viernes, 02 diciembre 2022

CIE Automotive se lastra, pero está en señal de gran oportunidad

El estallido de la tensión entre Rusia y Ucrania produce en las acciones a nivel mundial un pánico sistémico del que CIE Automotive no podía salir ileso. Si bien es cierto que por causa de la pandemia se creó confinamiento, ausencia de empleados y desabastecimiento de materia prima, la tensión producida por la cadena de suministros global, la escasez y encarecimiento de estas, el colapso del transporte y, claro está, el incremento porcentual de los precios de la energía, hicieron que la compañía pasara un periodo de sufrimiento intenso. Si a esto añadimos que el sector de la automoción se vio fuertemente perjudicado por la falta de semiconductores los cuales son indispensables en la construcción de vehículos, podemos entender la fuerte labor que la empresa ha realizado en pro de salir a flote.

Así lo ha demostrado la compañía en la entrega de sus últimos resultados financieros con cierre de 2021 donde registraron un incremento de ventas del 14,9% y del 17,6% respecto al margen ebitda sobre las ventas. Esto le ha dado a la compañía un resultado neto de 267,5 millones de euros correspondientes al 44% sobre el valor registrado en 2020. Al mismo tiempo, CIE Automotive presentó una generación de caja operativa de 367 millones de euros y una disminución del 12,5% en la deuda financiera alcanzando los 1.394,9 millones de euros. Como lo indica la compañía a través de Jesús María Herrera, su consejero delegado, los márgenes se expandieron y la deuda se redujo lo que le permite a CIE Automotive tener mayor cuota de mercado en medio de otro horrible año para el sector de la automoción.

Imagen 1 5 Inversion.es

A la llegada del ataque de Rusia contra Ucrania las acciones de CIE Automotive se han desvalorizado cerca de un 20%. No obstante, si retomamos el componente fundamental basado en sus datos financieros, podemos prever que este abrupto movimiento a la baja no se profundice en el mediano y largo plazo. Adicional a ello, el componente técnico de marco diario ha desarrollado una estructura de cierre de ciclo que se forma entre agosto y noviembre de 2021 la cual, después de la abrupta caída deberá a buscar niveles de punto de giro iniciales en las áreas actuales. Es decir, en inmediaciones de 19,3 euros, pero con posibilidades de llegar hasta el soporte más cercano que se ubica entre los 18,3 y 17,7 euros por acción, precio que al mismo tiempo construye con el máximo de flush, es decir, la máxima caída del precio previa a su recuperación como mejor indicador de precio de compra.

Por lo tanto, si el precio respeta el nivel actual en 19,2 y realiza un movimiento de truco, es decir, V invertida, podría confirmar el punto de giro al alza en busca de un primer objetivo en la regularidad del cierre de ciclo, es decir, en 22,8 euros por acción. Si por el contrario se lleva el nivel actual con velas sólida de gráfico diario y hace el mismo movimiento en el soporte de octubre de 2020, podría avanzar al mismo nivel objetivo en los 22,8 y un segundo objetivo en el cierre de ciclo en 26,2 euros por acción, lo que representa entre el 30% y 50% de beneficio al mediano y largo plazo.

Relacionados