domingo, 03 julio 2022

Airbus sonríe tras el bofetón bursátil de Putin

La guerra entre Ucrania y Rusia ya se extiende 26 días. Ha pasado casi un mes desde que las tropas de Vladimir Putin irrumpieron en el país ucraniano. El conflicto se ha llevado consigo a varias empresas, sobre todo rusas. En esas, la guerra entre países europeos se ha convertido en la piedra en el zapato de los mercados de valores globales y, por ende, de la mayoría de las empresas. Airbus es una de esas compañías que se ha visto notablemente perjudicada en Bolsa a raíz de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Habiendo pasado cerca de un mes, Airbus ha cogido aire en el mercado de valores español. El que es uno de los principales fabricantes de aeronaves en todo el mundo ya vislumbra su recuperación bursátil. La acción de la compañía presidida por Guillaume Faury cotiza a 105,60 euros. Así, los títulos de la firma se mantienen por encima de la barrera de los 100 euros. Las acciones del gigante de la aeronáutica se habían mantenido por encima de los tres dígitos durante todo el año, excepto el pasado viernes 4 de marzo. El conflicto originado por Putin torpedeó a Airbus en Bolsa. Es por ello por lo que la compañía sufrió una importante caída del 10% en apenas tres sesiones. 

LA ACCIÓN DE AIRBUS SE HA REVALORIZADO MÁS DE UN 12% EN DOS SEMANAS

Actualmente, la acción de Airbus viene recuperándose, y ya son varios analistas los que ven en la firma con sede en Leiden un potencial mayúsculo a corto y medio plazo. Desde el pasado día 8 de marzo, momento en el que Airbus sellaba su precio más bajo en lo que va de año, hasta ahora, la acción se ha revalorizado más de un 12%. Es decir, aunque no se ha recuperado el palo bursátil asestado por la guerra, la compañía mantiene el rumbo fijo hacia la recuperación. Es por ello por lo que varios analistas marcan su precio objetivo entre los 135 euros y los 142 euros por título. 

UNA MAYOR APUESTA POR LA DEFENSA

Airbus es uno de los conglomerados de la aeronáutica que mejor funciona a nivel comercial. La compañía se dedica a la fabricación tanto de aeronaves comerciales como de defensa. Y es en el segundo aparatado donde parece que Airbus puede ganar terreno. La guerra entre Rusia y Ucrania ha abierto un melón que llevaba cerrado mucho tiempo en varios países. El conflicto armado en el este de Europa ha mostrado las flaquezas de varios países en el sector defensivo. España, por ejemplo, ha contemplado un aumento en el presupuesto de defensa del 2% del PIB. Algo, que, por el momento, se sigue debatiendo en el Congreso. 

Airbus
Avión militar Airbus A400M

La compañía neerlandesa sigue trabajando por mejorar sus prestaciones en el sector defensa. La guerra en el este de Europa ha disparado la inversión en compañías dedicadas a la industria armamentística. En la misma línea, aquellas que tienen cierto vínculo con el sector, también han visto como su cotización apuntaba hacia arriba. Airbus está salvando bien la zancadilla de Putin. 

RUSIA ES UNO DE LOS MEJORES SOCIOS DE AIRBUS

Airbus, como la mayoría de las empresas internacionales, se han visto obligadas a parar sus proyectos y dejar de operar en Rusia. La connotación del país con capital en Moscú es negativa. En esas, las compañías se han decantado por dejar de operar hasta que el conflicto cese. El caso particular de Airbus es curioso, ya que el gigante de la aeronáutica mantenía buenas relaciones con Rusia. De hecho, la firma cotizada considera que la relación entre ellos y el país ruso ha sido “amplia y beneficiosa”. 

RUSIA LLEVABA 30 AÑOS SIENDO SOCIO DE AIRBUS

Airbus se ha visto obligada a alejarse de Rusia a raíz de las sanciones impuestas por la Unión Europea. Así, la empresa y el país dejan pausada una relación que ya se extendía por 30 años. Tres décadas que han convertido al país europeo en un de los mayores socios de Airbus.

AIRBUS ES ACCIONISTA DE DESSAULT

La firma presida por Guillaume Faury, además de tener gran presencia en el sector de la defensa, invierte en otras empresas dedicadas a la fabricación de aeronaves militares. Airbus es el segundo máximo accionista de la francesa Dassault Aviation. Posee casi el 10% de la compañía ubicada en el país galo. De hecho, varios medios han hecho eco de un posible acuerdo entre ambas empresas sobre el FCAS, el avión de combate del futuro. 

La presencia en el accionariado de Dessault muestra el interés de Airbus en el sector de la defensa. Saben que tiene buen posicionamiento en el mercado y apuestan firmemente por ser la empresa que cope el sector de defensa. 

Airbus mantiene el rumbo en Bolsa como a nivel operativo. La compañía ha cogido aire después de los problemas originados por la invasión rusa en Ucrania. El gigante de la aeronáutica comienza a recuperarse del descalabro bursátil de Putin, que poco a poco se ha ido mitigando. Airbus quiere subirse en la tendencia alcista. 

Relacionados