martes, 28 junio 2022

Indra vuela en Bolsa gracias a la guerra entre Ucrania y Rusia

Hasta ahora a nadie le llamaba la atención los bajos presupuestos en defensa. Sin embargo, las cosas han cambiado, y ahora con lo que nadie discrepa es con las partidas para invertir en materia bélica. Los últimos acontecimientos referentes a la guerra entre Ucrania y Rusia han puesto de manifiesto un antes y un después en las políticas militares de los países occidentales. En este marco, Indra, la empresa global de consultoría, ha cobrado protagonismo y vuelve a estar en el centro de la diana de los inversores. Esto se debe al conflicto y a los servicios de Seguridad y Defensa que ofrece la compañía mundial. 

Durante el día de ayer, Indra se posicionaba a la cabeza del Ibex 35. Las compañías de defensa en el continente europeo ya sumaban 24.000 millones en suelo bursátil desde que se iniciara el conflicto el pasado 26 de febrero, lo que ha dirigido a los inversores a este campo. La multinacional líder en España y Latinoamérica, cerró 2021 por todo lo alto, datos que quedaron plasmados en su última presentación de resultados el pasado 23 de febrero.

Desde que Rusia envió las primeras tropas el 24 de febrero, Indra ha registrado una subida de casi el 30%. 

UN SECTOR QUE YA HA EMBOLSADO 24.000 MILLONES

Suben las apuestas por las compañías de defensa. Y es que, cuanto más crecen las tensiones entre Rusia y Europa por el conflicto con Ucrania, más se disparan los valores con negocios ligados a este campo. Desde que las tropas rusas iniciaron su ofensiva más allá del Dombás, el valor bursátil del sector ya ha ascendido a 24.000 millones de euros. 

En España, la única compañía cotizada relacionada con la Defensa es Indra con soluciones que pasan por simuladores, radares de vigilancia y control del espacio aéreo, ciberseguridad o el uso de tecnología espacial aplicadas a operaciones militares. En las últimas cinco sesiones Indra se revaloriza en el Ibex un 19,3%, en el mes un 8,5% y en lo que va de año un 3,6%.

Las compañías de defensa en el continente europeo ya sumaban 24.000 millones en suelo bursátil desde que se iniciara el conflicto el pasado 26 de febrero

Con una caída del 10% en bolsa en lo que va de año, Indra se sitúa en la segunda mitad de la tabla en el Ibex 35. Su precio actualmente ondea en la línea de los 8,55 euros por acción, después de registrar una caída de más del 20% desde el pasado 28 de febrero. En el contexto bélico, se manifiesta una rotación del dinero en bolsa.

INDRA APUESTA POR EL ESPACIO

La compañía española ha expuesto esta semana en la feria World Defence Show en Arabia Saudí algunas de sus últimas apuestas tecnológicas para los ejércitos del futuro. Un ejemplo es el entrenamiento del soldado centrado en realidad virtual. Indra acude a esta reunión internacional como “uno de los grandes líderes globales del sector de la defensa y empresa que está equipando a los ejércitos más avanzados del mundo con soluciones digitales de vanguardia con las que hacer frente a las amenazas que surgirán en los próximos años”, señala la empresa. 

La consultora sobresale entre las más de 800 empresas registradas en este evento como uno de los coordinadores del que es el mayor y más avanzado programa de defensa puesto en marcha hasta la fecha en Europa, el FCAS. “Un proyecto que aborda el desarrollo de un Sistema de Combate Aéreo del Futuro basado en un avión de siguiente generación que irá escoltado por varias aeronaves no tripuladas o carriers y que operarán en una nube de combate, intercambiando datos en tiempo real con todo tipo de plataforma aéreas, terrestres y navales desplegadas sobre el terreno”, indica Indra. 

Indra es una de las cien mayores empresas de defensa del mundo. Desarrolla tecnologías de siguiente generación que “permitirán a los ejércitos imponerse en los teatros de operaciones altamente digitalizados del futuro”. La firma española apuesta por la transformación digital de los ejércitos a través de tecnologías como inteligencia artificial, nubes de combate, hiper conectividad, comunicaciones cuánticas, nuevos sensores, sistemas de misión, de mando y control o ciber defensa.

En definitiva, es muy atractiva la reacción alcista que estamos observando en las acciones de Indra. Desde la sesión de este pasado martes arrancaba desde sus mínimos en 8,19 euros, y que junto a la subida de hoy de más de un 7% le ha devuelto hasta una zona importante que venía actuando como soporte y que implica que ahora está siendo testeada como resistencia. 

Relacionados