sábado, 02 julio 2022

Así tiene pensado Netflix liderar el negocio de los videojuegos

spot_img

Netflix tiene una meta: convertirse en “uno de los mejores productores de juegos móviles del mundo”, en palabras de su director ejecutivo, Reed Hastings. Para ello tiene un objetivo: crear franquicias reconocidas en todo el mundo. Y para lograr ese objetivo, que posteriormente debe llevarle a su meta, está trabajando en su plan maestro: armar un equipo de élite. Por ello, la reciente compra de Next Games, anunciada este pasado miércoles por 65 millones, famosa por recrear versiones recreativas para móviles de series como Stranger Things o The Walking Dead es perfecta. 

No es la primera compra de este estilo. Unos meses antes, la plataforma de streaming más grande del mundo también hizo lo propio con Night School Studio. La idea era sencilla, ya que añadía sus primeros videojuegos, como Oxenfree y Afterparty, mientras ponía al estudio a desarrollar material propio combinado. Ahora, con Next Games el funcionamiento es similar, aunque la firma ya cuenta con algunos éxitos sacados del propio Netflix como Stranger Things. Pero quizás lo más importante es nexo común en el que parece estar interesada Netflix: el talento.

Así, lo verdaderamente importante en las compañías anteriores es que son relativamente pequeñas, pero exitosas. Next Games apenas cuenta con 120 trabajadores, mientras que Night School Studio tenía 24. Esto refuerza la idea de que Netflix está captando primordialmente talento. Algo nada descabellado para aquellos que conocen el funcionamiento del gigante del streaming y cómo piensa su director ejecutivo. Y es que uno de los secretos de la plataforma es la curiosa forma en la que Hastings concibe un equipo de trabajo como un ente anárquico, abierto, flexible, pero profundamente competitivo. Ahora quiere replicarlo en su sección de videojuegos.

¿QUÉ HACE ESPECIAL A NETFLIX? LA FILOSOFÍA DE ‘AL BORDE DEL CAOS’

En este sentido, el responsable de liderar el proyecto, Greg Peters, ya avisó recientemente de que “en los últimos meses hemos estado contratando algunos talentos increíbles que aportan un conjunto de experiencia (…) estamos haciendo grandes adquisiciones en este campo”. Ahora, con Next Games ese equipo sigue creciendo. Pero no se quedará ahí, ya que el propio director ejecutivo de la firma reconoció ante analistas e inversores que seguirá absorbiendo más estudios de videojuegos, esto es más trabajadores con ingenio.

Netflix muy probablemente tenga la base de datos más grande del mundo en materia audiovisual

Un planteamiento lógico, al fin y al cabo, el primer gran reto de Netflix es crear su equipo de élite a través del talento captado y entrenado en la gestión “al borde del caos”, como Hastings llama a su peculiar visión de los recursos humanos en una empresa. Una política que le ha granjeado unos resultados casi inmejorables. Así, sus cerca de 8.000 trabajadores a tiempo completo parecen felices de ser pagados generosamente, mientras nadie pueda hacer mejor su trabajo. Por el lado de la empresa no es menos rentable. De hecho, cada uno de ellos genera 2,6 millones de dólares en ingresos anuales en promedio. La cifra supone nueve veces más que los empleados de Disney o tres veces más que un Googler.

La parte del reclutamiento y entrenamiento es vital porque el resto del trabajo que deben realizar próximamente ya está casi hecho. Principalmente porque cuentan con dos herramientas muy potentes que han convencido a Hastings para dar el salto. Por un lado, una cartelera de franquicias consolidada sobre la que trabajar. Así, parece evidente que el primer gran desafío al que se mida el nuevo equipo de élite de Netflix sea dar continuidad a través de los videojuegos de los grandes títulos audiovisuales que ha creado.  

LA CONFLUENCIA DE SINERGIAS

Aquí entra por primera vez en juego la creación de franquicias totales. Quizás uno de los elementos de mayor valor de la industria audiovisual que la firma audiovisual no había explotado a lo grande. Pero eso está a punto de cambiar. “La gente habla de la franquicia como si fuera cero o uno. Pero, por supuesto, nosotros buscamos recorrer un camino completo que agregará valor tanto a corto como a largo plazo para nuestros títulos. Además, ya lo estamos haciendo a través del mundo de los productos de consumo y haciendo que la gente sienta una mayor conexión con esas producciones”, explicó Hastings recientemente sobre sus intenciones.

Netflix

Otro elemento clave será el de la retroalimentación. Quizás en este punto es en el que más fuerza coge la idea de crear un equipo de élite para imaginar, diseñar y crear videojuegos. Al fin y al cabo, el recorrido económico de primero la producción audiovisual y después el videojuego no es de un único sentido, sino que también se puede hacer de forma inversa. De hecho, uno de los grandes estrenos desde que la pandemia asoló los cines de todo el mundo es la presentación de la película Uncharted cuya idea original proviene de un juego con ese mismo nombre. El gran reto para la plataforma será crear este camino inverso y hacerlo rentable.

Al final, la compañía debe buscar un equilibrio en las sinergias. Para ello, cuenta con otro as en la manga. Y es que es muy probablemente tenga la base de datos más grande del mundo en materia audiovisual. Eso de cara a esa primera parte de crear franquicias a través de sus grandes éxitos resulta increíblemente poderoso. En el caso inverso no está tan claro, aunque sigue siendo un recurso con el que muy pocos estudios (incluso lo más grandes) pueden rivalizar. Esa dificultad en este caso, sacar partida de un arma tan poderosa, es otra de las razones por las que se está priorizando captar talento.

En definitiva, Netflix no ha optado por la vía fácil. Ni tampoco por la más rápida. A diferencia de otras, como Microsoft con la compra de Activision Blizzard, está creando su propio foso defensivo poco a poco. La decisión primero armar un equipo de élite y después dejar que el camino se abra día a día es la forma que tiene de entender el mundo Hastings. Para muchos sus palabras de que serán “uno de los mejores productores de juegos móviles del mundo” es solo bravuconería. Pero también mucha gente de la industria audiovisual se reían de la calidad de las producciones de la plataforma y en este 2022 lidera por tercer año consecutivo las nominaciones a Los Oscars. 

Relacionados