miércoles, 30 noviembre 2022

IAG resiste pese al recorte de Berenberg

IAG resiste en el Ibex 35 a pesar de la situación internacional y el recorte en su precio objetivo que ha recibido recientemente desde Berenberg. El holding formado por Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus avanza en las últimas sesiones y sitúa el valor de sus acciones en los 1,72 euros. El banco alemán ha cambiado su recomendación sobre la aerolínea mostrando un mayor recelo respecto a su evolución en los próximos meses.

De esta manera, los analistas de Berenberg recortaron el martes las valoraciones de empresas relacionadas con la aeronáutica, siendo IAG una de las peores paradas. Los expertos han recortado el precio objetivo a doce meses de la empresa que cotiza en España y Reino Unido, bajando de los 180 peniques a los 150 actuales. Un recorte que también viene acompañado de la recomendación de ‘mantener‘, según el último informe emitido por la firma.

A pesar de ello, IAG se revaloriza un 6% en las últimas dos sesiones y resiste el recorte de Berenberg. Por su parte, el banco también recorta las previsiones de Air France KLM y sitúa su precio objetivo en los 3,10 euros, desde los 3,25 euros que fijaron en la anterior revisión. En cuanto al consejo para la aerolínea francesa, Brenberg recomienda ‘vender’.

LUIS GALLEGO RENUNCIA AL BONUS

Son tiempos complicados para la compañía, que sigue inmersa en el proceso de recuperación tras las pérdidas acumuladas por las restricciones a los vuelos por la pandemia del Covid-19. La firma que preside Luis Gallego redujo sus pérdidas en un 58% en el ejercicio correspondiente a 2021, hasta los 2.933 millones de euros. IAG reconoció tras la presentación de resultados el complicado año que para el negocio de la compañía por las restricciones y el impacto negativo de la variante Ómicron, sobre todo por las reservas de pasajeros y las cancelaciones en la última parte del año.

Y en este contexto, Luis Gallego ha decidido renunciar al bonus con cargo al ejercicio anterior como gesto a la situación por la que está pasando la empresa. De esta manera, el consejero delegado de IAG ha renunciado voluntariamente a cobrar unas 900.000 libras esterlinas (unos 1,07 millones de euros) correspondientes al 2021.

El ejecutivo de la aerolínea informó al consejo de administración de que no deseaba ser tenido en cuenta para el Plan de Incentivo Anual de 2021. Una decisión que se debe a su deseo de mantener sus intereses alineados con la situación de la compañía, ya que espera iniciar una fuerte recuperación en los próximos meses, tras dos años afectada por la crisis del coronavirus y las restricciones en la movilidad internacional.

Relacionados