domingo, 03 julio 2022

La hora de la verdad para el Bitcoin tras su día de la ira

El bitcoin despierta el apetito inversor pese a las oscuras intenciones de la Unión Europea para socavar el anonimato. “Las proyecciones apuntan a los 60.000 dólares e incluso podría realizar nuevos máximos históricos”, según ha apuntado Droblo, analista independiente de Bolsa, en respuesta a preguntas de INVERSIÓN.

Infravaloración de las empresas que negocian criptos, que se han comportado peor que las propias divisas digitales

La criptomoneda cotiza por encima de los 46.300 dólares, tras descender con fuerza el día que se conoció la nueva normativa que pretende aprobar la UE sobre estos activos digitales. Este día, conocido como el “día de la ira” entre los inversores en estas divisas electrónicas, el bitcoin perdió cerca de 2.000 dólares, una caída de casi el 5% en una sola sesión. Sin embargo, pese a estas buenas expectativas, Droblo destaca dos importantes ‘peros’ a tener en cuenta.

EL BITCOIN SE ENFRENTA A VARIOS ‘PEROS’ EN SU ASALTO A MÁXIMOS

El primero de ellos es la “infravaloración de las empresas que negocian criptos, que se han comportado peor que las propias divisas digitales”. En este sentido, ha destacado el descenso del negocio se deba probablemente a una bajada de la volatilidad, pero también al “miedo regulatorio”. La otra piedra en el camino del bitcoin es el debate generado sobre la condición de esta cripto. “Sigue sin estar claro que la criptomoneda se comporte como el Nasdaq -como suele hacer la mayor parte del tiempo-” o bien, “tenga la condición de activo refugio”.

Cotización del bitcoin en dólares y en los dos últimos años. Fte: Droblo

Así, ha destacado que el comportamiento de esta divisa digital durante este año es mejor que la Bolsa. Y es que, el inicio de este 2022 no ha sido más que la continuidad a dos años malos en cuanto a la macroeconomía se refiere. Desde enero, la incertidumbre ha hecho acto de presencia con la invasión de Rusia a Ucrania y la pandemia, que ha recrudecido las fuertes medidas sanitarias en China, mientras que los precios energéticos se han disparado, así como la inflación. Por el momento, el bitcoin cede un 3% desde enero, un tercio de la caída del Nasdaq y casi el mismo porcentaje que el Ibex 35. De ahí las dudas sobre la actuación de esta divisa digital.

LA UE OPTA POR EL COMODÍN DE LA PROHIBICIÓN EN EL BITCOIN

Para avivar aún más la batalla contra las criptomonedas, la UE se propone dar el golpe definitivo a uno de las características más importantes en este tipo de activos digitales: el anonimato. Y lo hizo la semana pasada sin límites al importe. Este hecho, dio un duro golpe a los inversores, pero en apenas 24 horas volvió a recuperarse con la misma fuerza. Por este motivo, las proyecciones indican un más que posible ataque a la fuerte resistencia de los 50.000 dólares.

El bitcoin no era el único criptoactivo en tener el corte de digestión por la UE, cuya estrategia consiste en prohibir en vez de regular. Las otras ‘altcoin’ también cedían terreno con fuerza, de los máximos históricos de los 100 dólares a los 95. Sin embargo, no sólo reconquistó las cotas pérdidas sino que escaló a los 114 dólares, nuevos máximos históricos. En esa jornada negoció más de 2.500 millones de billetes verdes. En un escenario similar se encuentra el ethereum, que cae un 4% desde enero, pero más de un 25% desde los máximos.

Por ahora, la sangre no llegó al río y se han salvado soportes clave para mantener intactas las aspiraciones hacia niveles más altos. Los inversores han reaccionado a la medida de la UE con una toma de beneficios, y la capitalización total de estos criptoactivos supera los 2,16 billones de dólares, con el bitcoin en lo más elevado del podio con una capitalización de 880.964 millones de dólares, seguida del ethereum, con 418.500 millones; y el tether, la cripto que replica al dólar, con más de 82.100 millones.

LAS PLATAFORMAS AMENAZAN CON INCUMPLIR LA NORMATIVA POR MENOSCAVAR DERECHOS FUNDAMENTALES

Las medidas sobre el bitcoin y sus homólogas digitales no ha sentado nada bien en la alta dirección de las principales plataformas operativas. Coinbase, dirigida por Brian Amstrong, amenaza con oponerse a enviar a las autoridades la relación de las cuentas y sus legítimos dueños reales. La UE busca imponer la misma normativa que se ha aplicado a la banca con los pagos superiores a ciertas cantidades, como la prohibición de realizar transacciones en efectivo superiores a los 1.000 euros bajo el pretexto de la lucha contra el fraude y el blanqueo de capitales.

No obstante, la UE tendrá muy complicado aplicar esta normativa a las plataformas que operan fuera de las fronteras de europeas. Y es que, se corre el riesgo de dejar al Viejo Continente en fuera de juego en un sector que podría ser clave en el futuro, como las criptos. Una vez más, Bruselas opta por la prohibición en vez de dar la posibilidad al consumidor de escoger. Se ha hecho con la automoción, eliminando la posibilidad de fabricar vehículos con combustibles fósiles a partir de 2035, mientras que Estados Unidos tan sólo ha pedido a los fabricantes que el 40% de los vehículos nuevos sean eléctricos a partir de 2040, dejando la elección a los usuarios.

EL SALTO AL EURO DIGITAL ANTES QUE AL BITCOIN

Con esta medida, la UE destruye uno de los pilares fundamentales de las criptos, como es el anonimato. No son pocos los que advierten que la normativa podría socavar derechos fundamentales, más cuando se trata de un activo no regulado y por tanto escapa por completo al control de las autoridades. “Son los propietarios quienes voluntariamente informan a la Agencia Tributaria de su patrimonio digital“, han afirmado fuentes expertas en asesoría fiscal a este medio.

De hecho, la UE abría la puerta a una regulación que permitiría la convivencia con estos activos digitales. Sin embargo, todo apunta a una serie de restricciones para no empañar la llegada del euro digital, la moneda que se pondrá en marcha en 2023 a más tardar, como ocurrirá también con el dólar.

Con esta lupa, la UE podría tener el control de las transacciones digitales, algo que no tiene ni de los propios bancos tradicionales. Y es que, este movimiento podría suponer un paso decisivo a la retirada del dinero en efectivo para equiparar todos los medios de pago. En definitiva, se busca el control total del capital en la UE.

CIERRE DE PLATAFORMAS Y SIN INFORMACIÓN FISCAL

Bruselas impide así la innovación en un mercado al alza y que ha puesto en un brete a las autoridades fiscales. Y es que, precisamente para esto se crearon las criptomonedas, para evitar poner las puertas al campo. Numerosas voces apuntan que son utilizadas para negocios ilícitos, como se ha utilizado hasta ahora cualquier otra divisa fiat y no por ello se les ha impuesto identificar todas las transacciones financieras, como se impone ahora al bitcoin y sus homólogas.

La medida siembra desconfianza entre las plataformas y posiblemente aquellas registradas fuera de la UE vean dispararse su negocio en los próximos meses. Otras, como Binance, han optado por la transparencia absoluta y han solicitado su licencia bancaria en España para operar.

Relacionados