domingo, 03 julio 2022

Alemania enciende la inversión en Indra y Leonardo con el riesgo de un ‘crash’

La invasión de Rusia a Ucrania ha encendido el apetito inversor hacia las empresas tecnológicas de Defensa y a las armamentísticas, con excepciones en Reino Unido. El anuncio del canciller alemán, Martin Scholz, sobre el incremento del presupuesto de Defensa en su país hasta un mínimo del 2% del Producto Interior Bruto (PIB) ha vuelto a acelerar la inversión sobre Indra, Leonardo, Thales y Saas AB, entre otras. Algunas de estas han llegado a dispararse más de un 15% en la jornada de este lunes, un porcentaje que se suma a las subidas registradas desde el ataque ruso a una potencia libre, como es Ucrania.

Si la situación no se calma, podríamos asistir a un ‘crash’

“Las acciones de Defensa ya habían subido la semana pasada tras intensificarse los combates en Ucrania”, ha destacado Diego Morín, analista de IG Markets, a preguntas de INVERSIÓN. Este hecho “avivó la preocupación sobre la posible expansión de la ofensiva de Rusia a otras naciones”, ha sostenido el analista. Y es que, el mandatario ruso, definido ahora por Occidente como un “dictador” al estilo de Adolf Hitler, amenaza a países que aún no se encuentran bajo la protección de la OTAN, como Finlandia, Suecia y varios países del báltico. De hecho, Ucrania es considerado un país clave en la geoestrategia militar al ser el puente directo hacia Europa desde Rusia.

Vladimir Putin, el presidente que ha desatado un nuevo conflicto en Europa
Vladimir Putin, el presidente que ha desatado un nuevo conflicto en Europa

“La profundización del conflicto en Ucrania podría desencadenar más pedidos, así como el desbloqueo de las conversaciones para desarrollar un futuro avión de combate europeo”, ha sostenido el analista. Con este escenario, Indra, Thales y Leonardo, entre otras compañías dedicadas a la Defensa, se han disparado en esta pasada sesión.

LEONARDO E INDRA, ENTRE LAS FAVORECIDAS POR LA INVASIÓN RUSA

La italiana Leonardo, ha perforado al alza su resistencia de corto plazo, ubicada en el nivel de los 7,9 euros. De esta forma, se ha alejado del soporte de los seis euros.

Indra, por su parte, se encuentra muy cerca de su barrera, en los 11 euros. Por el momento, alcanza los 10,34 euros y tendría un potencial de más del 6%. El soporte de la compañía se encuentra en los 9,5 euros, un 8% por debajo de los niveles actuales. Indra ha diseñado una serie de servicios recientemente para las entidades públicas y privadas que quieran mejorar su nivel de seguridad en la nube. Servicios que han sido bien recibidos por parte del Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del gobierno español.

En cuanto a la francesa Thales, la subida le ha hecho superar con creces los 91,26 euros, una zona de resistencia que perdió en 2020, con el inicio de la pandemia. La compañía se encuentra ahora a un 20% de subida de sus máximos históricos, que podría alcanzar si Rusia muestra la cara imperialista e inicia nuevos enfrentamientos en otros territorios. Por la parte baja, la empresa presidida por Patrice Caine se mantiene lejos de los 81,6 euros que marca el soporte.

Para Morín, el motivo de estas subidas se encuentra en el incremento del Presupuesto de Defensa de Alemania. Y es que, hasta el estallido de este conflicto bélico estas partidas estaban prácticamente congeladas. A raíz de la invasión rusa, las empresas armamentísticas alemanas y del resto de Europa, con excepciones en el FTSE-100 de Londres, se han visto beneficiadas.

SI NO HAY CALMA PODRÍA VENIR EL TEMIDO CRASH BURSÁTIL

Por el momento y tras cinco días de conflicto armado, la valoración del mercado hacia la invasión de Rusia es “incierta”. “Todo el revuelo existente podría desembocar en un conflicto mucho mayor, especialmente después de que Vladimir Putin pusiera en alerta a los equipos de fuerza nucleares”, ha sostenido Morín. “Si la situación no se calma, podríamos asistir a un ‘crash’ bursátil“, ha advertido.

En el mercado, se define ‘crash’ como una caída superior a los dos dígitos en un corto plazo de tiempo. Esta situación se vivió con una fuerte volatilidad en los meses de octubre y noviembre de 2008, con bruscas pérdidas para la mayoría de inversores. Asimismo, estas fuertes caídas deberían ir acompañados de otros factores, como incremento de las tasas de paro y falta de liquidez, entre otros, para tomarlo como una señal de recesión. En caso de que el conflicto vaya a más, algunos expertos consultados por INVERSIÓN apuntan a una fuerte recesión que “podría dejar en quiebra no sólo a empresas, sino también a los países con mayor deuda“.

Asimismo, no sólo las fabricantes de armamento se están beneficiando en este momento. También las materias primas, como el gas y el trigo, renuevan sus subidas incrementando de forma muy significativa los precios. Eso sí, la volatilidad está haciendo mella en el mercado.

LA VOLATILIDAD IRÁ EN AUMENTO Y SUBIRÁN LAS MATERIAS PRIMAS

“La volatilidad seguirá acompañando a estas materias primas, afectando a las agrícolas debido al bloqueo existente de las exportaciones, lo que desemboca en una reducción de la oferta y posterior disparo de los precios”, ha sostenido Morín. “Cualquier situación de acuerdo y relajación de las tensiones podría calmar el aumento de precios“, ha destacado.

En este sentido, tanto Rusia como Ucrania están sentados en la mesa de negociación, sin condiciones previas, en territorio prorruso, como Bielorrusia. Por ahora no hay acuerdo, pero cualquier solución pactada aunque sea en una mesa de diálogo es mejor siempre que continuar los combates que aterran especialmente a la población civil. Por el momento, esta invasión ha causado centenares de vidas humanas y está en manos de Putin acabar con la misma, mientras que las potencias de Occidente han iniciado una serie de medidas sancionadoras muy duras, como excluir a los bancos rusos del sistema europeo bancario, denominado SWIFT. Entre otras consecuencias, la filial europea del primer banco ruso se ha declarado en quiebra, mientras los fondos de varios mandatarios están congelados.

Relacionados