domingo, 03 julio 2022

Los demonios de Inditex que limitan su potencial bursátil

Inditex continúa perdiendo valor en el Ibex 35, con sus demonios -propios y ajenos- acechando a la multinacional textil y limitando el recorrido bursátil. A pesar de su sólida posición financiera y su elevada cuota de mercado, las acciones de la compañía de Amancio Ortega no consiguen desplegar todo su potencial y las firmas de análisis que siguen la evolución de la compañía son bastante cautelosas en sus estimaciones. Solo en lo que llevamos de año, los títulos de Inditex pierden un 26,7% de su valor hasta situarse en torno a los 21 euros, una situación que para expertos de diferentes entidades puede prolongarse a lo largo de este año.

Los resultados cosechados en el último trimestre de 2021 no alcanzan las previsiones que había estimado el consenso de mercado para la compañía cuyas riendas tomará Marta Ortega el próximo abril en sustitución de Pablo Isla. Un factor que a simple vista no debería haber influido en el rumbo de Inditex en Bolsa, pero que, desde el anuncio de la salida del directivo el pasado 19 de noviembre, ha supuesto la caída del 34% en el Ibex. Algo que, sumado a la salida del mercado ruso, bielorruso y ucraniano, a la creciente inflación y a las restricciones en China por los brotes de Covid-19, está perjudicando la cotización de la textil gallega.

De este modo lo entiende Barclays, cuyos analistas destacan en un reciente informe su pesimismo respecto a la capacidad de la empresa para reconducir la situación bursátil. “Los resultados del cuarto trimestre de Inditex no cumplieron nuestras expectativas ni las del consenso de Bloomberg. El aumento de los casos de Covid-19 a finales del año pasado y las restricciones gubernamentales en algunos países pesaron sobre las ventas y la rentabilidad del grupo”, señalan. En este sentido, desde el banco británico apuntan negativamente a las cifras cosechadas en los últimos meses referentes al margen bruto de la compañía, en un “final de año más suave de lo esperado”. Aunque en aspectos como el flujo de caja generado la cuantía se ha disparado hasta los casi 4.000 millones de euros durante el ejercicio anterior.

INFLACIÓN, PRINCIPAL FRENO DE INDITEX

Estos factores han sido determinantes para que la entidad revise a la baja sus previsiones para Inditex en los próximos meses. De esta manera, reducen significativamente sus estimaciones sobre el BPA (beneficio por acción) debido a la salida de la compañía de Rusia, Ucrania y Bielorrusia (que, en conjunto, aportan al 10% del beneficio operativo consolidado). Además, subrayan que son cautelosos con sus expectativas en 2022 “dado el potencial impacto negativo del aumento de la inflación en el poder adquisitivo de los hogares”. Todo ello ha influido en la decisión de Barclays para mantener la calificación de ‘neutral’ sobre Inditex y recortar su precio objetivo desde los 31,5 hasta los 27 euros, un 14% menos.

A este respecto también se han pronunciado los analistas de Deutsche Bank, que son optimistas con el comportamiento de Inditex, pero ponen el foco en la creciente inflación y las subidas de precios generalizadas. “Aunque nos preocupa el alcance de la expansión de los márgenes, la dirección confía en el potencial de expansión. Tenemos una visión cautelosa sobre el precio de la acción de Inditex y las perspectivas de la ropa en un entorno inflacionista, aunque observamos que se trata de una declaración comercial y unas perspectivas sólidas”. La entidad fija el precio objetivo de la textil en los 23 euros.

Pero no es la única firma que ha destacado los problemas actuales de la multinacional y sus flojos resultados del último trimestre del año anterior. Credit Suisse ha reiterado su recomendación de ‘infraponderar’ y da un precio objetivo a la firma de 21 euros por acción, otorgando un nulo potencial de crecimiento a la compañía de Amancio Ortega. El banco suizo achaca los flojos resultados al aumento de los costes operativos y de insumos, por lo que considera que “nuestros pronósticos de beneficio por acción están un 30% por debajo del mercado”.

RUSIA, CHINA Y LA CONFIANZA DE LOS CONSUMIDORES

Por su parte, desde Bankinter han cambiado su recomendación desde ‘comprar’ a ‘neutral’, fijando el precio objetivo de sus acciones en los 26,5 euros. Los expertos del banco también recalcan los “decepcionantes” resultados en cuanto al menor crecimiento en ventas y el impacto “extraordinario” de 400 millones de euros de del margen bruto por los descuentos establecidos para equilibrar los rebrotes de la variante Ómicron, la campaña de navidad y el refuerzo del comercio online.

“El modelo muestra resiliencia con una fuerte generación de caja, pero las perspectivas de 2022 se van complicando por el lado de los ingresos con la suspensión de actividades en Rusia, los brotes de Covid-19 en China y el deterioro de la confianza de los consumidores en Europa en un entorno de incertidumbre bélica y aumento de los precios de la energía y otros productos básicos”, destacan los analistas. Asimismo, creen que la presión en el sector por los costes de transporte y de las materias primas dificultarán el objetivo de margen bruto fijado por la compañía para este 2022.

Y desde otro banco, Sabadell, las perspectivas no son mucho más optimistas. La firma hace hincapié en el crecimiento de los costes operativos, al igual que el resto de analistas, y señala los “malos” resultados de la compañía en el cuarto trimestre. Si bien es cierto que el primer trimestre de 2022 ha empezado con cifras de ventas muy reseñables (21%), estos números cuentan también con los mercados ruso y ucraniano que actualmente ya no están reportando ingresos a Inditex.

JP MORGAN, LA BALSA EN EL OCÉANO

La mayor parte de las casas de análisis que siguen la evolución de la empresa de Amancio Ortega coinciden en señalar los problemas inflacionistas y de los mercados que ha abandonado como los principales frenos en la cotización de la textil. Sin embargo, no todas las firmas son cautelosas o pesimistas con Inditex. Es el caso de JP Morgan, que se ha convertido en la balsa en el océano para la empresa de moda gallega con una valoración al alza.

Así, los expertos de la entidad consideran que es “la compañía estructuralmente mejor posicionada de su sector para capear los recientes desafíos”, en referencia a las presiones inflacionistas y las tensiones geopolíticas. “Creemos que los factores esenciales que influyen ahora mismo en el éxito dentro de este sector son la agilidad, la flexibilidad, la rapidez, el tener una fórmula de ventas omnicanal y la innovación”, señala en un informe el banco de inversión estadounidense.

“Inditex cumple todos esos factores y sigue siendo la mejor de su clase en cuanto a rapidez, al mismo tiempo que tiene un enfoque dinámico en cuanto al espacio y a la integración entre los dos canales: internet y las tiendas físicas”, asegura JP Morgan. Es por ello que los expertos del banco otorgan a Inditex un precio objetivo de 31 euros por acción y aconsejan ‘sobreponderar’ el valor, además de preferirlo por delante de H&M.

En cualquier caso, aunque diferentes firmas de análisis hayan recortado sus previsiones para Inditex, la mayor parte de ellas recomienda comprar sus acciones. De este modo, el 61,8% de las firmas sostiene la recomendación de ‘comprar’, mientras que el 29,4% recomienda ‘mantener’. Solo un 8,8% de las entidades aconsejan vender los títulos de la textil, formado por un total de tres compañías. En cuanto al precio objetivo, el consenso de mercado que recoge Bloomberg lo sitúa en 27,33 euros por acción.

Relacionados