jueves, 29 septiembre 2022

Almirall perdió 40,9 millones en 2021 y apuesta por nuevo presidente

Las acciones de Almirall han alcanzado un primer impacto al alza del 11,56% con la apertura semanal gracias al nombramiento del nuevo presidente de la compañía quién será Carlos Gallardo a partir del próximo 6 de mayo. Jorge Gallardo, su padre y antecesor, deja de nuevo las riendas de la compañía en manos de la familia Gallardo como viene siendo desde 1943 y aunque la noticia de cara al mercado fue bien recibida, los datos esperados en cuanto a los resultados financieros de 2021 no fueron del todo malos, aunque presentaron números rojos.

A cierre de 2021, la compañía presentó unas pérdidas netas de 40,9 millones de euros frente a los 74,3 millones de beneficios reportados en 2020. Estas pérdidas provienen de deterioros contables que se registraron en el primer semestre del 2021 específicamente en áreas de dermatología en Estados Unidos donde sus productos Aczone, Tazorac y Cordran Tape, disminuyeron entre el -12,5% al -23,5% sus ventas lo cual, junto al incremento en los impuestos de sociedades que pasó de 5 millones registrados en 2020 a 31,8 millones para 2021, impactaron directamente el resultado neto reportado.

BUENA LIQUIDEZ

Por otro lado, la compañía presentó un importante mejoramiento en su índice de ventas netas las cuales crecieron un 7,2% alcanzando los 809,8 millones de euros, pero más importante aún, Almirall alcanzó un core ebitda de 211,3 millones de euros, lo que representa un importante crecimiento del 16,7% frente al año anterior. Este incremento se dio por el impulso en el mercado europeo principalmente con el fármaco Ilumetri el cual incrementó sus ventas un 86,5% anual.

Al mismo tiempo, Almirall presenta una buena liquidez y apalancamiento de 1,0x de la deuda neta sobre el ebitda, pasando de 392,5 a 242,5 millones de euros, disminución que se da en gran parte por la cancelación del bono convertible y el préstamo bancario que sumaban 400 millones de euros que fueron compensados por la emisión del bono senior por valor de 300 millones de euros ejecutado en 2021.

almirall Inversion.es

Aunque Jorge Gallardo, quien deja la presidencia de Almirall, hizo referencia a su convencimiento de un futuro prometedor para la compañía, debemos ser objetivos en el comportamiento y la estructura técnica y fundamental que las acciones de Almirall presentan de momento.

IMPACTO AL ALZA

Desde el mediados de 2021, Almirall comenzó una senda bajista la cual alcanzó el -33% de desvalorización. Es imprescindible que el cierre de la vela semanal presente una ruptura sólida de esa directriz bajista para que muestre técnicamente la probabilidad de un punto de giro al alza. Caso contrario, si el gráfico semanal cierra por debajo de dicha directriz, es muy probable que la acción de Almirall visite mínimos de 2017 en cercanías de los 7,7 euros por acción e inclusive, mínimos de 2011 cerca de los 5 euros.

Esto, dado que su estructura técnica macro viene trabajando un ciclo con lateralización y doble área de debilidad que ejerce presión en el precio a la baja. Al mismo tiempo, el índice de fuerza relativa se encuentra cercano a extremos de sobrecompra. Por lo tanto, si la vela de gráfico semanal de la próxima semana se ubica por encima de los 11,9 euros por acción, podría generar un impacto al alza con objetivo al cierre de ciclo macro en inmediaciones de los 17,2 euros lo que corresponde a una revalorización superior al 44%.

Si la acción de Almirall en gráfico semanal abre por debajo de los 10,7 euros, generará un mayor impacto a la baja con objetivo a 7,7 lo que representa una desvalorización cercana al -30%.

Relacionados