sábado, 02 julio 2022

Ni Putin, ni Deutsche Bank harán que Repsol despegue

Es necesario tener claridad respecto al comportamiento de las acciones de Repsol frente al comportamiento de los precios del petróleo en especial desde el 24 de febrero cuando Rusia decidió atacar a Ucrania. El precio del petróleo comenzó una escalada alcista alcanzando más de un 40% de revalorización que para el caso del WTI rozó los 130 dólares por barril, niveles que no visitaba desde 2008. Evidentemente el pánico que produce un ataque de este tipo y lo que significa Rusia para el mundo desde el punto de vista petrolero, presionaría el precio al alza del oro negro.

A partir del nueve de marzo el precio comenzó un movimiento bajista realizando una formación de doble piso visitando prácticamente los niveles previos a los ataques balísticos desde donde ha comenzado un nuevo impulso que ya supera el 25% de revalorización.
Es entendible que las empresas del sector petrolero repunten al alza apalancadas del movimiento alcista del petróleo, razón que le da a Deutsche Bank a valorar la acción de Repsol en 15,90 euros.

Sin embargo, si detallamos el caso en particular, encontramos que la diferencia entre el precio previo a la invasión de Rusia frente al precio actual del mercado es apenas de una revalorización del 5,29% y es tal la debilidad alcista de la acción de Repsol, que cinco sesiones consecutivas al alza, son borradas prácticamente en su totalidad en las dos siguientes, inclusive, para los que precisamos de análisis de velas y sus respectivos patrones técnicos, encontramos en gráfico de marco diario desde el 15 de marzo hasta el 18 de marzo, dos velas envolventes bajistas que vislumbrarían una mayor presión a las ventas.

ANÁLISIS TÉCNICO DE REPSOL

Por otro lado, si Estados Unidos levanta los vetos a Venezuela e Irán quienes son grandes productores de petróleo, el cuello de botella que representa la falta del petróleo ruso se aliviana y el precio del petróleo cesaría nuevamente. Adicional a esto, los nuevos brotes de Covid-19 en China ya comienzan a llevar al confinamiento con lo cual, nuevas restricciones y más estrictas, parecen venir en un futuro no lejano lo que podría reducir nuevamente la movilidad, la mano de obra, producción y, por ende, el uso del preciado comoditie presionando su precio nuevamente a la baja.

Es importante mencionar y recordar que la acción de la compañía en gráfico de marco mensual se encuentra trabajando en un canal bajista desde 2007 cuando alcanzó sus niveles máximos históricos. Este canal se ha graficado perfectamente y en este momento se encuentra cerca de visitar el nivel superior del canal bajista en confluencia con una resistencia macro que se repite en agosto de 2019. Por lo tanto, pensar en un movimiento de continuación alcista, requerirá obligatoriamente de la ruptura de dicha resistencia en 12,4 euros la cual confirmaría la ruptura de la media móvil exponencial de 250 periodos y de la ubicación del precio arriba de 13,5 euros habiendo quebrado la directriz superior del canal bajista, de otra forma no es negocio.

Por otro lado, debemos recordar que la acción en gráfico de marco semanal presenta un claro patrón bajista que trabaja en cierre de ciclo + Pívot de venta + debilidad, la cual, de cerrar la vela semanal por debajo del pívot de venta, es decir, por debajo de 11,5 euros, anunciará su profunda caída a buscar niveles de descanso entre los 8,75 y 7,5 euros por acción lo que implica una pérdida del valor del -30%.

Relacionados