líneas de crédito (3.166 millones de euros) y no tiene problemas de vencimientos, además de estar considerando vender los parques en el sur de Europa. Una situación que le otorga «una posición financiera sólida relevante para la mejor financiación de los proyectos de la Cartera».

BAILE DE CEOS Y POCA ESTABILIDAD

Y, ante esta complicada situación, desde la matriz alemana de la firma han vuelto a dar un giro de timón en el seno de la renovable con otro cambio de CEO. Jochen Eickholt sustituirá a partir del 1 de marzo al que hasta ahora dirigía la filial española del grupo, Andreas Nauen, tras poco más de un año en el cargo y más quebraderos de cabeza que alegrías. Se trata de un movimiento que se da con los rumores de opa y exclusión de cotización de Gamesa todavía resonando.

Son tres cambios de CEO en a penas cuatro años, algo que refleja la poca estabilidad en la dirección de la compañía para liderar el proyecto. El nuevo directivo aterriza a los mandos de la renovable con poca experiencia previa en el sector de la energía. Desde enero de 2020 forma parte del consejo ejecutivo de la firma alemana y es responsable de los negocios de generación de energía y aplicaciones industriales y del mercado que engloba Asia-Pacífico y China.

Pero anterior a estas funciones, no consta que haya tenido más responsabilidades en el sector energético, pues en durante sus años en Siemens ha ostentado diferentes puestos relacionados con la cadena de suministro o la automatización ferroviaria. Un cambio en la dirección que hace dudar aún más de los planes que tienen desde Alemania para su filial del sur de Europa. Habrá que esperar si finalmente ejecutarán la compra de las acciones necesarias para opar a su filial o si los continuos cambios de directivos darán resultado en la mejora del negocio.

Relacionados