domingo, 25 septiembre 2022

El oro vuelve a ser refugio por la guerra planeada por Putin

En economía básica, el oro frente al dólar americano mantiene una correlación inversa lo que a palabras simples significa que mientras uno sube, el otro cae. La razón se debe a que el metal preciado es sinónimo de activo refugio y protección ante un escenario de inflación y devaluación de divisas por ámbitos de riesgo políticos y económicos. Situación que propició la llegada del covid-19 y sus respectivas restricciones a la movilidad y por ende al comercio en general afectando el bolsillo de todo el mundo. 

Con la llegada de la pandemia y por pánico bursátil, el oro tomó su papel de activo refugio con lo cual comenzó su impacto alcista logrando que seis meses después se revalorizará más de un 30% registrando incluso nuevos máximos históricos arriba de los 2,074 dólares americanos alcanzados a mediados de agosto de 2020. Claramente las medidas tomadas por los bancos centrales para apoyar la economía en medio de la situación creada por la pandemia, incluyó la bajada de tipos de interés a niveles que no se veían desde la anterior crisis en 2008, de esta forma, recordemos que cuando los tipos de interés caen, el oro suele subir.

Por otro lado, y sin salir aun de los estragos de la pandemia, la inflación se convierte en el siguiente problema el cual al día de hoy está próxima a alcanzar los dos dígitos para algunos países desarrollados y ni hablar de los de en vía de desarrollo, con lo cual, tanto la Reserva Federal de los Estados Unidos como el Banco de Inglaterra, decidieron comenzar a cerrar la llave de la liquidez y al mismo tiempo subir los tipos de interés, acciones que Cristine Lagarde, cabeza del Banco Central Europeo parece que no se ha enterado. 

LAS SANCIONES ECONÓMICAS INCREMENTAN LA INFLACIÓN

Para embargar más las necesidades de los países, en especial de los europeos, llega Putin con plomo a apropiarse de Ucrania creando una guerra que, ante el más mínimo error o acto de respuesta contra Rusia, podría iniciar la tercera y de seguro última guerra mundial que conociera la humanidad. Putin ataca a Ucrania, Ucrania trata de defenderse esperando que los países de la OTAN le apoyen cosa que no pasa pero que, en contra de las acciones bélicas de Rusia, estos países deciden imponer una escalada de sanciones económicas que, en definitiva, han incrementado aún más el costo de vida, es decir, inflación.  

Dichas sanciones presionaron la economía rusa hasta el punto de llevar la divisa (rublo) a pérdidas del orden del -46,6% registradas el pasado 7 de marzo. Sin embargo, en este momento la divisa rusa se encuentra en el mismo punto donde empezó su descenso evidentemente a causa de la jugada maestra de Putin, exigiendo el pago del gas, petróleo, materia prima y hasta las tierras raras en rublos o en oro con valor de equivalencia de 5000 rublos por onza. Es decir, si quieren mis productos me pagan en rublos o me pagan con oro, con lo cual la divisa de Putin ha recuperado toda la pérdida. Todos lo sabemos, Europa le ha pagado esta guerra a Putin desde hace años atrás y se la seguirá pagando. Esto forzaría a una sobre demanda del metal y por ende pérdida de valor del dólar americano, cosa que Putin añora. 

Lo cierto es que ese movimiento estratégico presionó al alza nuevamente el precio del oro llevándolo a rozar sus máximos históricos y al mismo tiempo realizando un movimiento similar a una asimetría que de cerrar con vela de marco mensual a modo de pin bar bajista, pudiera vislumbrar un posterior movimiento abrupto a la baja.

EL ORO PUEDE IR AL ALZA

En ese orden de ideas y desde el punto de vista macro fundamental, si Putin logra su acometido, presionaría el precio del oro al alza incluyendo niveles arriba de los 2.300 por onza, movimiento que se confirmaría con un cierre de vela sólido o con la apertura de la siguiente vela por encima de los máximos de agosto de 2011 arriba de 1,920 dólares. Tengamos presente que, a la fecha, el oro es el activo de mayor capitalización bursátil del mundo sobrepasando en 41 vez la capitalización de Apple la cual es la empresa de mayor valor en el mercado. Esto a simple vista indica la fortaleza del activo y su continuación al alza.  

Oro

Por otro lado, si los países aliados y sus bancos centrales atacan fuertemente la inflación subiendo los tipos de interés y adicional a ello, logran bajar la tensión proveniente de Rusia, se desarrollaría el efecto contrario devaluando el precio del oro el cual podría dar un primer punto de giro con el cierre de la vela mensual de tipo pin bar y con la apertura de la siguiente vela por debajo de los máximos de agosto de 2011.

Técnicamente, el gráfico del oro ha realizado un cierre de ciclo y posterior al cierre de ciclo, un trabajo por debajo de lo que conocemos el pívot de ventas (Sell Pívot). Este movimiento debería buscar el pulso del ciclo ya que ha dejado una deuda en el camino que en algún momento deberá cubrir. Por lo tanto, técnicamente, si el precio del oro llega a ubicarse por debajo de 1.790 dólares, muy seguramente buscará su respectiva regularidad con objetivos iniciales en 1380 y posteriormente en la regularidad macro mensual en niveles de 800 dólares no vistos desde la crisis de 2008. Caso contrario, el precio ha de realizar un nuevo máximo histórico dejando como soporte los dos máximos anteriores desde donde podrá apoyar su siguiente secuencia alcista con un objetivo inicial en 2.300 y posteriormente arriba de los 2.500 dólares

Relacionados