viernes, 01 julio 2022

Tubos Reunidos sigue dando oportunidad técnica a pesar de su situación actual

Las acciones de tubos reunidos se han revalorizado cerca del 19,3% desde el precio de entrada ubicado en inmediaciones de 0,274 euros por acción los cuales compartimos con nuestros lectores en el artículo publicado el pasado 11 de enero a través de nuestra web Inversión.es.

Aunque la compañía presentó números rojos sobre la labor de 2021, viene mostrando recuperación de sus cifras financieras. El resultado neto de Tubos Reunidos equivalió a una pérdida de 64,7 millones de euros, lo que representó una disminución de 33,2 millones de euros frente a los 97,9 millones de pérdidas registradas en 2020.

Gracias al plan estratégico 2021-2026 presentado por la compañía, se vislumbra una continuación de la mejora de sus resultados para 2022. La cartera de pedidos ha alcanzado las 93,9 mil toneladas equivalentes a cerca de 177,3 millones de euros, es decir, 2,5 veces sobre la de 2020. Es necesario tener presente que para el 22 de julio de 2021, Tubos reunidos recibió por parte de la SEPI cerca de 112,8 millones de euros a través de un préstamo de naturaleza participativa el cual será pagadero a 7 años, valor que impulsaría el plan estratégico trazado a 2026. La compañía informa que, pese al incremento de los costes tanto en materia prima como de energía, el resultado de explotación se ha mejorado en 3,5 veces el incremento del importe neto de la cifra de negocios alcanzando los 4,6 millones de euros.

Es lógico entender que, ante la presión generada por la invasión de Rusia sobre Ucrania, los precios de los commodities se sigan impulsando al alza y al mismo tiempo la inflación. Sin embargo, aunque de primera instancia Tubos Reunidos se puede ver afectada por el sobrecoste de materia prima, implica directamente un sobreprecio del producto terminado que la compañía ofrece y, por ende, mayor demanda, lo cual, y gracias a la disminución del sobrecoste de energía por el uso de energía renovable a precios estables como el que ha firmado con Statkraft por los próximos 10 años, repercutiría de forma positiva en los resultados de 2022.

TUBOS REUNIDOS, CON BUENAS PERSPECTIVAS

Podemos ver claramente que el precio desde el punto de vista técnico ha visitado y de momento, respeta el soporte clave que se forma entre febrero y septiembre de 2019 y que al mismo tiempo confluye con el 61,8 de retroceso de Fibonacci desde donde iniciamos operación de compra. Esta oportunidad tiene previsto un primer objetivo en niveles de 0,52 euros que corresponden al máximo anterior de julio del año pasado y a la resistencia macro mensual de febrero de 2016. Lo que representa más de un 70% de beneficio estimado a largo plazo.

Sin embargo, es necesario que el precio respete el 61,8 de Fibonacci y que realice la ruptura sólida de la directriz bajista interna que se ha formado desde 2014 así como de la ruptura de la resistencia diaria registrada en junio de 2021 ya que, de no lograr superar dicha área, que corresponde a cercanías de 0,39 euros, el precio podría nuevamente tomar impulso bajista.

Relacionados