martes, 05 julio 2022

Berkeley se obsesiona con la energía nuclear para presionar por la mina de Salamanca

El rally alcista de Berkeley Energía propiciado por una oleada especulativa en torno a la utilización de la energía nuclear. Los altos costes energéticos y la elevada inflación en España están avivando el fantasma de la nuclear. La minera australiana está viendo una oportunidad única para presionar al gobierno y poder retomar su proyecto en la mina de uranio de Retortillo (Salamanca), a pesar de las continuas negativas del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO).

La compañía ha anunciado este viernes haber zanjado el litigio que mantenía con el Estado de Omán. Berkeley ha llegado a un acuerdo para la finalización de la reclamación por parte de Singapore Mining Acquisition (SGRF), una filial del fondo Oman Investment Authority (OIA), según ha informado la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Se trata de un acuerdo entre ambas partes ante el Tribunal Supremo de Australia, que se ha dado tras la venta del paquete de 186,81 millones de acciones ordinarias emitidas en favor de OIA el pasado mes de noviembre a través de una colocación (‘bookbuild’) a precio fijo de 0,35 dólares australianos por título.

PRESIÓN EN PLENA CRISIS ENERGÉTICA

Esto supone que el montante total asciende a 65,38 millones de dólares australianos (44 millones de euros). Ha sido una operación ejecutada como “un cruce especial” en la Bolsa de Australia (ASX) para clientes de Argonaut Securities. Asimismo, para respaldar la venta, Ian Middlemas, presidente de la compañía, también participó en la operación y compró 2,8 millones de acciones en las mismas condiciones de plena competencia que otros inversores.

En el mismo comunicado remitido al organismo regulador, la compañía australiana ha continuado presionando al ministerio que dirige Teresa Ribera, destacando la importancia de la energía nuclear en un contexto energético como el actual y la legalidad de su proyecto en la mina de Retortillo. Un fantasma que sigue agitando pese a las continuas negativas administrativas, tanto del MITECO como del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) a través de diferentes informes y a nivel judicial.

“Hay noticias en la prensa española y europea que hacen referencia a que la energía nuclear se está valorando como una alternativa viable para disminuir la dependencia de Europa de la energía rusa. En este sentido, el gobierno francés ya ha dado la orden a su empresa estatal de energía, EDF, de establecer nuevos reactores como parte de su plan para reforzar la seguridad energética de Francia y vender más energía nuclear en el mercado energético europeo, y otros gobiernos europeos han comenzado a revisar sus políticas energéticas”, ha señalado la multinacional.

UN RALLY ALCISTA PURAMENTE ESPECULATIVO

Solo es una muestra más del tira y afloja que Berkeley mantiene con el gobierno y que saca a relucir en cada comunicado que publica para anunciar cualquier otra información, aunque no tenga relación alguna con la mina salmantina. “En opinión de Berkeley, MITECO ha rechazado la solicitud de NSC II de la Sociedad sin seguir un procedimiento legalmente establecido”, ha señalado la empresa, que considera que el Ministerio ha infringido la normativa sobre procedimientos administrativos en España, así como el derecho de defensa de Berkeley, “lo que implicaría que la decisión sobre el rechazo de la solicitud NSC II de la compañía no es legal”.

Berkeley ha protagonizado el mayor rally alcista de la Bolsa en lo que llevamos de año, anotándose una revalorización del 130% (especialmente en el mes de marzo) y un 260% si tomamos como referencia los mínimos alcanzados en diciembre. No hay motivos objetivos para fundamentar esta espectacular subida bursátil, sino que ha sido la especulación la que ha tomado el volante en este rápido ascenso.

De hecho, la propia compañía tuvo que asegurar públicamente que no tenían constancia del por qué de la situación bursátil que estaba protagonizando en España. Al cierre de la última sesión, Berkeley cayó cerca de un 6%, a pesar de haber anunciado una noticia positiva como es la solución acordada con el fondo de Omán para zanjar el litigio que mantenían desde hace meses. Una muestra más de la volatilidad que refleja el valor y el riesgo que conlleva para los minoristas mantener posiciones en la cotizada del Mercado Continuo.

Relacionados