sábado, 02 julio 2022

La subida de tipos y el fin de la guerra dispararía al alza el EURO

En diciembre de 2021 Christine Lagarde, presidente del Banco Central Europeo BCE, informó al mercado su intención de continuar comprando bonos al menos hasta octubre del presente año. Sin embargo, el pasado jueves en su intervención correspondiente al anuncio de política monetaria y al informe de tipos de interés, la mandataria tomó por sorpresa al mercado tras su anuncio de retirar su programa de compra de bonos en el tercer trimestre. Al mismo tiempo confirmó que cualquier cambio en los tipos de interés, se realizarán posterior a la finalización del programa de compra de activos. Para ser más claros, una subida de tipos de interés tendrá lugar posiblemente para octubre a más tardar, si no es que lo hace antes

Por otro lado, tanto la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), como el Banco de Inglaterra (BoE), decidieron comenzar desde ya la gradual subida de tipos de interés con lo que muy seguramente a Christine Lagarde le tocará ponerse a tono. La Fed subió los tipos de interés por primera vez desde 2018 pasando de 0,25% a 0,50% y con la intención clara de seguirlas subiendo durante los próximos meses para frenar la inflación. Por su parte, el Banco de Inglaterra hizo lo propio subiendo sus tipos de interés del 0,50% al 0,75%, razón que produjo una abrupta caída de la libra esterlina de 115 pips al momento de la noticia para posteriormente recuperarlos casi en su totalidad y finalmente cerrar la jornada prácticamente al mismo precio de apertura, pero más importante aún, respetando la resistencia macro de diciembre de 2021 en niveles de 1.3200 GBPUSD.

Extrañamente el pasado 10 de marzo tras el anuncio del BCE, la paridad EURUSD generó un impacto bajista que se profundizó el siguiente día perdiendo cerca del 1,96 % y más de 200 pips. Desde la lógica económica se supone que una subida de tipos debería presionar el alza de la divisa europea a menos que el mercado ya piense en estanflación, esto es que, en medio de la situación inflacionaria que ya se vive, se produzca un estancamiento de la economía, el desempleo aumenta y al mismo tiempo la inflación continúa al alza. Posterior a la noticia de parte del Banco Central Europeo, se enfocaron en los posibles acuerdos entre Putin y Zelenski con lo cual el mercado se tornaba con un poco de calma lo que produjo un repunte en la paridad eurodólar de movimiento muy similar a la libra esterlina visitando y respetando la resistencia más importante que data del 28 de enero del presente año en inmediaciones de 1,1128 EURUSD.

Sin embargo, es claro que desde el Kremlin no hay intenciones de detenerse en su incursión bélica, inclusive, desde la Casa Blanca ya se habla de posibles riesgos de uso de armas químicas por parte de Rusia en contra de Ucrania. Situación que, de llegar a confirmarse, podría lastrar nuevamente el eurodólar a los mínimos de marzo de 2020 en inmediaciones de 1,065 EURUSD.

Si la tensión se disipa en los próximos días y el precio se ubica por encima de 1,1144 EURUSD, significa la ruptura de la resistencia macro con lo cual podría visitar fácilmente niveles arriba de 1,1280 y posteriormente los máximos de 2022 arriba de 1,1481 lo que representa una revalorización de más del 3,12% y más de 350 pips. Caso contrario lo cual veremos con la apertura del próximo lunes, el precio de la divisa europea perderá más del 4% y más de 450 pips.

Relacionados