viernes, 02 diciembre 2022

El ‘corralito’ de Putin golpea al mercado inmobiliario español

spot_img

Las agencias inmobiliarias españolas se apresuraban a cerrar operaciones de ciudadanos rusos y ucranianos ante el temor a un ‘corralito’ decretado por Vladimir Putin, presidente de Rusia, en respuesta a las durísimas sanciones económicas de las naciones libres al país por la invasión de Ucrania. «Hasta ayer se estaban cerrando operaciones», ha asegurado Gerard Marcet, del despacho especializado en inversión inmobiliaria Laborde Marcet, a preguntas de INVERSIÓN.

Las sanciones económicas a Rusia funcionan de forma extraordinaria. El acierto de las medidas de la UE y de Estados Unidos, junto con otros países hasta ahora neutrales, como Suiza o Finlandia, han hecho mella donde más duele, aunque nada es equiparable a la pérdida de vidas humanas que ha provocado la invasión a Ucrania. Por el momento, los efectos en la economía rusa son devastadores. El rublo cae con fuerza, al devaluarse más de un 44% respecto al euro desde el estallido de esta atrocidad. Asimismo, la Bolsa rusa suspende todas sus operaciones ante la carnicería del mercado, que se está cebando de forma más intensa en las compañías rusas, aunque también en las Occidentales.

LOS MILLONARIOS RUSOS HABÍAN ANTICIPADO EL CORRALITO DE PUTIN

Los precios del gas y del petróleo se han disparado, provocando un incremento de la inflación y mayor presión al Banco Central Europeo, que podría verse obligado a incrementar los tipos de interés en un escenario tan incierto como real.

inversion inmobiliaria europa Inversion.es

Tanto ucranianos como rusos millonarios habían anticipado las sanciones y se lanzaron a comprar propiedades en España. Sin embargo, Putin ha cortado por lo sano y ha decretado un ‘corralito’ en el país, impidiendo la salida de capitales hacia otros territorios, mientras los ciudadanos buscan cajeros con efectivo. El temor ahora es la confiscación de los ahorros de todos los ciudadanos para financiar su invasión. Además, los tipos de interés en Rusia se han elevado un 20% para hacer frente a la brusca devaluación de su divisa, que ha desaparecido por completo de la circulación. Solo la tarjeta bancaria es el medio de pago, pero cada vez los ahorros valen menos.

La situación golpea en cierta medida al mercado inmobiliario español, donde los rusos son uno de los principales actores extranjeros, especialmente de los locales comerciales en zonas premium y viviendas en las mejores ubicaciones. «El comprador ruso invierte con alegría, con sobreprecio», ha explicado Marcet. Ahora se espera una caída de la actividad de entre el 5% y el 10%, para la que no hay una solución a corto plazo.

UNA SITUACIÓN SIMILAR A LA ANEXIÓN DE CRIMEA

Para el experto inmobiliario, la situación es similar, salvando las sanciones económicas impuestas ahora, a la invasión rusa en Crimea en 2014, territorio que anexionó de forma unilateral y que es un enclave geoestratégico de vital importancia para controlar el Mar Negro y el Mar de Azov. A través de este este mar se podría atacar por mar a Bulgaria, Rumanía y Bulgaria, así como tener controlada la entrada de barcos desde el Mar de Mármara.

Los capitales que han salido a tiempo de Rusia se podrán invertir

«Los capitales que han salido a tiempo de Rusia se podrán invertir», ha asegurado Marcet. El resto queda atrapado en Rusia, mientras la moneda se devalúa y se enfría la economía. A su juicio, hay un momento de gran incertidumbre, aunque espera una solución pactada a esta maniobra bélica de Putin. «Hay muchas personas que tratan de salvaguardar su patrimonio en un país errático», ha sostenido.

Y es que, la lista de rusos sancionados es muy larga. Tal es la situación, que algunos yates de magnates de ese país han cambiado de puerto ante la posibilidad de una confiscación de bienes. Sólo en Barcelona, cuatro de estas grandes embarcaciones se han echado al mar sin rumbo conocido. Ahora estos millonarios no pueden realizar transferencias a través de los bancos porque han sido expulsados del mecanismo financiero SWIFT. Este hecho ha conllevado la quiebra de la filial europea del primer banco ruso.

CAÍDA DE VENTAS DE ENTRE EL 5% Y EL 10% EN ESPAÑA

Con todo, las ventas de inmuebles en España caerán entre un 5% y un 10%, y no hay visos de recuperarla. De hecho, el experto considera que no hay opción alguna ahora mismo de sacar el dinero de Rusia. Los cajeros no tienen efectivo y las transferencias en el país están completamente bloqueadas. «Nos perjudica relativamente», ha indicado. Hace ocho años, el rublo se devaluó un 50% y la inversión de los rusos en España se paralizó por completo.

«No son inversores que busquen inmuebles económicos» ni tampoco regatean el precio. Todo lo contrario. Los rusos buscan las mejores zonas y sin importar el precio porque acaban pagando más para convencer rápidamente al comprador. «Invierten con alegría», al menos hasta este martes, aunque con rapidez y premura porque aquí el tiempo sí era un factor clave. «Que se congele este perfil de inversores nos perjudica«, ha lamentado. Debido a este corralito, el precio de los inmuebles podría afectar también al precio. Eso sí, si los rusos no vuelven, el mercado les suplirá con otros inversores.

Sin embargo, espera que la situación mejore de cara al futuro y que se puedan levantar las sanciones para llegar a un nuevo ciclo económico. Eso sí, no fija un horizonte debido a la falta de visibilidad futura.

Relacionados