miércoles, 30 noviembre 2022

Putin se convierte en la enésima traba de Meliá

La guerra entre Ucrania y Rusia ha retrotraído a Meliá a la tendencia bajista del pasado año. La cadena hotelera había cambiado la mala dinámica bursátil en 2022, y aunque todo parecía indicar que podría ser un gran año para la compañía, la realidad es que la invasión rusa en Ucrania ha torpedeado la cotización de Meliá. El valor actual de los títulos de la firma balear es 5,77 euros. De esta forma, la cotización de la cadena hotelera vuelve a ser la que marcó a mediados de diciembre del pasado año. 

En los dos primeros de meses del presente año Meliá había crecido hasta un 18%, convirtiéndose en el principal perseguidor de la banca en el Ibex 35. La invasión de las tropas de Putin en Ucrania es el actual problema de los mercados de valores globales y, por ende, del Ibex. Habiendo pasado 13 días desde que la guerra estallase en el este de Europa, Meliá ha retrocedido casi un 18%.

Desde mediados de diciembre hasta mediados de febrero, Meliá logró crecer un 36%

De esta forma, la cadena hotelera marca su mayor caída de los últimos 12 meses, un dato sorprendente, teniendo en cuenta que Meliá ha sido uno de los valores más perjudicados por las variaciones pandémicas. Es decir, la guerra entre Ucrania y Rusia se ha convertido en un problema bursátil mayor que el Covid 19. 

LAS DOS SEMANAS DEL CAMBIO DE MELIÁ

El escenario actual para la firma cotizada es complejo. El turismo es uno de los sectores que más ha retrocedido a raíz del conflicto armado. Meliá ejemplifica el actual momento de las empresas dedicadas al turismo. Pero el caso particular de la empresa balear es más dramático. Y es que Meliá fue una de las empresas más perjudicadas por la pandemia. Tras ello, la cadena hotelera ha ido dando muestras de recuperación. La realidad es que el avance en las campañas de vacunación, unido a las buenas perspectivas de las temporadas vacacionales vislumbraban un panorama favorable para Meliá. 

De hecho, la empresa presidida Gabriel Juan Escarrer se situó en el ‘Top 5’ del Ibex 35. Desde mediados de diciembre hasta mediados de febrero, Meliá logró crecer un 36%. Hace apenas dos semanas, la cadena hotelera se postulaba como uno de los valores más sólidos del selectivo español. Todo parecía indicar que este sería al fin un buen año para la empresa española. Lejos de las expectativas, la invasión rusa comandada por Putin se ha convertido en el nuevo bache bursátil de Meliá. 

MELIÁ ESPERA RECUPERAR NIVELES PREPANDEMIA PARA 2023

A nivel comercial, la cadena hotelera marca crecimiento con respecto al pasado año. En la misma línea, Meliá registra un volumen de reservas para Semana Santa y verano un 11% registrado en 2019. Estos datos esclarecen los síntomas de recuperación de la compañía. Aún eso, desde la empresa afirmaron que no sería hasta 2023 y 2024 cuando estarían en niveles prepandemia. La guerra entre Ucrania y Rusia terminará afectando a la cotizada. Y es que, sobre todo, el público ruso es uno de los principales motores del turismo de lujo del mercado español. Meliá deberá lidiar con el conflicto bélico y tratar de mantener las expectativas tanto comerciales como bursátiles. 

Relacionados