domingo, 27 noviembre 2022

NBI apunta alcista tras rebotar en los 5 euros

NBI BEARINGS EUROPE cerró el ejercicio 2021 con unos ingresos de 44,0 millones de euros, un 76,5% superiores a los de 2020. Este incremento se debe en gran medida a la aportación de NBI industrial Oradea. Durante el pasado ejercicio se ha mantenido la recuperación de la demanda, excepto en el sector auto, en el que se ha ralentizado de forma importante durante el último cuatrimestre. Dicha contracción se debe a la aceleración del cambio en la tecnología de los motores impulsada por las autoridades, además de los problemas de suministro de chips que están sufriendo los fabricantes OEM. La planta de Rumania es la única con un peso significativo en el sector auto.

El EBITDA obtenido ascendió a 6,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 77,4% sobre el año anterior. El margen EBITDA se situó en un +15,5% respecto al año anterior. Los ajustes aplicados en todas las empresas, junto a las mejoras de eficiencia implementadas y la recuperación de las condiciones de mercado han influido positivamente. Por el contrario, este margen se ha visto penalizado fuertemente por el aumento descontrolado de los precios de las materias primas, costes salariales, transporte y energía (en Rumania los costes de gas y electricidad han crecido un +250% y +300%, respectivamente). El BDI (beneficio después de impuestos) se elevó hasta 391,5 miles de euros, un 70,5% superior al generado un año antes. El ratio DFN/EBITDA a cierre de ejercicio se situó en 2,9 veces, mejorando sustancialmente el ratio del año anterior gracias a la aportación de las nuevas sociedades incorporadas al Grupo.

Uno de los hitos más importantes en los últimos meses ha sido la entrada de relevantes accionistas en el capital de NBI. En abril se incorporó la familia Domínguez, propietarios del Grupo Mayoral. Y recientemente (enero 2022) las familias Galíndez (Solarpack) e Ybarra Careaga. De este modo se ha reforzado notablemente el núcleo accionarial, lo que permitirá afrontar el plan de crecimiento en el que se encuentra inmerso el Grupo. En 2022 culminará el vigente plan estratégico y en los próximos meses se presentará un nuevo plan director con horizonte temporal de 4/5 años.

NBI en gráfico

NBI GRAFIC Inversion.es
GRÁFICO DIARIO PERSPECTIVA 25 MESES

A nivel técnico, desde el inicio de la pandemia, NBI creció un 158%, situando su máximo histórico en los 7,50 euros, en mayo de 2021. Tras dicho máximo, el precio paso a bajista durante el resto del 2021, y lo que llevamos de 2022. Actualmente el precio ha rebotado en los 5 euros, siendo los 4,70 euros un nivel clave. De no perder el nivel clave, la proyección para el corto-medio plazo es alcista, con los 6 euros como precio objetivo. Las acciones de NBI han sido alcistas desde 2016, por lo que su proyección para el largo plazo es alcista.

Relacionados