sábado, 02 julio 2022

¿Puede Ethereum reinar en el mercado? Los motivos que amenazan el trono de Bitcoin

Ethereum sigue creciendo en el mercado y no son pocos los que piensan que puede destronar a Bitcoin como la principal criptomoneda en los próximos años. Si bien la divisa de Satoshi Nakamoto sigue dominando por encima de todas las altcoins y sus vaivenes afectan a todo el mercado, el desarrollo que está teniendo Ethereum y la proyección que muchos analistas dan a la moneda hacen plantearse la pregunta del millón: ¿Puede Ethereum destronar a Bitcoin?

Desde el pinchazo de enero en el mundo de los criptoactivos, las principales divisas parecen estabilizar sus caídas y poco a poco recuperar parte de la capitalización perdida. Ethereum avanza este mes en torno a un 16%, cotizando por encima de los 3.100 dólares, todavía lejos de los más de 4.800 dólares que tocó en máximos en 2021. Un hecho que tiene que ver en parte por la recuperación de Bitcoin, pero también con el camino que está tomando en las últimas semanas de la mano de analistas.

Así, una encuesta de expertos en criptografía realizada por la fintech australiana Finder estima que el precio de Ethereum puede llegar a los 7.600 dólares en 2022, lo que supondría alcanzar más del doble de su precio actual. Aunque el fundador de Finder, Fred Schebesta, también señaló que a finales de año podría volver a caer hasta los 6.000 dólares por la fuerte competencia. Pero el optimismo de los expertos de la fintech dan alas a Ethereum a largo plazo, pues predicen que para 2025 la criptomoneda puede llegar a los 11.000 dólares y la cifra se eleva a 26.000 dólares para 2030.

MERCADO MÁS GRANDE QUE BITCOIN

Y no son los únicos que ven una buena inversión en Ethereum a medio y largo plazo. En Morgan Stanley señalan en un reciente informe que la segunda criptomoneda más grande por capitalización puede tener un mercado más grande que Bitcoin. La estratega de la firma Denny Galindo asegura que “Ethereum, al crear un gran mercado para DApps (aplicaciones descentralizadas), tiene más utilidad potencial y, por lo tanto, un mercado potencialmente más grande que Bitcoin”.

En este sentido, las utilidades de Ethereum van más allá de la especulación, el almacenamiento de valor o los pagos, incluyendo las finanzas descentralizadas o el mercado de los tokens no fungibles (NFT). De hecho, Ethereum está captando atención inversora esta semana tras la asociación de GameStop con la solución L2 Immutable X para el mercado NFT.

Pero no solo estas características hacen fuerte a Ethereum para plantar cara en el futuro a la principal criptomoneda actual, sino que desde Morgan Stanley también señalan a una mejor integración en los mercados de valores tradicionales. “Si bien Ethereum y Bitcoin han tenido una correlación de 0,70 entre sí desde diciembre de 2018, Ethereum ha tenido casi el doble de correlación con el S&P 500, 0,26, frente a 0,14 para Bitcoin”.

De igual manera, el presidente de la popular plataforma de intercambio de criptomonedas FTX, Brett Harrison, también apunta a un equilibrio en el mercado por parte de las altcoins respecto al bitcoin. En una entrevista reciente para Squawk Box del medio estadounidense CNBC, Harrison ha asegurado que criptodivisas como Ethereum y Solana seguirán acaparando más cuota de mercado. Una situación que provocará un menor control por parte de Bitcoin en cuanto a capitalización de mercado.

EL PROBLEMA DE LAS TRANSACCIONES

Sin embargo, por ahora Ethereum cuenta con otros problemas, tanto a nivel de competencia como en los precios que se están pagando todavía en las transacciones. Y, es que, uno de los problemas para el crecimiento en el mercado de esta criptomoneda es la escalabilidad, es decir, los costes de utilizar la blockchain de Ethereum son muy elevados.

En este sentido, la velocidad en dichas operaciones también es un factor clave en un mercado cada vez más competitivo, donde otras opciones como la mencionada Solana o Avalanche sacan ventaja a Ethereum. Se trata de dificultades en las que trabaja desde hace tiempo, con la esperada implementación del 2.0 en la red de esta criptodivisa para que pase a un modelo de ‘proof of work’ (prueba de participación) y conseguir que los contratos inteligentes se ejecuten de manera más eficaz.

En cualquier caso, son problemas que poco a poco está solucionando, pues según el proveedor de datos de criptomonedas Santiment, las tarifas de Ethereum en los últimos días han caído a su nivel más bajo desde el pasado 28 de julio, algo que también está influyendo de forma directa en su cotización. Los recortes en el precio de estas transacciones han colocado la tarifa en torno a los 14 dólares, desde los 53 en los que se situaba a principios de enero.

Relacionados