martes, 29 noviembre 2022

Los NFT muestran su lado más oscuro: operaciones infladas

El metaverso y sus NFT muestran su lado más oscuro. Las extrañas compraventas de ciertas imágenes y colecciones han generado la desconfianza y han atraído a quienes buscan ahora blanquear su dinero. Antaño, los narcotraficantes y criminales realizaban ostentosas ventas con dinero de dudosa procedencia para introducirlo en el circuito legal. Mansiones estrafalarias, zoos con animales exóticos, deportivos, clubes de fútbol… Cualquier activo encarecía su valor cuando el interesado no era transparente en sus finanzas. Todo para cubrirse las espaldas.

Los NFT –tokens no fungibles– están dando esta nueva oportunidad al negocio ilegal. ¿Es posible que una imagen realizada a través de un programa informático llegue a valer más de 44 millones de euros? ¿Y si, además, incluimos el pago en criptomonedas, cuyo máximo valor es el anonimato? Esto ocurre en el metaverso. Y los amigos de los negocios ilegales se han podido introducir sin mayores complicaciones. Y es que, aquí no hay intercambios de documentos de identidad, ni cuentas bancarias visibles, ni tampoco intervención de la Agencia Tributaria. Todo vale, todo está permitido.

TODO ESTÁ PERMITIDO EN EL MERCADO DE NFT

Que una imagen pixelada, con forma humana, zapatillas verdes y unos pantalones cortos alcance los 49,6 millones debería no sólo encender las alarmas de los actores del mercado debido a la especulación, sino también de todos los organismos internacionales. Y es que, estos objetos virtuales no se mantienen en cartera, sino que se compran y venden constantemente, incrementando el precio sucesivamente. ¿Se imagen si la casa de subastas Christie’s realizara la venta de un mismo cuadro varias veces en un sólo día? A cualquier coleccionista le induciría a la sospecha.

Pues esto ocurre en el metaverso, y con mayor frecuencia de la esperada. Se supone que una colección exclusiva puede llegar a valer millones, pero su poseedor buscaría lucirla por las redes donde el NFT sea válido. En cambio, una parte de este universo virtual lo está aceptando como si fueran hechos cotidianos.

La obsesión por estos criptoactivos podría esconder más secretos que la denominada «popularidad» o «fiebre» por los NFT. Y es que, mover 44 millones de euros en una sola operación sin rendir cuentas ni al fisco, ni que el banco presente el preceptivo informe, ni que hayan saltado las alarmas en los organismos internacionales, tan preocupados como dicen estar por la corrupción y la evasión fiscal, da una muestra de cómo se está asentando este sistema. Por este motivo no sólo urge una regulación profunda, para evitar lagunas y vacíos legales, sino que sea a nivel mundial, con las mismas reglas, evitando paraísos fiscales.

UN VENDEDOR PUEDE SER EL COMPRADOR: EL ANONIMATO LO AGUANTA TODO

Asimismo, este mercado permite la compraventa de activos digitales donde el comprador y el vendedor son la misma persona. Una operación que pasaría completamente desapercibida para el resto, ya que sólo se refleja la transacción. No hay un regulador o registro de las carteras virtuales. Nadie sabe quién compra o vende. Tan sólo que el activo cambia de manos.

Durante el pasado mes de enero, sucedieron compraventas de criptoactivos entre unos pocos actores del mercado. Todo ello, a precios desorbitados. LooksRare es el mercado donde se muestran los distintos metaversos más activos, así como las transacciones que más han llamado la atención. Meebits es sin duda el rey del metaverso. Los muñecos 3D antes descritos son únicos en ropa, color y pelo. Las posibles combinaciones se cuentan por miles de millones. Y no, no hay dos iguales. Su valor es de entre 2,5 y 3,7 ethereums, unos 7.500 euros al cambio actual, por cada unidad. Que uno de ellos llegue a los 44 millones no deja de ser inverosímil. Otro de estos muñecos 3D alcanzó los 15 millones de dólares.

VOLÚMENES INUSUALES PARA UNAS POCAS TRANSACCIONES

Sin embargo, no sólo es su precio su principal interés informativo. Sino también el número de veces que cambia de manos y en cuánto tiempo. Una bolsa de aventureros en formato NFT llegó a intercambiarse hasta 75 veces en apenas una semana. Su precio ascendió en esos siete días desde los 26.600 a los 705.000 euros. Tampoco se conoce si los propietarios del mercado inflan los precios de forma artificial para atraer las miradas y después vender sus piezas a un precio muy superior. Y es que, como se describe, nadie conoce la identidad del comprador y del vendedor, salvo ellos mismos y de forma individual.

El NFT de Willyrex se ha vendido por 15.000 dólares
El NFT de Willyrex se ha vendido por 15.000 dólares

En apenas un mes de vida, el metaverso de LooksRare ha alcanzado un volumen de 10.000 millones de euros. Este valor es muy similar a la capitalización bursátil de IAG, la matriz de Iberia, o el equivalente al valor de Bankinter y Banco Sabadell juntos.

La mayoría de las transacciones más elevadas las realizan en un alto porcentaje las mismas cuentas virtuales. Por ejemplo, tan sólo dos carteras de LooksRare movieron un total de 1.150 millones en las compraventas de NTF más voluminosas de todos los mercados. Entre las 100 operaciones más elevadas, sólo participaron 16 cuentas virtuales, según los datos de DappRadar recabados por Reuters.

DIFERENCIAS DE PRECIO INJUSTIFICADAS EN LOS NFT

No es que haya actividad, sino que ésta sólo se concentra en unos pocos actores. No hay una elevada demanda del metaverso, pero se quiere hacer ver que este futuro está muy presente. Si bien, en las NFT de menor precio si se aprecian algunas operaciones, pero no dejan de ser simbólicas. En Scream, otro mercado, se alcanza un volumen de más de 600 millones, pero el número de jugadores apenas se cuentan con unos pocos miles. De hecho, por número de operadores diarios la cifra no llega a 400 en las últimas semanas. Aún así, se mueven más de 1.100 millones en solo un día, como ocurrió el pasado 19 de febrero.

Este inusual volumen de los NFT pudiera responder a las recompensas que ofrecen los distintos mercados de estos criptoactivos a los verificadores de las transacciones. De hecho, se llega a ofrecer una comisión del 2% en todos los casos. No es lo mismo una operación de 7.500 que de 44 millones de euros. Tal diferencia de precios se justifica porque la comisión se cobra en función del volumen generado.

Por otro lado, sólo en 2021 se comercializaron un total de 22.000 millones de euros en NFT. Su fiebre ha atraído a los famosos, algunos de ellos en quiebra y que buscan una oportunidad en los criptoactivos para salir del bache.

CUANDO LOS FAMOSOS SE ADENTRAN EN EL DESCONOCIDO NFT

Grandes empresas y celebrities como Paris Hilton, jugadores de la NBA, incluso los bancos comerciales se introducen en el metaverso. En el mundo del arte, algunos de estos criptoactivos están rompiendo el molde, y las casas de subastas también han entrado en el juego.

Johnny Depp busca salir del pozo con su colección de NFTs. Los excesos en su vida, junto con la batalla legal contra su exesposa con acusación de maltrato por medio, han dilapidado su fortuna. El actor fue traicionado por su mánager y ahora trata de resarcirse con su colección virtual. Su colección ‘Never Fear Truth’ -Nunca temas la verdad- muestra su lado más íntimo, junto a sus amigos como los archiconocidos Marlon Brando, Tim Burton, Elizabeth Taylor, Heath Ledger, Al Pacino y Lily-Rose Depp. Son 11.111 NFTs, de los cuales 11.000 estarán disponibles a la venta. Lo más sorprendente es su precio. Apenas 0,6 ethereums por cada uno de ellos, que hacen un total de 44 millones de euros.

Relacionados