sábado, 02 julio 2022

Alpha Blue Ocean, el fondo que invierte y gana en el BME Growth

Pierre Vannineuse, Amaury Mamou-Mani y Hugo Pingray son los fundadores de Alpha Blue Ocean, un fondo francés creado hace apenas cinco años. En su corta vida, atesora inversiones en más de 70 empresas, de las que únicamente dos son españolas. Se tratan de ADL Bionatur y del equipo ilicitano Intercity, que comenzó a cotizar en noviembre de 2021.

La cartera de inversión de Alpha Blue Ocean alberga compañías de salud, pero con el enfoque de dar asistencia financiera. Con nombres propios, Safe Ortopaedics, Europlasma, Pharmasimple, Neovacs, Pharnext o AB Science son algunas de las empresas que aparecen en el portfolio. No obstante, los fundadores del fondo no suelen entrar en las compañías con compras directas de acciones, sino que lo hacen a través opciones convertibles, reestructuraciones de deuda y ampliaciones de capital.

Su estrategia de elección se centra en el enfoque directo, racional y eficiente. Es decir, miran al detalle las cuentas sin dejarse llevar por las expectativas. Justo lo contrario de lo que ocurre con las startups o empresas de alto crecimiento, que consumen capital de forma ineficiente en su mayoría.

DEUDA Y AMPLIACIONES DE CAPITAL, LOS INSTRUMENTOS DE ALPHA BLUE OCEAN

En otras palabras, el fondo ofrece alternativas de financiación a las empresas, con soluciones adaptadas a sus necesidades, así como colocaciones privadas de capital. El fondo tiene presencia en numerosas cotizadas a uno y otro lado del Atlántico y busca dar un cambio al negocio para impulsar a las empresas, como ya ha hecho en Erytech, Wisekey, Europlasma, Safe Ortopaedics, Intrasense y Douaisienne de Basse Tension (DBT), entre otras.

Su equipo de análisis se encarga de identificar las oportunidades. Una vez encontradas, el equipo gestor inicia rápidamente la relación profesional con las cotizadas, manteniendo reuniones y un diálogo fluido, para después analizar la utilización del capital, el riesgo de crédito y la liquidez de la compañía. Una vez hecho estos pasos, se dialoga directamente con la dirección para diseñar la estrategia de desarrollo de la compañía. Su intención es mantener una relación a largo plazo, pero no significa que haya desinversiones.

La posición del fondo en ADL Bionatur alcanza los cinco millones de euros a través de obligaciones convertibles en acciones al vencimiento. La apuesta por la empresa española se realizó en marzo del pasado año. A pesar de la caída del 55%, el fondo obtiene los intereses correspondientes de la deuda. Y es que, la compañía leonesa registra un elevado nivel de deuda, con un fondo de maniobra negativo y el flujo de caja no muestra síntomas de mejora, según sus últimas cuentas. De hecho, sale más dinero del que entra en la compañía. Este fondo francés concedió más deuda dadas las dificultades de la cotizada en el BME Growth de obtener un crédito bancario.

FINANCIACIÓN ALTERNATIVA A LAS EMPRESAS DEL BME GROWTH

En el mercado se especula con una nueva ampliación de capital, que diluirá aún más el precio de las acciones. Por el momento, cotiza muy cerca de los mínimos de 2020, tan sólo un 10% por encima. Las acciones han realizado un dibujo feo desde entonces, con un amplio rango lateral. El máximo se tocó en los 0,93 euros en febrero del pasado año, para caer súbitamente a los 0,47 euros pocos meses después. Sin embargo, la aceleración en las subidas es corta y súbita. Tan solo unas semanas después alcanzó los 0,87, para volver a perforar los mínimos del año y caer en este momento a los niveles de hace más de 18 meses.

Las refinanciaciones de deuda no han servido para mantener a flote el precio de las acciones. Mientras los inversores en la compañía sufren pérdidas potenciales, el fondo obtiene el rédito en la conversión de la deuda. Si bien, a vencimiento esta inversión podría convertirse en acciones. Dependerá así del precio de éstas para conocer si han comprado caro o barato.

El fondo, sin embargo, ha continuado explorando oportunidades de inversión en el BME Growth. Intercity, todo un ejemplo de transparencia financiera en el opaco mundo del fútbol español, es el equipo de moda en cuanto a la Bolsa se refiere. Como en el resto de inversiones, los de Pierre Vannineuse invertirán 4,9 millones de euros durante los próximos 24 meses a través del fondo Global Tech Opportunities 10.

DIVERSIFICACIÓN Y BÚSQUEDA DE OPORTUNIDADES EN ESPAÑA

El club alicantino financiará con esta operación la nueva ciudad deportiva, la entrada del fondo en el capital y una mayor posición de liquidez. El fondo entraría en la compañía a través de una ampliación de capital, tal y como establece el acuerdo del primer tramo del préstamo, por valor de 400.000 euros.

Asimismo, como es tradición, habrá bonos convertibles en acciones por un total de 4,5 millones de euros. No obstante, se desembolsará en varios tramos, a razón de unos 250.000 euros mensuales durante los próximos seis meses; y el resto a repartir durante los 18 meses siguientes, unos 210.000 euros al mes.

El fondo entrega el dinero al 0% de interés, pero con una conversión del 93% del menor precio medio ponderado de la acción de las siete sesiones anteriores a la solicitud de la financiación. Es decir, se asegura un precio máximo de las acciones. Sin embargo, el club cotizado registra un fuerte descenso en su corta historia bursátil, del 30% en apenas cuatro meses. Los bonos vencen a los 12 meses y pueden convertirse en cualquier momento desde su suscripción. La finalidad del fondo es alcanzar el 5% del capital en el primer año.

Relacionados