jueves, 30 junio 2022

Greenalia forma estructura psicológica sobre tendencia macro alcista

Un poco más de cuatro años hace que Greenalia viene cotizando en el BME Growth con lo que ha alcanzado una revalorización de sus acciones del 914% hasta los máximos alcanzados en enero del año pasado en inmediaciones de 22,5 euros con lo cual, un retroceso de la acción equivalente al 50% podemos considerarlo normal, sobre todo si tenemos en cuenta el pánico bursátil que la pandemia y el conflicto bélico de Rusia contra Ucrania han generado.

La compañía viene trabajando sobre una clara tendencia macro alcista apoyada en sus cifras financieras las cuales, de acuerdo con sus últimos reportes, vienen creciendo a pasos agigantados y multiplicando por cinco veces su resultado bruto de explotación Ebitda. Adicional a ello y de cara a 2022, la compañía prevé un desarrollo favorable de acuerdo con los proyectos en Texas, Estados Unidos, para la ejecución de montaje y puesta en marcha de 670 MW de Fotovoltaica denominado Misae II, uno de los proyectos de energía renovable fotovoltaica más grande de Estados Unidos junto con un proyecto adicional de construcción de baterías de almacenamiento que puede alcanzar cerca de 175 MW de energía.

Es decir, el componente fundamental básico de la compañía apoyaría continuaciones alcistas. Sin embargo, desde el punto de vista técnico, es necesario desmenuzar su estructura con lo cual podemos obtener mejor precio de entrada, previo a los movimientos que las noticias especulativas pueden generar en las acciones.

DIRECTRIZ ALCISTA

Como lo mencionamos anteriormente, el precio se encuentra sobre una directriz alcista macro desde donde se puede tomar impulso al alza apoyado el índice de fuerza relativa que se encuentra en niveles extremos de sobreventa. De esta forma, podría generar un movimiento parabólico al alza que los lleve a visitar áreas de 18 euros por acción donde se encuentra el cierre del ciclo creado entre abril y agosto de 2021.

Este movimiento suele darse cuando, después de una formación de ciclo y posterior lateralización, el precio presenta trabajo e indecisión en el área de regularidad más conocida como debilidad. Lo importante de conocer este análisis que incluye acción de precio y presión psicológica de mercados, es que define áreas de compra y de venta previamente. Por lo tanto, si el precio visita los 18 euros, pero no realiza la ruptura al alza de dicho nivel, sino que se ubica por debajo y lo retestea, generará un movimiento a la baja con primer objetivo en inmediaciones de 11 euros por acción lo que representa pérdidas del -38% del valor.

Si, por otro lado, el precio realiza el movimiento parabólico al alza y quiebra el máximo anterior utilizando lo como soporte. Podría impulsar su precio inclusive a niveles de 30 euros por acción muy por encima de la valoración que le dio GVC Gaesco a finales de 2021 en niveles de 23 euros. Movimiento que representaría cerca de un 50% de beneficio.

Relacionados