viernes, 01 julio 2022

FCC presenta una oferta de 2.000 millones de euros para dar el salto en Pensilvania

FCC es una compañía propiedad del multimillonario mexicano Carlos Slim. Celebró el cierre financiero de 2021 con ganancias del orden de 580,1 millones de euros, es decir, el 121,2% más que el año anterior. Cifras que, según la compañía, han sido gracias la buena evolución operativa junto a la disminución del gasto financiero neto de 43,5 millones de euros y al impacto positivo de la diferencia de cambio de tasa contabilizada correspondiente a 24,5 millones de euros la cual para 2020 registraba una cifra negativa de 51,3 millones.

FCC registró ingresos de 6,659,3 millones de euros correspondientes a un incremento del 8,1%. Una de las áreas que mayor representación tuvo equivalente al 12,4% de incremento frente al año anterior, fue el área de medio ambiente.

El resultado bruto de explotación (Ebitda), se incrementó el 7,6% alcanzando los 1.126,6 millones de euros. Esto fue gracias a los márgenes operativos especialmente del área de negocio de construcción. Adicional a esto, en el área de cemento se generó un impacto positivo gracias a la disminución por valor de 51,2 millones de euros menos por ventas de CO2 frente a lo registrado en 2020. Finalmente, la compañía también aduce este buen resultado a la consolidación global de sus empresas con la salida de Cedinsa y la llegada de Realia y Jezzine en 2021. Situación que al mismo tiempo le permitió a la compañía registrar un incremento del 40,1% respecto del resultado neto de explotación (Ebit).

PUENTES PARA 2023

Un consorcio del que FCC forma parte ha presentado la mejor oferta para hacerse con un contrato valorado en 2.200 millones de dólares (2.000 millones de euros). Este contrato prevé la reparación o el reemplazo de nueve puentes distribuidos por toda Pensilvania (Estados Unidos), según ha informado esta semana el portal financiero CapitalBolsa. 

FCC registró ingresos de 6,600 millones de euros correspondientes a un incremento del 8,1%

Según el departamento de Transporte del Estado, el consorcio, participado también por el fondo Macquarie, tendrá que firmar ahora un acuerdo para ultimar el diseño y el paquete de puentes que construirá, financiará y mantendrá a partir de 2023. A este concurso también se presentó otra compañía española, Ferrovial, por medio de su filial Cintra, junto con Itinera, Halmar y otras firmas locales. Un tercer consorcio estaba formado por Kiewit, Star America y Urban Engineers. 

El proyecto incluye la rehabilitación o el reemplazo de nueve puentes. Estos fueron construidos en la década de los 50 y los 60 y requieren de una actualización, labores que la Administración espera financiar con el peaje que pagarán desde este momento.

Relacionados