domingo, 25 septiembre 2022

Deoleo se protege de una futura inflación y dará beneficios a sus accionistas

Parece ser que las tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania han repercutido en el detrimento de la renta variable más de lo esperado. El pasado viernes Joe Biden, presidente de Estados Unidos, hacía referencia a que el ataque de Rusia contra Ucrania podría comenzar en cualquier momento con lo cual, el mercado reaccionó a la baja en especial con la apertura de este lunes dado que, durante sábado y domingo, el mercado sintió a modo de pánico que la guerra podría iniciar durante esta semana.

Casi todas las acciones han realizado una apertura con gap bajista de más del -5% y las acciones de Deoleo no son la excepción. El precio registró un gap del -3,6% el cual los llevó a visitar los niveles mínimos del pasado 24 de enero en inmediaciones de 0,29 euros. Sin embargo, entendemos este movimiento típico especulativo por pánico de corto plazo que inclusive, puede ubicar el precio de la acción en mejor posición para entrar en compras.

El sector de consumo masivo en el que se encuentra Deoleo es constante a largo plazo ya que se considera un producto básico de consumo. Aunque Ignacio Silva su presidente, declaró en días pasados que los resultados con cierre de 2021 no serán superiores a los de 2020, confirmó que el margen absoluto se mantendrá positivo y la compañía presentará beneficios. Al mismo tiempo, hizo mención de que fue necesario adaptarse a la situación actual que involucra directamente la inflación, por lo cual decidió usar cerca de 90 millones de euros en materia prima y prever posibles aumentos superiores del coste para no trasladarle el problema al consumidor final.

imagen 16 Inversion.es

Técnicamente y en gráfico de marco semanal, el precio se ha ubicado por debajo de un área de resistencia importante en los 0,30 euros por acción. Al mismo tiempo se ubica por debajo de la media móvil exponencial de 50 periodos de corto plazo y si tomamos como apoyo, la ubicación del índice de fuerza relativa podría indicar un probable movimiento a la baja que lo lleve nuevamente a niveles de 0,23 euros por acción. Esto representa una desvalorización del -20% adicional.

Sin embargo, debemos prever que la ubicación del precio por debajo de dichas áreas se ha dado en gran parte por la situación macroeconómica más que por los resultados propios de la compañía lo cual indica que una vez, la tensión disminuya, seguramente el precio podrá retomar su camino alcista siempre y cuando esté acompañado de unos datos fundamentales apropiados. Si el precio se logra ubicar nuevamente por encima del área de soporte en 0,32 euros, señalaría compras en busca de los máximos de 2021 arriba de 0,47 euros, lo que indica más de un +50% de beneficio a largo plazo.

Relacionados