domingo, 27 noviembre 2022

Bigbox: las experiencias para empresas se abren hueco en España

spot_img

Escapadas de aventura o para desconectar, cenas en restaurantes o excursiones son algunas de las experiencias que desde la compañía argentina Bigbox ofrecen desde hace a penas cuatro meses en España. Se trata de una firma que ha venido a hacerse un hueco en el mercado de las experiencias, algo similar a los productos que ofrecen las ya famosas cajitas de Wonderbox o Smartbox, pero a nivel corporativo. En este sentido, Bigbox pone el foco en las empresas y los regalos que estas pueden hacer hacia sus empleados.

«El mercado de experiencias en Europa existe hace más de 25 años, donde hay empresas muy fuertes en España, Inglaterra, Francia o Italia. Lo que notamos es que estaban muy enfocadas en el cliente, en el consumidor final. Nuestra estrategia no es tener las típicas cajas de experiencias en El Corte Inglés o en Carrefour, por ejemplo. Nosotros nos enfocamos principalmente en dos cosas: la tecnología y el cliente corporativo«, explica Gastón Parisier, CEO de Bigbox a Inversión.es.

Cada vez son más las empresas que demandan este tipo de servicios como forma de fidelización y premio para sus empleados, ya sea por su antigüedad en la compañía, por su cumpleaños o por otro tipo de agradecimiento. «Está comprobado que el obsequio a través de experiencias tiene mejores resultados que a través de productos. Estamos en un contexto muy favorable para utilizar el inventario de experiencias como herramienta de fidelización, de premiación y de reconocimiento», señala Parisier.

OBJETIVO ESPAÑA 10% DE LAS VENTAS

Después de 11 años de actividad en diferentes países de Latinoamérica como Argentina, Uruguay, Chile o Perú, Bigbox aterrizó recientemente en España. Parisier ve un país con potencial para crecer y hacerse un hueco en un mercado que se centra principalmente en el consumidor final. La oportunidad de dar el salto a Europa surgió a raíz de la pandemia, ya que en los dos últimos años tuvieron que reinventarse para sobrevivir y dar un vuelco a la manera de trabajar, dando mayor importancia al trabajo remoto.

«Nos dimos cuenta de que se podía operar la compañía desde cualquier parte del mundo sin tener presencia física. Teníamos un presupuesto enorme para viajar a los países en los que operábamos y de golpe estuvimos operando la compañía sin hacer un solo viaje. Como consecuencia decidimos expandir la compañía hacia otros mercados en los que no estábamos«, comenta el consejero delegado de Bigbox.

En este sentido, Parisier explica que eligieron a España por afinidad cultural, pero principalmente porque el mercado de regalos de experiencias en el país genera 1.500 millones de euros, dentro del cual el se incluye el mercado corporativo, el punto fuerte de Bigbox que representa casi el 60% de las ventas de la compañía. En este sentido, la proyección que tiene la compañía en cuanto a la facturación para este 2022 es que el 10% de su negocio provenga de España.

UN MILLÓN DE EXPERIENCIAS

La compañía argentina cerró el 2021 incrementando sus ventas en un 60%, logrando vender 500.000 experiencias a 3.000 empresas que ya figuran como clientes. Empresas de la talla de BBVA, Caixabank o Banco Santander entre otras firmas españolas de renombre. Cifra de negocio que superó los 17 millones de euros de facturación y que prevé duplicar a lo largo de 2022, alcanzando el millón de experiencias con las ventas que también proporcione por el mercado español.

Para ello han invertido 1,5 millones de euros para su desarrollo en España. Un capital que está centrado en el impulso a su parte comercial, que también contará con sus propias tiendas en centros comerciales para dar una asistencia más personalizada a los clientes. «Queremos ser los líderes en América Latina, pero si los resultados son positivos en España nos plantearemos expandir el negocio en Europa«, asegura el empresario.

Bigbox ofrece todo tipo de experiencias diversas, aunque Parisier destaca que ponen el foco sobre todo en las ofertas gastronómicas. «Nuestro foco está puesto en la calidad de las experiencias y en asegurar que cada una sea realmente memorable. Por eso nacimos, para generar disrupción en la industria ofreciendo tecnología y calidad. La métrica que más nos importa es que quien reciba un regalo se convierta en regalador», asegura Gastón Parisier.

Relacionados