lunes, 04 julio 2022

Audax respira, pero no termina de convencer

La firma de energías renovables encadena su particular rally alcista en los últimos días. Mientras importantes compañías del selectivo español sufren las consecuencias del conflicto armado por la invasión de Rusia a Ucrania, especialmente los grandes bancos, otras como Audax Renovables se están viendo beneficiadas en estos días de gran volatilidad. Una tendencia al alza también relacionada con los resultados presentados recientemente, que reflejan la vuelta al beneficio de la compañía. Son días en los que Audax respira, aunque la situación en cuanto al precio de la electricidad en el mercado mayorista o la deuda no termina de convencer en el mercado.

Durante las últimas tres sesiones bursátiles la empresa que preside José Elías Navarro se anota subidas que alcanzan el 27,45%, impulsadas por el impacto que está teniendo el contexto bélico en los precios de las materias primas vinculadas a la energía. Un rebote que da oxígeno a una compañía cuyo último año estuvo marcada por la pérdida del 35% de su valor en el Mercado Continuo, tendencia bajista en la que sigue inmersa en los primeros meses de 2022.

Los resultados presentados por la renovable recientemente muestran una vuelta al beneficio con 2,83 millones de euros al cierre de 2021. Sin embargo, es una cifra que se reduce en un 89% en comparación con el registrado en el ejercicio correspondiente al 2020, de 26,38 millones. Elías Navarro ha querido remarcar los niveles récord de facturación de Audax y el margen bruto obtenido, cifras que pone en valor debido al “año de tanta exigencia y volatilidad para todos los eslabones del sector energético”.

RECORTE DE PRECIO OBJETIVO

Una positividad que se está reflejando en el repunte de sus acciones, pero que no convence a todos. Así, desde Bankinter destacan su valoración sobre las cifras de la compañía como neutral y recortan su precio objetivo de los 1,6 a los 1,4 euros por título. La firma de análisis cree que la vuelta a los beneficios es un factor positivo, “pero los resultados siguen estando impactados por el aumento de los precios en el mercado mayorista de electricidad“. Asimismo, destaca la compra de la filial húngara como uno de los motivos de su acelerón en las ventas a finales de 2021.

La entidad también señala como parte negativa el empeoramiento del flujo de caja libre como consecuencia del flujo de caja de explotación (-74 millones de euros vs +76 millones de euros en 2020), así como la caída de las inversiones, de los 142 millones de euros en 2020 a los 115 millones al cierre del año pasado. Coyuntura económica a la que también se suma el aumento de la deuda financiera neta de Audax Renovables al doble que el ejercicio anterior, así como el ratio de endeudamiento, que se eleva 8,4 veces desde las 3,2 de hace en 2020.

MÁS POTENCIA Y MISMOS BAJISTAS

En cuanto a los aspectos favorables, Bankinter también considera que “el aumento de la potencia conectada a 226MW más otros 19MW en construcción es, en nuestra opinión, lo más positivo y hace entrever que esta división presentará crecimientos elevados en 2022”. En cambio, la entidad sostiene que la división de comercialización seguirá reflejando un entorno desfavorable. “El precio de la energía sigue cerca de máximos y creemos que esta situación puede impedir que los márgenes se recuperen en el corto plazo. La subida en la TIR de los bonos nos hace elevar la tasa de descuento de nuestro modelo de dividendos y también ajustamos a la baja nuestra valoración de la actividad de comercialización”, han señalado desde el banco.

Además, cabe destacar las últimas operaciones cerradas de la compañía de José Elías, como el concurso ganado para el suministro de electricidad de Mercamadrid, la mayor plataforma de distribución y comercialización de alimentos frescos en España. Se trata de 3 millones de kilovatios hora de origen renovable al 100% en un año.

Por el momento Audax coge aire, pero los condicionantes mencionados por los analistas y la presión que todavía ejercen los ‘hedge funds’ en la compañía no son indicadores de un optimismo exacerbado entre los inversores que apuestan por la renovable. En este sentido, la firma sigue siendo el valor que acumula un mayor porcentaje de su capital social en manos de bajistas, con el 6,71% acumulado en posiciones cortas. Entre sus bajistas se encuentra Citadel como principal actor en la presión hacia Audax, habiendo pasado del 3,55% a una posición del 3,62% registrada el pasado 18 de febrero en la CNMV, seguido de los fondos D. E. Shaw & Co (1,22%), Linden Advisors (1,18%) y Polar Asset Management Partners (0,69%).

Relacionados