sábado, 02 julio 2022

Tesla, la revolución automotriz pese a la guerra

spot_img

Ya van ocho sesiones consecutivas en números verdes las cuales lleva la acción de Tesla sumando una revalorización de más del 35%, superando los niveles previos a la invasión rusa sobre Ucrania, con lo cual la acción se alcanzó a depreciar apenas un -26% frente a una revalorización histórica de más del 25.000%. Tesla parece no haber sentido el pánico bursátil creado por Vladimir Putin, a quién en días pasados retó a un duelo, cuerpo a cuerpo en pro de Ucrania, sin tener respuesta del mandatario ruso.

Elon Musk no para y mientras espera una respuesta de Putin sobre la contienda, ha inaugurado la Gigafactoría de Berlín, de donde saldrán los primeros Tesla Model Y fabricados en Europa. La felicidad de Musk se desbordaba a través de un simpático baile debido a todo el trabajo y esfuerzo que representó la creación de esta planta de producción asumiendo miles de retrasos, en especial por cuenta de la burocracia alemana. También, tuvo que hacer frente al paro y readecuaciones de la fábrica por la presión de distintos grupos pro ecológicos y medioambientales que hicieron detener las obras.

Pero es claro que la mayor alegría viene de los números que esta fábrica representa para Tesla, la cual alcanzará en primera línea una capacidad de producción de más de 500.000 unidades al año con la ayuda de más de 12.000 empleados. De esta forma, los números para el próximo año de seguro superarán las expectativas tal cual lo hizo con los registros entregados a cierre del año fiscal 2021.

VENTA DE 1,4 MILLONES DE VEHÍCULOS PARA 2022

Recordemos que la compañía de Elon Musk batió récords y superó las expectativas de Wall Street para el cuarto trimestre alcanzando los 17,7 billones de dólares en ingresos, lo que representa un incremento del 65% frente al mismo periodo de 2020. A su vez, los beneficios netos alcanzaron los 2,87 billones, es decir, un incremento del 219%. Con relación al cierre de año fiscal 2021 comparado a 2020, los ingresos totales ascendieron a 53,8 billones, 71% sobre lo registrado a cierre de 2020 y con beneficios netos del orden de 7,6 billones equivalentes al 211% frente a 2020.

Cabe resaltar, que la entrega total de vehículos de Tesla en el periodo 2021 alcanzó las 936,000 unidades, lo que significa un incremento de más del 83%, que sumando los potenciales 500.000 vehículos de la nueva fábrica en Alemania, de seguro podría doblar las ventas y los beneficios para 2022. Obviamente, desde el interior de la compañía, hacen especial énfasis en la mesura de los datos a futuro esperando crecer un promedio del 50% al año en la venta de los vehículos, siempre y cuando tanto la cadena de suministros como la escasez de componentes logre estabilizarse. En ese orden de ideas, la compañía se inclina por una cifra en venta de vehículos equivalente a 1,4 millones de unidades para 2022.

ANÁLISIS TÉCNICO DE TESLA

Justamente el 17 de julio del año pasado compartimos a través de inversión.es, un artículo de análisis técnico, el cual mostraba una figura del chartismo clásico, más conocida como banderín alcista, la cual mostraría el camino de los siguientes 5 meses para cumplir los objetivos marcados previamente. Objetivos que se lograron en la primera semana de noviembre cuando el precio de la acción de Tesla alcanzó sus máximos históricos en 1,243 dólares por acción, lo que dio más de un 80% de beneficio en ese corto plazo.

Sin embargo, lo que tenemos de frente a las acciones de Tesla son nuevas posibilidades de ingresar en compra en busca de una ruptura del máximo histórico, apoyado del área de soporte que ubicamos en diciembre del año pasado en inmediaciones de los 884 dólares, con el apoyo de la media móvil exponencial de 50 periodos y la directriz alcista creada desde septiembre de 2020 y que mantenemos sin tener mayor detalle en la ruptura realizada por la invasión de Rusia a Ucrania, ya que este movimiento corresponde a un pánico bursátil más que a la misma estructura financiera y del sector de Tesla.

Por otro lado, encontramos que el índice de fuerza relativa se encuentra en niveles extremos de sobreventa, lo que apoyaría el movimiento al alza en busca de nuevos máximos históricos, que desde Wall Street ya se perfilan por encima de los 1.600 dólares por acción; es decir, más de un 60% de beneficio en un corto a mediano plazo.

Relacionados