miércoles, 30 noviembre 2022

Las acciones de Renault en oportunidad de compra tras rebotar en los 22 euros

Grupo Renault se ha visto fuertemente perjudicado por la guerra de Rusia-Ucrania, ya que cuenta con una notable presencia en Rusia, y anunció que suspende sus actividades en este país en respuesta a la invasión de Ucrania. La guerra en Ucrania ha puesto a Renault en una situación delicada dada la importancia que tiene Rusia, ya que es su segundo mercado solo por detrás de Francia. El pasado año, vendió en Rusia el 18% de sus vehículos y ese país representó el 10% de su facturación.

En consecuencia, el Grupo Renault se ve obligado a revisar sus perspectivas financieras para 2022 con: Un margen operativo del Grupo de alrededor del 3% (frente al ≥ 4% anterior); Flujo de caja libre operativo positivo en Automoción (frente a ≥ 1.000 M€ anteriormente). Se registraría un cargo de ajuste no monetario en el momento de los resultados del primer semestre de 2022 correspondiente al valor de los activos intangibles, propiedad, planta y equipo y fondo de comercio consolidados del Grupo en Rusia. Recordar que la escasez de chips sigue siendo un fuerte enemigo para los fabricantes de vehículos. Renault calculó que la crisis de chips le costará una merma a la producción de 300.000 vehículos, tanto por los semiconductores como por el incremento de coste de las materias primas.

Renault cerró el ejercicio 2021 con una vuelta a los beneficios, con un resultado neto positivo de 967 millones de euros. En 2020 llegó a perder 8.008 millones por el efecto de la pandemia, pero un año antes ya perdía 141 millones. Entre los motivos para esta evolución está el aumento de ingresos, que la llevaron a mejorar su facturación un 6,3% interanual hasta los 46.213 millones de euros y sobre todo las reducciones de costes, de 2.000 millones de euros respecto a 2019.

Renault en gráfico

RENAULT GRAFIC Inversion.es
GRÁFICO SEMANAL PERSPECTIVA 27 AÑOS

A nivel técnico, Renault ha caído un 46% desde el inicio de la guerra, perdiendo casi todo lo recuperado tras la pandemia. Actualmente se sitúa en los 22 euros, donde se ha visto frenado el precio. Si la guerra finaliza pronto, y Renault puede recuperar su actividad como venía haciendo durante el 2021. Tendría una proyección alcista para el largo plazo. Tal y como ocurrió con la crisis de 2008, donde sus acciones crecieron un 800% en los 6 años siguientes.

Relacionados