miércoles, 29 junio 2022

Telefónica es la teleco europea más expuesta a la inflación por la guerra entre Rusia y Ucrania

Telefónica sigue su camino para recuperar el precio de la acción. Los resultados de 2021 confirman el buen hacer de la compañía, multiplicando por cinco su beneficio y reduciendo la deuda. Sin embargo, la guerra entre Rusia y Ucrania ha eclipsado la cotización de la teleco y su desempeño en el Ibex 35. Una situación que puede tener consecuencias en términos de inflación, a las que Telefónica puede ser la compañía del sector más expuesta en Europa.

La inflación sigue siendo la mayor preocupación para las economías nacionales y muchas de las grandes compañías se verán afectadas por los elevados costes energéticos. En este sentido, el sector de las telecomunicaciones no sufrirá especialmente las pérdidas venideras a corto plazo, más allá de las empresas rusas y aquellas que operan en Europa del Este que tendrán un impacto directo del conflicto armado.

“Los operadores europeos no rusos con una exposición directa significativa a la invasión rusa de Ucrania son limitadas, constituidas por VEON, Turkcell y Telekom Austria, mientras que las operaciones empresariales de grandes operadores como Orange, Vodafone y BT pueden tener una pequeña exposición a las ventas, probablemente muy por debajo del 1% del total. El cierre del espacio aéreo a los vuelos rusos también anuncia una ligera presión probablemente más tangible para los que operan en Europa del Este, como Telekom Austria y Hellenic Telekom”, señala un reciente informe de Bloomberg Intelligence.

TELEFÓNICA, LA MÁS EXPUESTA A LA INFLACIÓN

No obstante, “el riesgo principal es la inflación, aunque la cobertura generalizada de los costes energéticos limita a corto plazo”, explican los analistas. La cuestión es que el riesgo de la inflación es fácil de gestionar a corto plazo para las telecos, pero será una bala difícil de esquivar en el sector a la hora de obtener beneficios a medio plazo. Y, en este contexto, Telefónica se coloca como la teleco europea (fuera de Rusia) que más puede sufrir los costes de la inflación por la .

“Una de las principales presiones inflacionistas del conflicto, los gastos energéticos, que suponen entre el 2% y el 3% de los costes de explotación, están cubiertos para la mayoría de los operadores en Europa. Sin embargo, el grado de cobertura varía según la compañía, siendo Telefónica aparentemente la más expuesta debido a la falta de cobertura en su mercado nacional”, aseguran. Un problema extra para la cotizada que dirige José María Álvarez-Pallete, que, tras cerrar el ejercicio quintuplicando beneficios, no ha podido ver reflejado el buen momento a nivel bursátil.

Aunque Telefónica mantiene el rumbo alcista desde noviembre del año pasado, anotándose una revalorización del 14,6%, los títulos de la teleco a penas avanzan un 2% tras la presentación de resultados. Cabe destacar que los 8.137 millones de euros de beneficios registrados en 2021 han sido los mejores en la historia de la firma, gracias sobre todo a la fusión de O2 y Virgin Media y al cierre de la venta de torres Telxius. Además la teleco redujo la deuda significativamente en más de 9.000 millones de euros, lo que supone un 26,1%.

MEJORA DE PRECIO, PERO CONSEJO NEUTRAL

Resultados positivos a los que las firmas de análisis que siguen a la compañía que preside Pallete ya han dado su valoración, algunas mejorando el precio objetivo de sus acciones. Es el caso de Barclays, quien sube desde los 3,9 euros por título hasta los 4,2 euros, dando a Telefónica un potencial del 8%, basándose en los buenos rendimientos que está teniendo en Brasil y las fluctuaciones de las divisas de países Latinoamericanos como Argentina.

A pesar de la mejora, la entidad londinense modifica su consejo de compra de infraponderar a neutral únicamente, debido en parte por el desempeño del negocio en nuestro país. “En España, observamos que los ingresos por servicios fueron débiles, con un -1,5% interanual, lo que supone un deterioro con respecto al tercer trimestre (-1%)”, señalan desde la firma. Y, en cuanto a la situación internacional, Barclays estima que “dejando a un lado el contexto geopolítico, esperamos que el precio de las acciones reaccione positivamente y supere a sus homólogos”.

Otros brókers como Bankinter fijan el precio objetivo de la acción de Telefónica en los 4,5 euros y también mantienen una recomendación neutral sobre la cotizada. La entidad valora los resultados de la teleco con optimismo y cree que “en términos orgánicos, el crecimiento se mantiene modesto pero positivo“. Bankinter considera que los riesgos y las oportunidades de la compañía están equilibrados, por lo que pasan de “estable o ligero crecimiento” a “crecimiento de un dígito bajo”.

En cuanto al punto de vista de mercado, la firma de análisis cree que el entorno actual es algo más favorable para el sector. Esto es debido a que aumenta la posibilidad de operaciones de consolidación y de posibles fusiones como la de Iliad con la filial de Vodafone en Italia o las que se pueden dar en España entre Masmovil, Orange y Vodafone, ya que “potencialmente moderan la competencia y ponen en valor los múltiplos de Telefónica”.

En cualquier caso, la prudencia entre los analistas es la tónica en cuanto a las recomendaciones de compra para las acciones de la teleco española. Así, el 42,9% de las firmas recomiendan comprar y el 42,9% mantener, mientras que el 14,3% se decantan por vender, según recoge Bloomberg. Una situación que puede revertirse si finalmente a Telefónica le pasan factura los costes de la inflación a consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Relacionados