domingo, 25 septiembre 2022

Nyesa se hunde un 20% tras la ampliación de capital para subsanar su deuda

Nyesa se hunde más de un 20% tras la ampliación de capital llevada a cabo el pasado martes y con la invasión de Rusia como telón de fondo para los mercados mundiales. La promotora inmobiliaria no pasa por su mejor momento y trata de reconducir su mala situación financiera. Por ello se ha visto obligada a realizar dos ampliaciones de capital por un importe total nominal de 60 millones de euros.

La primera ampliación por una aportación no dineraria vinculada a su edificio Torre de Hércules en Cádiz por importe de 8,7 millones. Mientras que la segunda se realzió por 51,3 millones y está ligada a la compensación de créditos concursales. Una operación que supuso la entrada de Banco Sabadell en el accionariado de Nyesa, con una participación del 3,89%, después de capitalizar parte de la deuda de la compañía y convertirse en el sexto mayor accionista de la promotora inmobiliaria de la firma.

La operación no tuvo buena acogida entre los inversores y los títulos de la cotizada cayeron más de un 25% en los dos días posteriores, aunque volvieron a rebotar más de un 6% el viernes. Una situación también agravada por el miedo bursátil por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania que se contagió en los mercados a nivel global.

Contexto en el que la promotora inmobiliaria pudo haberse visto afectada adicionalmente, ya que parte de su actividad comercial la desarrolla a través de su filial rusa Marma. Y es que, tanto el índice principal del país, el MOEX, como su moneda oficial se han devaluado considerablemente desde que estalló el conflicto.

NUEVA ETAPA

Aún así, la compañía espera que a través de la ampliación capital se de paso a un proceso de mejora en el terreno financiero. De esta manera, el objetivo de la promotora es iniciar una nueva etapa, con la capitalización de la deuda y el restablecimiento del equilibrio patrimonial y tras haber evitado la solución liquidatoria.

La modificación del convenio de la sociedad que la compañía acometió y la consiguiente ampliación de capital tenían como finalidad atender tanto la deuda concursal como el resto de obligaciones de pago contraídas en el marco de la reorientación estratégica llevada a cabo desde el ejercicio 2019.

El principal accionista de Nyesa es actualmente Schoen Group-Cerrina Inversiones (Mariano Schoendorff), con el 13,4%, seguido de Olaf y Rubí (José Antonio Bartolomé, 9,46%), Fanumceo (7,8%), Río Arnoia (Liberto Ángel Campillo, 5%), Mikhail Gaber (4,9%) y Sabadell (3,89%).

Relacionados