viernes, 02 diciembre 2022

Pedro Sánchez quiere desligar electricidad del gas y Endesa se podría disparar

En la noche del pasado lunes, el presidente de España Pedro Sánchez hizo varias declaraciones en relación con la situación energética y su alto costo que viene precedido en impulsado por las irrupciones de Rusia en territorio ucraniano. Sánchez afirmó que, en las próximas reuniones de finales de marzo con el consejo europeo, trabajarán para desligar el precio de la electricidad del precio del gas. Sánchez asegura que actualmente el precio de la electricidad está atado al comportamiento del precio del gas el cual ha subido más del 400% desde hace un año pero que solamente un 15% de energía utilizada en España proviene de gas y el restante de fuentes de energía renovable.

Música para los oídos de inversionistas y para el sector energético y de energías renovables que, si las intenciones de Pedro Sánchez son reales y se llevan a cabo, automáticamente generaría mayor mercado renovable y, por ende, mayor interés sobre las empresas del sector y claro está, por Endesa. Una cosa es que al subir la electricidad se beneficie la empresa proveedora, pero otra muy distinta es que, aun vendiendo lo mismo, la regulación apoye a las empresas del sector en vez de castigarlas para proteger al consumidor final que es lo que viene sucediendo en España

El pasado 20 de enero compartimos a través de nuestra web inversión.es, un artículo sobre Endesa el cual lo ubicaba en un área de riesgo que, de realizar rupturas de los 20 euros a la baja, implicaría una abrupta caída a niveles de la directriz alcista macro mensual en inmediaciones de 15,7 euros por acción. No es coincidencia la situación bélica entre Rusia y Ucrania que haya profundizado el impacto del movimiento de la acción, es simplemente la composición técnica de un gráfico que, apoyado de sus datos fundamentales, debe realizar movimientos que se pueden calcular con anterioridad. 

Endesa

De momento, el precio ha visitado el mínimo anterior de septiembre de 2021 en inmediaciones de 17,2 euros lo cual es un precio de referencia desde donde ha realizado una recuperación cercana al 7,28%. Sin embargo, el precio mantiene el imán en los mínimos ubicados en inmediaciones de 15,6 euros por acción e inclusive cerca a los 14,7 euros los cuales corresponden a los mínimos creados por la llegada de la pandemia. Desde dichos niveles esperaríamos un movimiento al alza con punto de giro en busca de un primer objetivo en la resistencia de febrero de 2021 cercana a 20,19 euros por acción lo  representa un 30% de beneficio en el mediano plazo. Un segundo objetivo lo ubicamos arriba de los 24 euros correspondiente a más del 50% de beneficio donde se encontraría con la directriz bajista mensual que sirve de resistencia macro, pero que al mismo tiempo realiza una formación de banderín que de romper ya sabemos que puede subir a niveles de máximos históricos.

Relacionados